Quinto malo

La guerra fría de Mendoza hiela los estómagos

Claro, decir "la guerra fría de Mendoza" es darle demasiadas alas a una mosca que no tiene tamaño ni tentaciones para que un águila ante ella se detenga. Sin embargo, es inocultable que la perversidad criminal de Lorenzo Mendoza al pretender congelar los estómagos de venezolanas y venezolanos, tiene rango de guerra y no tan fría.

Lorenzo Mendoza es un capitalista, dueño de medios de producción y extorsión que le han permitido reproducir y acumular capital, a partir –también- del parasitismo o chuleo al Estado venezolano, por la vía de las divisas fáciles para la "adquisición de materia prima" que luego expende (cuando no acapara o administra) en complicidad con los bachaqueros, en el desarrollo de una estrategia de guerra planificada por el Pentágono y en la que se conciertan grandes transnacionales petroleras y del capital en general, distribuidores de alimentos, cómplices de aduanas y alcabalas, bachaqueros, pobres sicológicamente manipulados y sicoaterrorizados, además de narcotraficantes y paramilitares que se ocupan –fundamentalmente- de la desestabilización social de signo "político" o de inseguridad "común".

Con voz modosita pero de tono histérico ruega al gobierno del presidente Maduro que le afloje las divisas para salvar a Venezuela, al tiempo que financia y presiona con sus armas frías (no siempre de nevera) para derrocar cuanto antes a quien ocupa la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela por decisión soberana del pueblo venezolano y aval constitucional refrendado desde 1999 por fuerza constituyente.

El golpe contra Venezuela, su pueblo y su gobierno revolucionario Bolivariano y Chavista, sigue su desarrollo. Así lo ha reconocido el propio camarada Nicolás Maduro y nuestro Ministro de la Defensa y Comandante del CEO, Vladimir Padrino López, entre muchos otros quienes, por las calles y en nuestros puestos de trabajo y combate, sabemos que llegó la hora de la defensa integral de la Patria.

He dicho, a propósito de este tema -enfocándolo desde otro de los tantos ángulos de ataque utilizados por el enemigo- que si vamos a esperar la "aplicación" de la llamada Carta Democrática Interamericana o vamos a abortar al cartero. Hoy parafraseando ese mismo símil nos toca preguntarnos si vamos a esperar la congelación de los estómagos del pueblo venezolano o vamos a emboscar a quienes nos aplican su convencional guerra de "Cuarta generación" en el ámbito de la guerra económica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2733 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a226892.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO