Trastorno delirante megalomaniáco. Epidemia en la AN

La más ignominiosa posición legislativa vista alguna vez en la historia se está llevando a cabo en nuestra Asamblea Nacional, donde la gran mayoría parlamentaria descansa en la corriente neoliberal venezolana. La locura devenida por la victoria electoral, está provocando un “Síndrome de Trastorno Delirante Megalomaniáco” o sea un TDM, (los psiquiatras saben más que yo de eso) en todo el antichavismo sentado en los curules de la MUD, claro la ventaja es de ellos momentáneamente. Sin duda es de manicomio, y todos en Venezuela saben que lo origina, lo cierto es que se ven así mismo como los dioses haciendo leyes. Por cierto se dan unos pelones (esto a propósito), más largos que los batazos de Andrés Galarraga. A lo mejor esa es la crisis humanitaria en salud de Venezuela que ellos declararon y nadie los entendió.

Las iniciativas legislativas hasta hoy (shows mediáticos) rayan en lo absurdo. No son más que posiciones personalistas ante programas de beneficio común alentados por el gobierno bolivariano hacia todo el pueblo, especialmente a los más vulnerables. Nos avizora esto una debacle legislativa de grandes proporciones y por ende el acrecentamiento de una crisis de convivencia estatal entre derechistas y chavistas. La derecha tiene otra crisis pero en su interno y, por distintas causas. Sin duda esto traerá un descuadre en los beneficios sociales que se han logrado en los últimos diecisiete años.

En la Ley Arrebato a La Gran Misión Vivienda Venezuela, llamaron a la cámara inmobiliaria, los banqueros y usurpadores de tierras de cuello blanco. Ellos saben cómo sacarles del bolsillo recursos monetarios a los compradores de inmuebles. Fueron estos sus asesores y así cobrarán su gasto pasado, en los comicios electorales.

En la Ley de Producción Nacional, llamaron a los eternos vendedores de productos importados y envasadores pero colocan en las etiquetas “HECHO EN VENEZUELA”, para que se chupen los dólares que trae el petróleo y como será una ley, hay que cumplirles.

Quieren reformar la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, ya es un hecho y la propuesta solo es conocida por ellos. Lo mejor es que, llamaron solo a los únicos que la pueden violar, la “Cámara de radio”. Operadores privados y dueños de empresas de radio, televisión y todo tipo de telecomunicación, explotadores del Espectro Radioeléctrico Nacional. A los usuarios los dejaron fuera, o sea televidentes, radioescuchas, técnicos, los que usan telefonía, internet, redes sociales, etc.

En la Ley De Amnistía y Reconciliación Nacional, llamaron para asesorarse y los ayudaran en su contenido, a nada más y nada menos que a los beneficiarios de esa ley o sea a los criminales terroristas. Ellos creen que tienen esa potestad, porque los escogió Dios para eso y dejaron por fuera a las víctimas. La reconciliación no se ve en ninguna línea. A lo mejor proyectaran una ley que les impida el reclamo (a las victimas), claro no las llamaran tampoco para redactarla.

A lo mejor se les ocurre reformar Código Penal Venezolano, entonces llamarán a los delincuentes para preguntarles que penas de cárcel pueden pagar por los delitos cometidos. Claro a sus colegas no los pueden quedar por fuera.

Si en las reformas entra Ley Orgánica de Educación, llamarán, estoy seguro, a la Cámara de Colegios Privados para que opinen cuanto se puede cobrar por la educación porque como el petróleo esta barato, entonces la gratuidad educativa venezolana (larga tradición) es inviable y es un modelo fracasado.

Si la reforma es en la Ley Orgánica de Procesos Electorales, adivinen a quien le van a preguntar y que la escriba… pues a SUMATE y entonces el conteo de votos será manual porque es más seguro y serán las televisoras privadas las que den los resultados antes de cerrar mesas, pues eso dará mas sintonía a estas empresas y se pelearan por decir o transmitir quien ganó, primero. Además esa prestadora de servicio será quien cobre el tubazo. Las actas serán quemadas porque después de los resultados de los medios, a llorar al valle.

Le pegaron el ojo también a Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras. Bueno, entonces ya sabemos que serán los patrones, dueños de empresas, industriales, fedecamaras y otras patronales los asesores. Ellos si saben lo que les conviene a los empleados; horas de trabajo, salarios, rendimiento, seguros, turnos, seguridad laboral. Porque los obreros son brutos y flojos, además son analfabetas de sindicato y no estarán a la altura de los acontecimientos.

Ni siquiera nos imaginamos lo que se nos avecina en materia legislativa, toda la jurisprudencia será trastocada. La verdad será asesinada, la legalidad ira al exilio, la justicia será encadenada, y la prepotencia será la máxima expresión de los que hoy creen que compraron El Estado Legislativo Venezolano. Se creen todopoderosos y sabiondos llenos de espíritu santo (a lo mejor los bañó la cúpula eclesiástica venezolana). En Venezuela nadie sabe nada de leyes o conveniencias nacionales, solo los coronados con la victoria mayoritaria del 6D.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1132 veces.



Pedro Barrera


Visite el perfil de Pedro Barrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Barrera

Pedro Barrera

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a223589.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO