Agenda oculta: Lo que la oposición nunca nos dirá

"Sólo una crisis real o percibida, produce auténticos cambios. Cuando esa crisis sobreviene, las medidas que se toman dependen de las ideas que flotan en el ambiente."

Milton Friedman /Libertad Capitalista

A finales de los sesenta, el departamento de estado comenzó a becar a estudiantes latinoamericanos para que fuesen a Chicago a estudiar economía con Milton Friedman y luego regresaran a sus países a impartir clases en las universidades.

El primer experimento de la teoría de Friedman fue Chile, al principio de los años 70, donde los seguidores de Friedman aprendieron a explotar una crisis de gran escala.

A la llegada de Salvador Allende al poder, el presidente de los Estados Unidos de aquel entonces: Richard Nixon, ordenó al director de la CIA que hiciera chillar a la economía chilena.

Sabotearon la economía chilena, para crear una gran crisis económica (sobre esto, sobran testimonios avalados por documentos desclasificados de la CIA, en el gobierno de Bill Clinton), con lo cual ablandaron y desmoralizaron la base popular del gobierno, lo que permitió el éxito de un golpe militar, encabezado por Augusto Pinochet.

Apenas asumió el gobierno, Pinochet suprimió el control de precios, privatizó empresas estatales, eliminó aranceles de importación y redujo el gasto público. Más tarde, Friedman reconoció abiertamente la importancia del experimento chileno: "Se trataba del primer caso en que un avance hacia el comunismo daba paso a un avance hacia el libre mercado". Pero al cabo de un año hubo una inflación del 375% anual, la más alta del mundo. En marzo de 1975 Friedman fue a Chile y a pesar de los efectos de las políticas liberales, le exigió a Pinochet la aplicación de políticas de shock. Pronto se evidenció que las políticas de Friedman favorecían a los ricos en perjuicio de los pobres. Se calculaba que una familia pobre tenía que gastar el 75% de sus ingresos en comida y viajar en autobús o tomar leche, era un lujo. Pinochet acabó con la distribución gratuita de leche en las escuelas.

El ex-embajador de Allende en Washington, Orlando Letelier, el mismo año en que lo asesinaron (1976), escribió: "El plan económico (de Friedman-Pinochet) tenía que imponerse por la fuerza, y en Chile, esto sólo podía conseguirse por medio de miles de asesinatos, el establecimiento de campos de concentración por todo el país y el encarcelamiento de más de 100 mil personas en 3 años."

El establecimiento de políticas neoliberales, como las que siempre impone el FMI, tienen que realizarse en el marco de una enorme represión a los sectores medios y bajos de la población, ya que son esencialmente medidas profundamente impopulares. Para muestra, en Venezuela tenemos un botón. Las medidas económicas tomadas por Carlos Andrés Pérez en 1989 fueron el detonante de una revuelta que marca la historia de Venezuela: El Caracazo.

Los principales puntos del plan conocido como "el paquete" fueron:

* Liberar las tasas de interés.

* Liberar el control de cambio .

* Liberar los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones de la cesta básica.

* Aumentar las tarifas de los servicios públicos como luz, agua, teléfono y gasolina .

* Eliminar progresivamente los aranceles de importación. * Reducir el déficit fiscal a un máximo de 4% y congelar los cargos de la administración pública.

Estas medidas formaban parte de una estrategia para "equilibrar la economía" con la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) y un financiamiento de 4.500 millones.

El resultado económico de las medidas impuestas por el FMI y aplicadas por CAP, fueron: la economía sufrió una contracción de 8,1% en 1989 y la tasa de inflación alcanzó 84,5%.

La pobreza, según cálculos de Agroplan, abarcaba a 62% de la población, 30% de la cual se encontraba en pobreza absoluta.

Todo eso, por supuesto que generó reacciones del pueblo venezolano, que finalizó con una represión del gobierno, que se tradujo en una masacre de más de 3.000 compatriotas.

La actual dirigencia opositora disfraza sus intenciones con ardides como la crítica al gobierno o sofismas muy bien adornados; por ejemplo, Leopoldo López afirma que "Los controles de precios atentan contra el consumidor. El gobierno nacional sólo se preocupa por beneficiar una economía de puertos que genera empleos en otros países y destruye la producción nacional"

(https://www.facebook.com/leopoldolopezoficial/posts/110849645678104) Este es un ejemplo de cómo a través de la crítica ellos esconden una verdad con una mentira: la verdad es que ellos eliminarían el control de precios para que la especulación impere, y la mentira es que ellos no crean en la economía de puertos, porque fueron sus familias las que se enriquecieron con ese tipo de economía. La fortuna de la familia Mendoza (a la que pertenece Leopoldo López Mendoza), no es precisamente el producto de su esfuerzo productivo, sino de lo que se han chupado de la teta del Estado venezolano. Pero distrae la atención de esa primera frase: "Los controles de precios atentan contra el consumidor." con su falsa crítica a la economía de puertos.

La oposición venezolana, nos quiere hacer creer que es falso que comerciantes o productores puedan especular. Sin embargo, es interesante ver, cómo el actual presidente de Panamá Juan Carlos Varela, quien proviene de una de las familias más ricas de ese país y forma parte de uno de los grupos empresariales más poderosos de Panamá, una de las primeras medidas que adoptó al llegar al gobierno fue el establecimiento de control de precios. Supongo que hizo eso porque él conoce al monstro desde sus entrañas ¿Será que nos creemos que los hijos de los millonarios de aquí (Leopoldo López; Henrique Capriles y María Corina Machado) desconozcan la avaricia empresarial y comercial?

Un panfleto intitulado: "llamado a los venezolanos a un acuerdo nacional para la transición", que aparece publicado en la página web del partido Voluntad Popular, es un compendio de sofismas de la oposición. Tomemos uno de esos sofismas donde podemos develar parte de sus intenciones en lo económico:

"Insertar nuevamente a Venezuela en los circuitos financieros internacionales y obtener de ellos los apoyos económicos necesarios para superar las dificultades del corto plazo…"

(http://www.voluntadpopular.com/index.php/ver-noticia/8-noticias/2330-llamado-a-los-venezolanos-a-un-acuerdo-nacional-para-la-transicion) Como podemos ver, es una forma muy adornada de decir que, con un gobierno de la oposición, volveremos a caer en manos del FMI y regresarán las medidas de Carlos Andrés Pérez.

Ningún líder opositor nos dirá claramente cuáles son las medidas económicas del "cambio" que ellos proponen; porque tendrían que decirnos lo mismo que se atrevió a decirnos Carlos Andrés Pérez.

Hoy, la oposición apela al "voto castigo" que es un voto irracional; que sólo acude a nuestros sentimientos y no a nuestra razón, y mucho menos a nuestra ética. Ellos nos quieren hacer sentir que la actual dificultad tiene 16 años y que si no salimos del gobierno, nunca saldremos de ella. Ellos saben que el boicot que nos están aplicando no puede durar mucho y es por eso que arrecian su ataque, sus mentiras y su casquillo.

En nuestras manos, pero sobre todo en nuestra consciencia, está la posibilidad de que ellos nunca materialicen sus criminales intenciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1981 veces.



Juan Carlos Valdez


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: