Venezuela. Por qué La Constituyente

Tal parece que los venezolanos no podremos ver luces de paz durante un largo periodo. Una irracional pugna política que se adentro a las venas del estado venezolano ya ha asomado la intensificación y será muy difícil un acuerdo para apaciguar la ganas de saborear el poder tanto de unos como los otros, aunque el chavismo (mi corriente política) mantiene la jefatura del estado, los subordinados quieren derrocarlo a costa; hasta de las matas, sin contar las vidas humanas que infamemente los lideres opositores llaman sacrificios necesarios o perdidas valiosas para sus fines. A los que luego tildan de mártires, héroes y hasta bautizan avenidas con sus nombres. Hipocresía de alta ralea.

Desde 1999 la derecha nacional no le ha dado descanso a su envidia por el poder que ganó el chavismo. No le perdonan al pueblo que, según su modo de pensar (derecha clasista), le dio el poder a los cotizuos, a los sin dientes, a los raposos, a los cañita, a los polvorientos, a los sudaos y hediondos y a un militar que también fue golpista (1992). Esta recalcitrante forma de llevar la política (aprendida de USA), los ha llevado a batallar sin descanso y sin medida, pero fracasadamente, hasta llegar al día de hoy donde matan gente como sea, a quien sea y donde sea, solo para recibir prebendas del exterior, donde sin duda tienen grandes e influyentes amigos y aliados, y poder así sembrar terror en la población para coronar su fin politiquero.

Hoy ya no es un conflicto entre oposición y gobierno. La llamada oposición es parte del estado venezolano veremos porque: Aunque en desacato, la llamada oposición tiene mayoría en La Asamblea Nacional. Tiene alcaldías a lo largo del territorio nacional que planean y/o apoyan el terrorismo, varios gobernadores de estados regionales que hacen las veces de jefes terroristas, y ahora se les unió a la guarimba la fiscal general que forma el triangulo en El Poder Ciudadano, (con La Contraloría General de La Republica y La Defensoría del Pueblo) pero que a pesar de esta situación, sigue siendo parte del estado venezolano y dejando a este poder con dos patas solamente para su debido funcionamiento. La idea vendida de conflicto entre oposición y gobierno es falsa, tiene su propósito o su objetivo sobre todo en el ámbito internacional.

La oposición en Venezuela también es estado, y tiene responsabilidades que debe atribuirse en su conducción y en el desastre que se ha ocasionado al país. Tiene sus tentáculos en toda la inoperancia nacional, desde las empresas privadas, pequeñas y grandes (incluyendo medios de comunicación), hasta en las instituciones oficiales en su desempeño a lo largo del territorio nacional. La oposición venezolana desde el corazón del estado ha cometido delitos contra la nación en foros internacionales, contra el pueblo dentro de Venezuela (guarimbas) y contra el estado desde el mismo estado (usurpar funciones y querer asumir un estado paralelo, plebiscito, nombramientos, condenas, etc.). Y lo peor es que tiene intenciones de auto perdonarse, cometiendo tamaño fraude legal, y tan político como criminal con la fulana e írrita ley de amnistía.

La dimensión del conflicto venezolano lo hace difícil de solucionar por caminos normales o bien sea legales ordinarios. Nunca la oposición reconocerá derrotas electorales, sus antecedentes lo demuestran. Los chavistas no dejaremos a añagazas leguleyas actuar en nombre de la ley. El chavismo tiene pueblo y lo acompaña la emoción y la paz. La oposición tiene empresas, mercenarios mediáticos, asesinos paramilitares, otros poderes del estado y quintas columnas que la hacen peligrosa y mortal. Esta situación hace innegociable ceder una pizca de reconocimiento hacia el otro y recrudece las ansias de destrucción del antagónico. El chavismo tiene el poder ejecutivo anclado sobre la legalidad y el apoyo institucional de otros poderes del estado, legales y actualizados, así como también la gran mayoría del pueblo.

Una realidad producto de la diatriba venezolana son las discusiones sobre nuestra situación en los escenarios exógenos. Hay países que rechazan el gobierno progresista venezolano por ser o parecer de izquierda. Cuando la discuten (nuestra situación) rayan en la total ignorancia de nuestra constitución y la realidad de país. En la OEA cometieron y cometen fraude político y diplomático en contra de la patria de Bolívar. Poderosos países de la unión europea y norte América amenazan flagrantemente al país y sin recato alguno. Narcotraficantes colombianos y gringos hacen lo mismo desde sus centros de poder y países envestidos de legalidad. Esto hace parecer a una Venezuela acorralada solo porque gritó que quería ser libre de la hegemonía imperial y capitalista.

El estado está en conflicto. Los actores en riña contrarios al chavismo no reconocerán elecciones algunas si no salen victoriosos. Los actores chavistas no dejaran que se les arrebate sus conquistas legales y legítimas. La sangre derramada de inocentes y culpables ya mancha el suelo venezolano. Nuestro país ya no sueña ni despierta en paz producto del terrorismo fascista de los opositores, los gringos, y los colombianos paracos importados para desatar caos en nuestros lares. Nuestros lugares lucen sombríos, resecos llenos de soledad y miedo debido a las guarimbas llenas de locura, drogas y sangre. Los medios disparan artillería mortal a la moral y el ánimo del venezolano y se ríen en nuestras caras por su participación en esta guerra.

Los generadores de la guerra venezolana solo buscan una cosa, anular la Constitución de La Republica Bolivariana de Venezuela de 1999 (CRBV). Así se termina con el nuevo estado venezolano. En su referendo aprobatorio se le opusieron y hoy es mentira que ya la asumieron. Sus proclamas y sus vivas constitucionales solo son retorica trasnochada para ganar adeptos en el exterior ya que aquí los conocemos y no engañan a nadie.

A grandes males, grandes remedios reza un adagio. Ninguna elección calmará los ánimos, eso está demostrado. La fuerza militar no se prestará para la ilegalidad. El pueblo no soportará tanto asedio terrorista y tiene ganas de salir para impartir orden. Jamás la derecha venezolana compartirá el poder con los chavistas (la mayor fuerza política popular). Así que queda un solo camino, abrir la constitución y preguntarle por una salida. Esa misma constitución nos dará una salida: sin muertes, con racionalidad, sin conflictos, amparada en ese estado que nos regalamos en 1999 y que jamás cambiará.

Nuestra CONSTITUCION DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA en su título IX "De La Reforma Constitucional", está claro un señalamiento u ordenamiento constitucional que podría servir como paradigma para buscar soluciones al conflicto. Esto se deriva porque nuestra constitución está siendo ultrajada y apartada de la posible solución de esta pelea (todos quieren una solución pero ningún opositor la invoca). Al parecer los diálogos se niegan a ser una salida lógica o pragmática, además que los elementos enfrentados hacen parte del estado, y no comparten ideales semejantes en pos del beneficio común de la población, alejándose cada vez más el desempeño optimo, que debieran tener, como órganos superiores de nuestro estamento político-social que son.

Soy de los que piensan que esta convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente es pertinente. Si juzgamos el momento de evidente peligro que representan; el foquismo violento; La amenaza de la violencia como única forma de lucha de sectores derechistas nacionales; el apoyo de La Fiscal General evidente a esta violencia; el foro internacional de países viciados en violencia y corrupción pretendientes y apoyadores de una intervención armada a nuestro país por parte del gigante guerrero del norte; la necedad de una asamblea nacional en querer derrocar al presidente Maduro por vías extra constitucionales e ilegales; el acorralamiento económico de los grandes financistas internacionales a Venezuela que se observa; la desvalorización sistemática de los otros poderes del estado, incluyendo a La Fuerza Armada Nacional Bolivariana por parte de la mediática y poderes nacionales e internacionales;

Otras situaciones dadas son; la infección de odio a la fuerza pública garante de la paz dentro del territorio; al asesinato sistemático de líderes chavistas; el asedio y el ataque físico contra la infraestructura de órganos estadales que han beneficiado a las mayorías y que deben funcionar normalmente; el apoyo al fascismo y la desobediencia al ordenamiento dado por el papa por parte de las cúpulas eclesiásticas; la inoculación del odio racista, político y social de los medios de comunicación a toda la población activa y pasiva de las guarimbas; la especulación, el acaparamiento, y la distribución cartelizada de los alimentos de primera necesidad; la anulación de la producción nacional; el mercado criminal de las divisas recibidas desde el estado por parte de particulares; la intromisión grosera y ofensiva al sentimiento nacional por parte de criminales políticos latino americanos aprovechándose de nuestra situación.

Todas estas realidades y otras acometidas por parte de instituciones o personas con mucho poder nacional e internacional, hacen prever que no habrá ningún sosiego producto de negociaciones políticas. Un nuevo amanecer constitucional si sería una esperanza de paz y entendimiento entre las partes en conflicto. Una Asamblea Nacional Constituyente que amplíe, reordene e introduzca nuevos ordenamientos lógicos donde converjan ideales de unos y otros. Una nueva conversa desde los fundamentos donde los acuerdos jurídicos, sociales, políticos y de construcción nacional se adecuen al futuro del país que obligatoriamente tiene que ser de paz y convivencia pluricultural, de reconocimiento universal ideológico, de respeto verdadero a la condición humana de iguales en la sociedad, un país donde la palabra para la paz tenga más peso que el dinero, el odio y la violencia, en fin un país donde una asamblea de constitucionalistas sea el faro de la esperanza, la verdad y la libertad integral de los agraciados que nacimos en esta patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Pedro Barrera


Visite el perfil de Pedro Barrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a250159.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO