¿Qué les van a decir?

A continuación leeré un poema titulado “¿QUÉ LES VAN A DECIR?”, escrito a las 5 de la mañana del día 12 de abril de 2002. que le he hecho llegar y por el cual he recibido de su despacho una hermosa carta y un fraternal saludo. TAL COMO SE ME FUE REVELANDO EN ESE INSTANTE ETERNO.

*El 11 de abril cumplía nuestra hija Gabriela 21 años, después de dos años combatiendo un cáncer que amenazó su vida. Le pedíamos a Dios y a la Virgen, al Dr. José Gregorio Hernández, que así como nos dieron el Don de la Vida, suficiente motivo para celebrar, nos diera el regalo de la vida del pueblo devolviéndonos al hombre que no debemos perder. Supimos ya lo que es el Destino de un pueblo bajo una Dictadura demoníaca como la que mostró su diente hostil el día 11, vivimos el primer día sin Chávez, y no fue bueno. Pero el día 14 vivimos el primer día con Chávez, nuevamente, y eso es bueno, incluso para los que hacen Oposición en forma honesta.


¿QUÉ LES VAN A DECIR?

Nos quitaron el LÍDER que hablaba de la VENEZUELA BONITA

El que renunció a su sueldo y declaró su pobreza

El que guardó su espada en nombre de Dios, la Paz y el Amor

El que hablaba en el nombre de Cristo

Y lo seguían los sacerdotes de los HUMILDES

El hombre que tocaba la llaga de los olvidados

Y llamaba “hermanos” a sus compañeros de armas
El hermano mayor de sus TROPAS

El protector de un pueblo

El capitán de la única nave que teníamos

¡Pero está vivo y no puede morir

por mucho que sea el cinismo de los TRAIDORES!

Así sea como esa vela que alumbra

El rincón donde están nuestros ángeles,

Nuestra Virgen y nuestros santos

Está amaneciendo, nace el día del ODIO

En cualquier lugar están matando a mi gente

Veo el Valle, la mañana gris,

Intensamente fría y persiste una lluvia triste

Pienso en él y en sus soldados

Tomo mi café, como él lo hacía

Y brindo por él, dondequiera que esté

Tanta inmensidad, estas montañas

Es lo único que se le parece,

No esa celda anónima donde se burlan de él

Me duele todo, me duele el Alma, el pecho

Y de ese dolor mi cerebro sólo dice estas PALABRAS

Mientras él esté vivo, y así muera

Será un símbolo de Verdad, de ESPERANZA

(aunque dudo que algún día volvamos a tenerla tan cerca)*

será una estrella moral, para medir nuestro DESTINO

y las acciones de los piratas ASESINOS

que ayer asaltaron la nave de la PATRIA.

No fue su PUEBLO quien lo entregó

Como hicieron con CRISTO

Envejeceremos, moriremos un día

Pero siempre nuestro corazón y nuestras ORACIONES

Llegarán hasta su CELDA mientras Él exista

Y a su tumba, si muere primero que nosotros

Yo apenas soy un Profesor y un Poeta
Pero he logrado comprender a este hombre

como comprendo a mis hijos

Y la mujer que me los ha dado

Y si por tener una verdad y decirla al viento

Se me persigue, debo morir y perderlo todo

Bien perdido estaré.

¡Qué le van a decir a los NIÑOS que lo aman!

¡Qué a las MUJERES que se acostaron agotadas de tanto llorarlo!

¡Qué a las que aún vigilan el horizonte con la ESPERANZA de verlo!

¡Qué le dirán a los ANCIANOS que avivaron su fe en sus últimos días!


¡Qué dirán los MALDITOS a un pueblo que pasó su vida Esperando!

¡Qué dirán los INDIGNOS a un pueblo que conoció LA ESPERANZA!

¡Qué dirán los TRAIDORES cuando lo veamos venir en la LEJANÍA!.


GABRIEL MANTILLA CHAPARRO

Valle de Santa Rosa. “La Guarida”. Santiago de los

Caballeros de Mérida, viernes 12 de abril de 2002.

5.30 am.


gabrielmantilla950@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2683 veces.



Gabriel Mantilla


Visite el perfil de Gabriel Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: