Quemar los resultados

En esta guerra político-económico-mediática, liderada por la Derecha violenta pareciera que vale todo. Desde actos atroces como quemar viva a una persona, matar a sus mismos guarimberos, disparar a civiles desarmados, ponerle precio a la cabeza de un PNB o GNB hasta burlarse de sus seguidores. Han sido meses marcados por la sangre, la provocación, el mensaje embaucador, la manipulación internáutica (redes sociales) y una incitación al odio que recuerda a la "raza aria" que llevó a más de seis millones de judíos a las cámaras de gas.

El pasado 16 de julio llamaron a un plebiscito que, aunque ilegal, es una expresión política que sacaron del malogrado sombrero de copas, a donde meten la mano para tratar de derrumbar al gobierno de turno. Esta vez, lo absurdo y falsario fue que, al final de la jornada, quemaron las actas antes de escrutar los resultados. Es decir, el opositor de a pie, el que tiene rabia, impotencia y razones lógicas para protestar, el que se paró temprano y afirmó las tres preguntas enmarañadas no sabe a ciencia cierta, cuántos como él votaron por una, dos o las tres interrogantes juntas.

Quemar los resultados es una afrenta al opositor que espera respuestas políticas convincentes. La política no puede ser una herramienta para "cuadrar" negocios, asociarse con extranjeros para controlar el poder, mentirle al ciudadano común y corriente menos a los que tienen conciencia política de lo que sucede y, aspiran un cambio de rumbo.

El respeto al otro es fundamental para adquirir jerarquía moral, ideológica y política. Si una persona vota por "A" o por "B" quiere saber cuántos como él hicieron lo mismo y qué van hacer los convocantes con esos resultados. Se supone que quienes convocan a una actividad poseen la suficiente capacidad mental para decir la verdad de los resultados obtenidos y, no inventar cifras y darle vuelta a las palabras para volver al mismo punto que había antes de la convocatoria.

¿Por qué se queman los resultados? Además de ser una manifestación palmaria de la inexistencia de un proyecto de país y una acción mediática diseñada milimétricamente por terceros con sede en EEUU, señalemos que desde el punto de vista ecológico "quemar basura genera un humo con gran cantidad de sustancias químicas dañinas para el hombre y contaminantes para el ambiente.

Así tenemos, entre otras, el monóxido de carbono, el dióxido de azufre, material particulado, metales pesados, dioxinas y furanos, y el dióxido de carbono, gas de efecto invernadero que causa el cambio climático".

Es decir, desde el punto de vista político, de sindéresis, la dirigencia opositora violenta no sólo se enriquece con los millones de dólares que le ingresan desde el exterior para cubrir "gastos operativos" que causen protestas anti gobierno, sino que, además, contaminan el medio ambiente, intoxicando aún más el pensamiento de los opositores-masa-pueblo y del planeta. Cuesta entender este podrido nivel de ejercer la política. A sus seguidores lo engañan y, a su vez, envenenan el ambiente. ¡¡Por Dios !!

Cualquier argumento expuesto para sensacionalizar ese acto de fuego contra su propia acción "plebiscitaria", choca contra una pared llamada: sentido común. La impresión que dan luego de esta quema (y no de Judas) es que están auto emboscados por la desesperación al no ver resultados inmediatos. Los tiempos se les está yendo de las manos. Están convencidos que mediante las redes sociales, la visita de ex presidentes corruptos y bandoleros, con "padrinos" imperiales y manejo de imagen para el marketing electoral, es más que suficiente para ocupar la primera magistratura. Craso error.

La conquista electoral de la Asamblea Nacional, fue un Kino que no habían comprado pero la historia se los regaló. Después, derrocharon ese inmenso capital que los ponía más cerca de Miraflores. Quizás aún no han entendido que el pasado registra lecciones claras sobre cómo tomar del poder y, no es justamente con soberbia, desprecio, ignorancia y odio como se logra. Para esta vanguardia opositora criminal los atajos resultan más atrayentes que convencer a un país mayoría con ideas claras, sustentables y sostenibles, simplemente porque no las tienen.

Por más temprano que te levantes no sale más temprano el sol, dice la sabiduría popular. En este caso particular pudiera parafrasearse al decir que, así quemen resultados "plebiscitados", asesinen a sangre fría, acaparen productos de primera necesidad, provoquen guarimbas y sigan órdenes superiores, esta Derecha criminal no tiene "palo en qué ahorcarse". Actúan con un narcisismo individual y colectivo, enfermizo, maligno, recurrente

Cuando el pueblo de los barrios, de los humildes y sinceros, el solidario y valiente, el militar de honor y conciencia, el profesional capaz y digno, en fin, los hombres y mujeres que llevan en la sangre el amor a la Patria salgan a la calle a poner orden, entonces, se darán cuenta que "los sueños no empreñan" y si "empreñan", abortan aberraciones cómo estás que promueve la MUD- Made en USA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 948 veces.



Elmer Niño


Visite el perfil de Elmer Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: