62,89% de votos por Chávez

62,89%

Los 7.161.637 votos reconocidos por el CNE al presidente Chávez le asignan un 62,89% del electorado. Reflejan un crecimiento tanto absoluto como percentual con respecto al 59.09% del referendo revocatorio. La ganancia de casi cuatro puntos podría haber sido mayor, teniendo en cuenta el enorme porcentaje de venezolanos beneficiados con las misiones, el crecimiento econòmico y el mejoramiento del poder adquisitivo, incluso de los sectores más pudientes, a los cuales se favoreciò con la prohibición de los créditos indexados, el lanzamiento de automóviles de fácil adquisición, el control de la inflación y la ampliación de las oportunidades en Educación Superior.

36,85%

La oposición vuelve a asentarse en su magnitud cercana al 40,63 % del referendo de 2004, con merma de casi tres puntos. Parecería ser su piso cuando su propia dirigencia no se empeña en suicidarse llamando a la abstención. No se puede adscribir la permanencia de tal indicador al voto de la clase media, que no constituye el 36,85% de la población. Por otra parte, ninguno de los intereses vitales de ésta ha sido tocado, y ni siquiera amenazado. El 36,85% no es respaldo a una figura política: el candidato opositor presentó una figura anodina; fue duramente atacado por opositores extremistas que lo incitaban a la violencia, y durante su ambiguo discurso de aceptación del triunfo de Chávez fue abucheado por su propia militancia. La cifra tampoco apoya a una organización: UNTC es un parapeto provisional, sin otro proyecto que obtener fondos de la NED. Candidato y organización no tienen más razòn de ser que el rechazo a Chávez. Tras la derrota, discursos de Leopoldo López en Chacao y de Julio Borges anuncian una vuelta al proyecto separado de Primero Justicia.

48,46%

El candidato Rosales se impuso al resto de la oposición con el argumento de que había sido elegido en el Zulia. En realidad, el movimiento bolivariano logró allí una mayoría de 53,14% en el referendo de 2004, y sólo fue derrotado en la elección de gobernadores porque desasistió a un candidato impuesto que no gozaba del favor de las bases. Así se entregó a una oposición minoritaria el estado quizá más importante demogràfica, estratègica y económicamente. En la elecciòn presidencial Rosales obtiene en Zulia 48,46% del voto zuliano contra 51,36% favorable a Chàvez. Con una política de consulta a las bases bolivarianas, ni el Zulia hubiera quedado en manos de Rosales, ni éste hubiera sido candidato.

25,12 %

Es la cifra de abstención, inferior al 30,08% del referendo en 2004. La oposición suma la abstención a su rechazo a Chàvez. Los bolivarianos la adscriben al rechazo a los escuàlidos. Lo cierto es que la abstención desciende cuando el voto decide la suerte del proceso o afecta directamente a la persona de Chávez. Muchos factores pueden haberla perpetuado. Primero, las largas colas debidas a la comparativa escasez de mesas en sectores populares y zonas rurales. Segundo, los problemas de traslado hasta los centros de votación en estos sectores. Tercero, la campaña mediática que amenazaba con disturbios y perturbaciones del orden público y con un cierre violento del proceso. Por otra parte, la falla en los mecanismos de cedulación, que a pesar de la Misión Identidad todavía no cubren a sectores importantes, pudo haber negado a muchos venezolanos de escasos recursos la posibilidad de inscribirse en el registro electoral.

51,36%, 53,77%

En el mapa rojo rojito, las mayorías menos marcadas se registran en Zulia, con 51,36% frente a 48,46% de los opositores, y en Mérida, con 53,77% frente a 45,9%. En Zulia, el resultado podría adscribirse al regionalismo nucleado en torno a un candidato local, y a la división de los bolivarianos. En Mérida, a cierto conservadurismo de la región, y al peso que en esta tienen las autoridades y personal de la Universidad de los Andes, asì como a la falta de entusiasmo de los bolivarianos por autoridades locales elegidas con sus votos que se han ido alejando de la perspectiva socialista del proceso. También es de considerar la baja de votos en Miranda.

40,93%

Es el porcentaje del MVR en la votaciòn total. En el bando bolivariano le siguen de lejos con cocientes màs modestos: Podemos, 6.3 %, PPT, 4.76 %; PCV, 2.93 %; MEP, 0.78 % ; UPV, 0.66 % ; Tupamaro, 0.59 %: Liga Socialista, 0.50 %. Quizá el MVR, creación personal de Chávez, es el partido que la gente identifica de manera más directa con él. Pero la organización por sí sola no ha tenido un poder de convocatoria capaz de vencer la abstención en los comicios donde estaba ausente Chávez, como sucedió con los relativos a la Asamblea Nacional. El moderado nivel de respaldo popular a otras organizaciones contrasta con su amplia participación en el poder.

13 ,48%

Es el porcentaje de la votación total de UNTC. La siguen Primero Justicia con 12.24 %; Copei con 2.21 %; URD con 0.73 %; MAS con 0.63 %; Convergencia con 0.52 %; La Causa R con 0.23 %; Bandera Roja con 0.16 %; Piedra con 0.04 %. La abstencionista AD desaparece del campo político. Casi lo mismo le pasa al MAS, Causa R y Bandera Roja, organizaciones que fueron de izquierda y murieron con la ultraderecha. UNTC, el parapeto ad hoc creado para Rosales, apenas supera en poco más de un punto a Primero Justicia. Sin dirigente de fuste ni programa, posiblemente se disuelva sin pena ni gloria.

0%

Es el porcentaje de error de las máquinas electorales. Rosales admitió a regañadientes sus cifras, al tiempo que las desacreditaba mencionando “otros resultados”. Pablo Medina fantaseó guarismos que no se creyó ni él mismo. La oposición, no necesariamente de buena gana, inicia el camino de la legalidad electoral y de opciones distintas del golpe de fuerza o la intervención extranjera.

100%

Es el porcentaje de bolivarianos en la Asamblea Nacional: la mayoría más alta posible. No hay Ley, no hay reforma que el movimiento bolivariano no pueda imponer. Esta fuerza no puede ser malgastada en minucias ni dejada sin uso. No usar un poder es cederlo al enemigo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4481 veces.



Luis Britto García

Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo. http://luisbrittogarcia.blogspot.com

 brittoluis@gmail.com

Visite el perfil de Luis Britto García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Britto García

Luis Britto García

Más artículos de este autor