El juego perverso de la oposición

La oposición sigue empeñada en transitar el camino antidemocrático. Los distintos sectores desarrollan estrategias diferentes y coinciden en reservarse el atajo antidemocrático como alternativa definitiva. Se trata de un juego perverso que unifica a los enemigos de la Patria.

Por su parte el cogollo de Acción Democrática ha iniciado una deleznable campaña nacional por la abstención. El adecaje decadente no quiere ir a las elecciones Presidenciales porque no tiene ninguna posibilidad de victoria. No tienen candidato propio y tampoco tienen votos para ocupar un espacio político importante.

La jugada del cogollo adeco está dirigida a mantener la apariencia de segunda fuerza política nacional por el número de alcaldías que aún controlan. Su objetivo es prepararse para las elecciones de Gobernadores, Alcaldes y Legisladores Regionales del año 2.008. Sin abandonar sus aspiraciones de una salida antidemocrática que les permita asaltar el poder como lo hicieron con Carmona Estanga y Carlos Ortega desde FEDECAMARAS y la CTV, respectivamente.

Con la política de abstención (aunque demasiado frágil), el cogollo adeco se coloca en sintonía con las instrucciones del Gobierno de los EEUU y mantiene una relación que le permite disfrutar de la bendición financiera para alimentar sus nefastas acciones contra la Democracia Participativa y Protagónica.

Otros factores de la oposición se debaten en unas Elecciones Primarias que cada día se tornan más difíciles y lejanas por el mismo carácter antidemocrático de quienes las proponen.

A Teodoro no le interesan las Elecciones Primarias porque sabe que la participación será tan insignificante que terminará de debilitar cualquier candidatura de oposición. ¡Imagínense unas Primarias con 800.000 electores! Teodoro se conforma con ser el candidato de predilecto del Gobierno de los EEUU y sabe que no tiene nada que perder, ni posibilidades de ganar. Tampoco tiene tiempo para construir una organización política con el objetivo de prepararse para una posterior participación más sólida. Teodoro mantiene en su discurso la posibilidad de un retiro de la candidatura para jugar a la deslegitimación del proceso electoral y con ello deslegitimar a Chávez como Presidente y al mismo tiempo propiciar una intervención extranjera con las características propias de este tiempo de transnacionalización de capital y globalización económica.

Julio Borges tiene a SUMATE como aliado fundamental para propiciar unas Elecciones Primarias que le permitirían salirse elegantemente del proceso electoral y al mismo tiempo garantizar la continuidad en el financiamiento que vienen recibiendo desde los EEUU a través de organizaciones diseñadas para trabajar contra la Democracia Participativa y Protagónica. Julio Borges sabe que este no es su momento político y que su objetivo fundamental es mantener el embrión de una organización (política y económica) con una orientación abiertamente de derecha y para ello le resulta imprescindible el apoyo financiero del Gobierno Norteamericano.

En este cuadro político electoral, es necesario considerar la candidatura de Manuel Rosales a quien hemos señalado anteriormente como el candidato con más posibilidades de asumir la responsabilidad de representar a la oposición y desarrollar una perversa estrategia que busca deslegitimar el proceso electoral y la reelección de Chávez como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Pretenden convertir la Gobernación del Estado Zulia en la plataforma de conspiración contra la Democracia Participativa y Protagónica.

Pronto veremos un despliegue propagandístico para promocionar la candidatura de Manuel Rosales y escucharemos un discurso que busca quitarle legitimidad al proceso electoral y advierte sobre su eventual retiro porque las condiciones exigidas al Poder Electoral no son satisfechas.

El juego perverso de la oposición está al descubierto. Su presencia en el proceso electoral puede tener un carácter temporal. Saben que no tienen posibilidades de victoria, ni votos que defender. Intentarán desprestigiar al Poder Electoral por todos los medios. Su intención es arrancarle legitimidad a las Elecciones Presidenciales para desconocer la reelección de Chávez y, con el apoyo del Gobierno de EEUU, propiciar acciones desestabilizadoras. Se desgañitaran gritándole al mundo que la reelección de Chávez no es legítima, para ello cuentan con el andamio de las transnacionales de la comunicación y las pretensiones hegemónicas del Gobierno Norteamericano.

Ahora bien pudiera ocurrir que el Gobierno de EEUU comprenda que en América Latina no hay condiciones para una intervención violenta (como lo hicieron en Irak) y se sienta obligado a entrar en el juego Democrático. Para ello necesita imponerle un candidato a la oposición. Solo así puede haber Elecciones Primarias de la oposición.

En cuadro electoral está matizado por el juego perverso de una oposición que se olvidó del país y solo atiende las órdenes del Gobierno de EEUU y trabaja contra los intereses de la Patria…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3165 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: