Computación: Un problema de Fé Religiosa

“Dios creó al hombre a su imagen y semejanza”, “el misterio de las tres divinas personas: padre, hijo y espíritu santo”, “María concibió por obra y gracia del espíritu santo”, “Cristo murió, al tercer día resucitó, ascendió a los cielos y está sentado a la diestra de dios padre”. Con todo el respeto de quienes creen en estas cosas. Allí no hay nada de racionalidad, de ciencia, de demostración. Creen quienes creen y punto. Nadie puede CONVENCER a otro de que Dios existe o no existe, pues no es un problema de convencimiento, sino de Fé. Se cree en Dios o no se cree. La creencia, la Fé no se demuestra, no se razona. Allí están los las escrituras sagradas de las grandes religiones judía, musulmana y cristiana. O los principios del budismo y del hinduismo. Y mas acá en nuestras latitudes, las creencias de los aztecas, de los mayas, de los incas, de los caribes, los timotocuicas, los yucpas. Y mas acá todavía el inmenso, enorme y respetable culto a la reina-diosa María Lienza, cuyo asiento se encuentra en la montaña de Sorte en Yaracuy. La Fé está en el corazón de aquellas personas que por convicción sienten que es así. Todo lo colocan en los designios de un Dios omnipotente y omnisciente, o de entes a quienes se les confieren poderes sobrenaturales.

Esa fue mi larga y cuasi esotérica respuesta a alguien que maliciosamente me inquirió acerca de lo que dijo la gente de INTERPOL de las computadoras supuestamente de Reyes y de los supuestos documentos que allí han salido y continuarán saliendo, como conejos de una barata función de magia. Profesor, ¿qué opina Ud. de lo que dijo la INTERPOL, o también va a decir que son lacayos del imperio?

Yo simplemente le dije: En eso cree quien quiere creer, dependiendo de su posición política, que mas que política es de disociación. Porque, ¿quién en su sano juicio puede creer realmente en esa puesta en escena, en esa especie de “performance” teatral, ditirámbico que hace el gobierno de Uribe, hoy avalado por la INTERPOL?. Ahora me imagino al legendario Raul Reyes sentado 20 horas diarias, durante 30 años transcribiendo información, correos electrónicos, manteniendo todo un aparataje tecnológico que ni “James Bond”, rodeado no de fusiles ni metralletas, sino de computadoras portátiles, “pentdrives”, discos duros encriptados, en las húmedas, lluviosas, selvas colombianas, con los respectivos dispositivos de memorias alternas, cargadores no de balas, sino de computadoras. ¿Quién puede creer semejante situación de un guerrillero, al que no le queda tiempo sino de guardar tamaña cantidad de información en apenas tres computadoras y unos “pentdrives”, que de paso, se salvaron milagrosamente de las bombas que cayeron sobre su campamento?. En qué tiempo pudo Reyes manejar (según la INTERPOL) “37.872 documentos escritos, 452 hojas de cálculo, 210.888 imágenes, 22.481 páginas web, 7.989 direcciones electrónicas, 10.537 archivos multimedia (de sonido y vídeos) y 983 ficheros cifrados”.
En palabras sencillas, (SIGUE AFIRMANDO INTERPOL) “se puede decir que este volumen de datos corresponde a 39,5 millones de páginas de Microsoft Word y, si todos los datos incautados estuviesen en formato Word, a un ritmo de 100 páginas por día, se tardaría más de 1.000 años en leerlos. Para descifrar los 983 archivos cifrados los especialistas de INTERPOL conectaron diez ordenadores entre sí y los hicieron funcionar todos a la vez permanentemente durante dos semanas”. De ser así, Raúl Reyes, mas que un mítico guerrillero de las FARC, era un genio de la informática que se hubiese hecho millonario trabajando para cualquier transnacional de las telecomunicaciones, para envida de Bill Gates.

En eso solo pueden creer los adoradores de “Hermes el iluminado”, Adriana Azzy, “el arquitecto de los sueños”, o conversos como los que ahora han salido al estilo del tristemente célebre traidor Baduel, o los sesudos analistas permanentes invitados de los programas de Globovisión, RCTV, RCN, CNN, y todo el entramado mediático que, sacudido por las transformaciones que vienen protagonizando los pueblos de América Latina, intentan generar matrices comunicacionales para justificar posteriores intervenciones en estas naciones, siguiendo el mismo esquema de Irak. Señores, si algo tienen estos pueblos ahora, es que sus niveles de formación, de conciencia se han elevado y continuarán creciendo, lo cual los coloca por encima de quienes pretenden seguir manipulando como lo hicieron durante décadas.

cecilperez@ucla.edu.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: