Voces contra el Imperio

Guerra avisada de cara a las elecciones parlamentarias de 2015

Las grandes mafias mediáticas nacionales e internacionales y su clase política burguesa no pierden oportunidad para hacer lo que mejor saben hacer: jugar sucio y manipular las informaciones para crear una falsa percepción de la realidad venezolana, de forma que permita condicionar la psiquis del pueblo en favor de sus intereses políticos de cara a las elecciones parlamentarias del próximo año (2015).

¿Dónde fue a parar la ética profesional de los periodistas y de los políticos burgueses?
Para la burguesía, la “ética” siempre ha sido un falso código, una expresión hueca, maleable y poco rentable si no sirve a sus propósitos. La burguesía conoce bien el poder de influencia de sus medios de difusión de informaciones, capaces de crear falsas realidades y masas enfermas disociadas dispuestas a creer ciegamente cualquier mentira, por más absurda que sea, o incluso, dispuestas a servir de carne de cañón en acciones violentas. Los falsos valores y la poca seriedad periodística de los medios de la burguesía son inútiles para la burguesía si estos no benefician a sus propósitos políticos.

Los medios privados tienen que vender la matriz de opinión que más convenga a sus patronos y su clase política. Ello explica que los logros políticos y sociales de la Revolución Bolivariana no sean noticias en esos medios.

Es fácil avistar la parcialidad política de los medios privados. Para éstos, en Venezuela no existe ninguna guerra económica; el contrabando tampoco existe; el asesinato del diputado Robert Serra fue por luchas internas de poder; y todo lo que sucede en el país (así como la escasez de algunos productos, la especulación, el acaparamiento, la corrupción, la delincuencia, etc.) es responsabilidad exclusivamente del gobierno, etc.

Los medios y la clase política no sienten vergüenza por sus descaradas mentiras y por la sembrar intrigas. Es precisamente ésa la ética que defienden.

Nos dicen también que “las restrictivas políticas económicas del gobierno impiden al mercado regular la economía y solucionar todos los problemas económicos del país”. De ésta manera ocultan al verdadero responsable: a la burguesía parasitaria-rentista-importadora venezolana, al tiempo que dicen “el socialismo ha fracasado”, cuando lo que realmente ha fracasado en el país es el capitalismo rentista-petrolero.
Para las mafias de las comunicaciones “los fines justifican los medios”, por más falsos y perversos que estos sean.

Las mafias mediáticas privada y la clase política de la burguesía venezolana se han adelantado al juego, y desde muy temprano le han declarado la guerra al pueblo y a la Revolución con vista a las elecciones parlamentaria. Ahora calculan bien sus pasos. Lo que no pudieron hacer mediante el golpe de Estado de 2002, el sabotaje petrolero de 2002-2003 y los innumerables intentos de magnicidio y de provocar una guerra civil, ahora lo intentaran por la vía de un golpe parlamentario. Ellos han manifestado abiertamente que, de obtener la mayoría parlamentaria en 2015, derrocarán “legítimamente” al presidente Nicolás Maduro y convocaran una nueva Constituyente para desmantelar todos los avances en materia de leyes y conquistas sociales de los últimos 15 años.

Reza un dicho popular que “guerra avisada no mata soldados”.
Es momento de convocar a la unidad de todas las fuerzas revolucionarias. Es momento de arreciar la batalla contra la desinformación mediática; es momento de la batalla de las ideas, de los valores y de la ética socialista; es momento de arreciar en la batalla contra el contrabando, la especulación, la escasez, la corrupción infiltrada.

La burguesía se burla del pueblo y del gobierno revolucionario porque se creen intocables por la justicia. Conoce la debilidad del Estado burgués y del sistema judicial. La burguesía prepara más acciones desestabilizadoras, más guerra mediática y más guerra económica de cara a las parlamentarias de 2015. Buscará generar más escasez y especulación porque entiende que obtendrá más provecho político.

¿Qué hará el gobierno y el sistema judicial al respecto? La clave reside en la justica. Cuando el burgués mediático-manipulador, especulador, acaparador, contrabandista sienta el mazo de la justicia, comenzará a respetar al pueblo y habremos recuperado terreno en la batalla.

Más que logros revolucionarios (en vivienda, salud, vialidad, productos básicos, etc.), el pueblo venezolano quiere justicia; quiere ver las caras de sus enemigos burgueses atrapados en actos delictivos. El pueblo quiere verlos en presión y que recaigan sobre ellos las más duras condenas y que sus bienes mal habidos les sean confiscados por el Estado.
El pueblo quiere saber qué se inventaran los medios privados y los políticos burgueses para defender lo indefendible.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3000 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: