En síntesis

El 19 de abril el pueblo le baja las pantaletas al golpismo

A esas ridículas bravuconadas de la oposición terrorista, advertimos que la paciencia de un pueblo tiene un límite, y que después no vengan con su lloriqueo pidiendo cacao, cuando los sorprenda la ira de un pueblo cansado de aguantar tantas agresiones. Aunque dudamos que la ultraderecha tengan éxito en su convocatoria para este 19 de abril, pues cada vez son menos lo que caen en la trampa del fascismo, sin embargo consideramos pertinente recomendarle a los fatuos de la MUD: a que no insistan en jugar con candela, porque podrían terminar perdiendo el chivo y el mecate, tal como ocurrió el fatídico 24 de enero de 1848 en el Hemiciclo del Congreso Nacional, cuando se produjo la definitiva ruptura entre conservadores y liberales, tras dos décadas de continuos roces y enfrentamientos entre José Tadeo Monagas y José Antonio Páez.

Aunque en circunstancias distintas y con actores diferentes, hoy un "Poder Legislativo" sesgado y corrompido que lleva meses declarado en desacato por la Sala Constitucional de nuestro máximo tribunal, le será imposible moverle el piso a la revolución mediante un golpe parlamentario, al igual que en Hondura y Brasil. Y no podrán avanzar en esa dirección, porque acá en Venezuela los factores de poder no son permeables a las manipulaciones de los vende patria que muy pronto morderán el polvo de la derrota.

Por suerte, deseos no empreña, y ya la inmensa mayoría de los venezolanos están convencidos que la MUD es sencillamente una guarida de terroristas disfrazados de demócratas y que solo apuestan a cualquier tipo de atajos. Así, que existen razones de peso para vaticinar, que esta vez se quedaran con los crespos hechos quienes están emperrados en provocar un estado de conmoción nacional, con la nefasta finalidad de que ese elefante blanco llamado la OEA, se apiade de los recurrentes errores de una "oposición" que perdió la brújula y anda dando bandazos. Por eso decimos, que esos bates quebrados de la MUD están más perdidos que el hijo de Lindbergh, y quizás por ello sean tan ilusos creyendo que existen condiciones para que desembarquen los marines gringos en suelo patrio. Se fijan porque Dios no le dio cachos al burro.

Desde ya podemos imaginarnos el tamaño ridículo que harán Julio Borges, Ramos Allup y María Corina Violencia, cuando este 19 de abril el pueblo salga a las calles y haga que a los cobardes y lacayos se les caigan las pantaletas al suelo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2291 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: