Manuel en campaña

La policía regional del Zulia está de aniversario, este organismo surgido para garantizar la paz ciudadana y el resguardo de nuestros bienes patrimoniales, ha devenido en los últimos años en una organización desprestigiada y entredicha, más por la fuerzas de sus hechos, que por los comentarios y chismes de plaza pública. El asunto dejaría de ser notorio como de seguro será la misma fecha aniversaria, pero resulta que la vinculación de algunos comandantes, oficiales y altos burócrata de este cuerpo, con la delincuencia organizada, común y rateril es demasiada evidente y vergonzosa. En torno a esta dramática situación que padecemos todos los zulianos- incluso los que se rasgan las vestidura por la “zulianidad”-, el Defensor del Pueblo en el Zulia, Antonio Urribarrí, en su intervención ante la plenaria de la Asamblea Nacional, precisó que han hecho una investigación de lo que ha ocurrido durante los últimos seis años en la policía regional, específicamente lo relacionado con el derecho a la vida y los ajusticiamientos, y que sobre esa materia existen más de 40 causas de ajusticiamientos, donde están involucrados los funcionarios regionales.

Además Urribarrí ha tenido el coraje de señalar con pelo y señales al grupo “Los Intocables”, banda que se creó bajo la protección de los jefes policiales, quienes ejecutan robos de blindados, venta de drogas, sicariatos, préstamos de armas para cometer delitos, extorsión, el uso de las patrullas para traer armas, cometer secuestros, entre otros hechos delictivos. Unidos a estos casos mas que tenebrosos, se une la presencia en estas tierras, del sabueso y gualda espalda del señor Gobernador, López Sisco, personaje a quien se le imputa las masacres de Yumare y el Amparo. De este calibre son los hechos que a diario se producen en la Policía Regional. Ya el Comandante general de la guardia Nacional y miembro del Comando Unificado Anti Secuestro (CUA), ha anunciado seguir los pasos del Alcalde Dimartino en cuanto a la decisión de retirase de dicho comando, por las graves sospechas de la vinculación de algunos miembros con las bandas de secuestradores y paramilitares.

Ante esta calamidad, a Manuel solo se le ocurre realizar un acto en el Teatro Baralt, más con tinte electorero que otra cosa, y desde allí, acusar al defensor del pueblo regional de “delincuente común” y al propio comandante del CUA de “desestabilizar” su gobiernito. Rosales de nuevo está utilizando la vieja maña de gritar a cuatro esquina, “ahí va el ladrón, ahí va el ladrón”, cuando de verdad es él, quien ha amparado el maridaje entre delincuentes y policías para desgracia de todos los ciudadanos. Bien pudiera este “policía mayor”, aprovechar el aniversario para pasarle revista a lo que queda de sano en este cuerpo policial, y ofrecernos para el próximo aniversario una policía al servicio de los ciudadanos y no de las mafias vinculadas al delito, que es lo que en verdad con los hechos, anda ofertando en su campaña electoral en materia de seguridad ciudadana. ¿Será por eso su lema de campaña?: “quizás nunca lo conocerás por lo que dice, sino por lo que hace”, bueno en esta materia de violar la ley, Rosales ha hecho bastante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2258 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor