Diálogo Social o Fiesta Mexicana

Como "diálogo Social" calificó el gobierno del "obrero" presidente, el recién concluido proceso de negociación cupular con la derecha opositora en México, el cual derivó en otro recurrente fracaso al modo de la "fiesta Mexicana" del año 2014 liderada por el criminal prófugo Leopoldo López y su camarilla de delincuentes guarimberos.

Una "exquisita" mesa de diálogo de la manipulación política perversa para seguir engañando al pueblo venezolano con cuatro rondas de manoseo especulativo para tapar el entreguismo traidor (Chevron) que terminaron en francachelas, saraos y banquetes, y quién sabrá de otros bochinches tomando en cuenta que los jefes de ambas delegaciones (gobierno y oposición) son atrevidos promotores del desnalgue LGTBISTA de la ideología de género.

Es pertinente aclarar que él concepto "diálogo social" ha sido un término asociado al mundo del trabajo (según criterio de la OIT) en las relaciones sociales de producción capitalista, una terminología vinculada al manejo de las partes dialogantes para conciliar acuerdos de interés socioeconómico en el capital-trabajo.

En el caso de la nueva "fiesta mexicana" del "obrero" presidente y su gobierno antiobrero se utilizó el vocablo "diálogo social" como el viejo truco del pote de humo para una burla cobarde y miserable ante la angustiante necesidad material del pueblo trabajador venezolano, mientras la élite gobernante continúa limpiándose el trasero con el artículo 91 de la constitución bolivariana, allí está el descarado doble rasero.

*Véase el siguiente ejemplo: en la reciente entrevista difundida en el programa primera página de Globovisión hecha por el periodista Said Contreras al imbécil de Francisco Torrealba, (burócrata sindicalero corrupto y traidor de los trabajadores), quién fuera militante del partido "Alianza Bravo Pueblo" y ahijado de Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas y prófugo de la justicia, hoy ministro del trabajo y pupilo consentido del "obrero" presidente, quien dijo que él sueldo de un ministro es de setecientos bolívares y que él no cobra como ministro sino como trabajador del metro de Caracas; ustedes lectores creen eso?, para que tengan idea de quiénes gobiernan!

Hasta ahora todas las "mesas de diálogo" intentadas por el "obrero" presidente han fracasado, en las negociaciones del gobierno y la oposición, ocasiones dónde el gran ausente siempre ha sido el pueblo venezolano y los trabajadores; desde la primera mesa instalada el 12 de diciembre del 2016 con la mediación del Vaticano y Unasur; pasando luego al siguiente fracaso en la "mesa de diálogo" en República Dominicana, instalada el 11 de enero del año 2018 con la mediación del presidente Danilo Medina y representantes de México, Chile, Nicaragua, Bolivia y San Vicente.

Continuando el fracaso de las "mesas de diálogo" con la instalada en Barbados el 7 de julio del 2019 con la mediación de Noruega; y por último el reciente diálogo cupular instalado el 14 de agosto del 2021, que después de un año de extrañas negociaciones entreguistas del patrimonio soberano también fue un fracaso con pérdidas para nuestra maltratada Venezuela y los venezolanos.

Hagamos memoria y recordemos la fracasada trayectoria de la insistente negociación cupular improductiva del "obrero" presidente que ya no da pie con bolas y pretende seguir atornillado en el poder por los próximos ocho (8) años, claro si somos cómplices y se lo permitimos!, a quién ha gobernado y negociado todo de espaldas y sin consultar al pueblo y los trabajadores.

Las decisiones sobre los grandes intereses de la patria no pueden seguir siendo un simple acuerdo de élites y menos aún en medio de una profunda crisis económica, social y política como la actual, originada desde el mismo gobierno que se alejó del pueblo y traicionó a los trabajadores en nombre de una supuesta revolución que no se ve ni se siente, lo que percibimos es un modo de gobierno socialdemocrata de derecha con un marcado perfil neoliberal, éso es lo que caracteriza la gris gestión del "obrero" presidente y su gobierno de la nueva burguesía "revolucionaria".

Finalmente debemos tener presente los venezolanos que cualquier proceso de diálogo social o negociación de interés nacional, los acuerdos deben ser transparentes a la luz del día y contar con la opinión y aprobación del país todo, tomando en cuenta que la principal prioridad de los venezolanos es la restitución de los derechos fundamentales consagrados en la constitución bolivariana, como lo expresa taxativamente el artículo 91 donde el salario debe ser igual a la canasta básica familiar.-

Chávez, es el camino!

Feliz Navidad para todos..!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 864 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: