Los generales franquistas Borges y Florido, llaman al gobierno a rendirse

Empiezo por admitir, no es mi culpa, que esto parece aquel extraño, tragi-cómico proceso legal seguido a Cantinflas en su gran película, una de las mejores del gran comediante mexicano, quizás la mejor, "Ahí está el detalle".

Julio Borges de Primero Justicia y Luis Florido de Voluntad Popular, es decir, dirigentes de las dos organizaciones que llevaron el peso de las guarimbas, quienes estuvieron y no en las reuniones de diálogo de República Dominicana, en una demostración de unidad férrea, declararon por separado a nombre de la MUD sobre lo que allí aconteció sin que nada de eso hubiese acontecido. Como "ligaditos" y coherentes con aquello que estaban y no estaban, coincidieron en admitir que estuvieron sin estar en ese diálogo, pero no estuvieron porque pese a lo acordado allí con el gobierno, "El inicio de las conversaciones depende de las garantías". Si uno entiende bien lo que dijeron, estuvieron en esa reunión y acordaron cosas; hoy se ha anunciado la suspensión de las inhabilitaciones para ejercer cargos políticos que pesaban sobre Rosales y Capriles y volverse a reunir el 28 próximo, además de la creación de un grupo de cuatro países con la función de seguir el desarrollo de las conversaciones y cumplimiento de lo acordado, pero "no se han iniciado las conversaciones", según los dos. Usted les vio, el presidente de República Dominicana también y les escucho hablar con gente del gobierno y también Rodríguez Zapatero, pero aunque no lo creamos, nunca estuvieron allí. ¿Quienes acordaron lo acordado? Sería esa como la pregunta de las 64 mil lochas, pues ellos, los agentes de la MUD, con el gobierno, no han iniciado conversación alguna. Es mentira del presidente de República Dominicana, de Rodríguez Zapatero, del gobierno y de ellos mismos, los opositores, cuando dan muestras que si estuvieron. Pues, como ellos dicen o mejor Luis Florido, "lo de República Dominicana son encuentros exploratorios. No es diálogo ni negociación". Algo así como, "yo me la llevé al río creyendo que era mozuela pero tenía marío", como cantase García Lorca. ¿Sabrá Florido quién es ese personaje? Lo dudo, tomando en cuenta su admiración por Trump.

Ya en el año pasado, la MUD y particularmente Capriles dejaron constancia como ellos asumen el diálogo. No es más que como un acto de rendición del contrario a quien presumen derrotado y no tiene otra cosa que hacer que rendirse. Por eso, desde esa época hasta hoy, insisten en concebirlo como una dinámica donde ellos ponen las condiciones y al gobierno no le queda otra opción que acatarlas. Para ampliar más el asunto suministro el siguiente link: https://www.aporrea.org/oposicion/a236637.html

Por eso, para ellos, como dijo Julio Borges su "compromiso de construir mecanismos para la solución política de la crisis, y darle una salida constitucional al régimen de Maduro."

Observe usted lector que para Borges, de lo que se trata es resolver la crisis venezolana dándole una Salida, la misma consigna de Voluntad Popular que ha servido para alentar las guarimbas y procedimientos ajenos a la legalidad, al régimen, palabra esta para dejar sentado que padecemos una dictadura, lo que utilizan para cubrir de legalidad y hasta dignidad sus procederes. Argumentación que pudiera servir para mantener el aliento de sus seguidores, pero en absoluto para conducir al diálogo.

Por su parte, Luis Florido de Voluntad Popular sostuvo, "Hasta que no estén acordadas las condiciones, las garantías y la agenda clara, nosotros no vamos a avanzar hacia el proceso de negociación. El inicio de las negociaciones depende de las garantías."

Tanto Borges, Florido y la MUD, coinciden en el mismo espíritu expuesto en las palabras anteriores y además en las proposiciones que hacen no a la Mesa de Diálogo, porque ellos insisten en decir que eso no es diálogo, sino como dice Florido solo "son encuentros exploratorios. No es diálogo ni negociación".

Pero las proposiciones, esas que Florido llama "garantías" y Borges la manera de darle una Salida al régimen de Maduro, por no formar parte del diálogo, sino solo eso, que forman una larga lista de peticiones, al margen o no de su pertinencia, las cuales al gobierno no creo le cueste mucho aceptar, como que ya puso en práctica algunas, deben ser aceptadas a cambio de nada. Como si ellos, Borges y Florido fuesen los comandantes de un ejército triunfante que impone al derrotado las condiciones ante el rendimiento.

Ellos hablan de "esas garantías" o "salida a la crisis", como previas para continuar el diálogo. Si usted lee la lista de ellas, necesariamente tendría que preguntarse y ¿luego de eso qué sigue? Al parecer nada que no sea ponerlas en práctica, pues el contrario se ha rendido. ¿Para qué seguir dialogando, si el rendido ya entregó todo, hasta la dignidad y quedaría desarmado como para no seguir peleando? ¿Cómo puede quién se ha rendido esperar algo del vencedor que no sean migajas? ¿Qué privaría para que la oposición en ese diálogo, seguido después de dadas las garantías, pudiese comprometerse algo? Pues nada. De donde se concluye que sólo se trata de asumir el asunto con la soberbia de quién se cree triunfador y al otro derrotado y rendido. Lo que nada tiene que ver con la realidad. En ese inicio de diálogo, después que el gobierno quede desarmado y desnudo, ellos los opositores no se comprometerían a nada, ni siquiera a desistir de las guarimbas, menos a reconocer, si no todo, por lo menos parte de todo el mal que han hecho. Menos a gestionar para que Trump suspenda las medidas por ellos solicitadas y el resto del bombardeo que nos lanzan en la guerra económica, empezando por lo de Dólar to day.

Pues ese es el error del sector opositor, quizás prevalido del apoyo que ahora le da Trump, creer que son vencedores y al gobierno y al pueblo no le queda más que rendirles pleitesía y entregar todas sus armas, empezando por la dignidad. Por eso, dicen que no hay diálogo, sino un momento en el cual esperan "las garantías", es decir que el gobierno se les rinda. Pues esa es la imagen además que quieren vender a sus seguidores, la de vencedores y hasta "libertadores", como llamaron a los guarimberos, distinta a aquella que es la verdadera, la de una oposición oportunista, improvisadora, incompetente a todo trance, disparatera hasta el cansancio, hasta el de los gringos, que pudieran estar dispuestos hasta cerrarle la cartera.

Llegan al diálogo, porque no les queda otro camino, más ahora que en sus elecciones primarias fracasaron, la abstención fue descomunal, hasta Gerardo Blyde, una de las figuras dirigentes del sector así lo reconoce, tanto como la dificultad que enfrentan para ganar las elecciones regionales, pero lo hacen con temor y hasta pena. Por eso, fingen de vencedores e intentan poner condiciones como quien "mató la partida" para engañar a quienes ya antes engañaron.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 481 veces.



Eligio Damas


Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /oposicion/a252410.htmlCd0NV CAC = , co = US