Pildoritas 107 (año VII)

¿Qué se requiere para que el diálogo se restablezca?

Cómo sabemos, aunque lo que aquí tenemos como oposición lo niegue, fue el presidente Maduro, quien insistentemente apenas el CNN, reconoció el contundente triunfo revolucionario del 08 de diciembre, que a la postre resultó un plebiscito contra ellos, les abrió las puertas de Miraflores para conversar, oírlos, sugerirles presentar proyectos para los municipios en donde habían sido electos, todo ante el pueblo con trasmisión en vivo, y ¿cuál fue la respuesta?.

El inicio de los planes subversivos que a estas alturas contabilizan 44 asesinados, destrucción de propiedades públicas y privadas, muchos heridos, detenidos por el peso de las pruebas contundentes, pérdida de clases, afectación a la economía etc.

Ello para la oposición que concurrió a la llamada mesa de diálogo, como que no cuenta, como que es un jueguito de monopolio que ha pasado desapercibido, como si las consecuencias no existieran y las víctimas y el dolor causado a sus familias tampoco.

Ahora bien, esa gente piensa llegar al diálogo, vuelto a convocar de nuevo con insistencia por el Jefe de Estado, haciendo exigencias como la de que se pongan el libertad unos supuestos “presos políticos” que no son tales porque lo están por crímenes cometidos y probados suficientemente, también que se le permita a los mal llamados exiliados políticos, que no son otra cosa que prófugos de la justicia que cometieron graves delitos de terrorismo, desfalcos, traición a la patria entre muchos otros y que desde allá han seguido conspirando sin descanso y financiando la violencia que hemos vivido. Junto a ello pretenden que el gobierno, eche a un lado la memoria de las victimas, de los sobrevivientes muchos con daños irreversibles, que han manifestado que para nada están dispuestos a permitir pacientemente el absurdo que sería dejar si castigo a los culpables.-

Yo diría que si tanto es el interés de su aspiración a favor de los culpables, que se atrevan a convencer a esos venezolanos (victimas sobrevivientes y deudos) que deben deponer su aptitud; lo que sucede es que la soberbia y la prepotencia no les deja.

Ante este panorama que la MUD y sus voceros en la mesa, ni siquiera comentan y que no producen respuesta alguna cuando se les increpa, es muy difícil un diálogo que según ellos no produce resultados, simplemente porque los resultados que esperan son un borrón y cuenta nueva.

Saben que no es posible complacerlos en sus peticiones, existe un antecedente con las medidas de amnistía tomadas por el Presidente Chávez, en su momento, y las consecuencias las estamos viviendo, muchos por no decir todos los amnistiados no han parado en sus acciones conspirativas y muchos de los hechos vividos en los últimos tres meses, o tienen su autoría, o tienen su participación directa o indirecta.

Entonces mientras esa postura del sector opositor no se modifique y sigan pretendiendo establecer un antecedente más de impunidad, es preferible parar ese diálogo que luce muy copular y continuar con los diálogos sectoriales que como sabemos están dando buenos resultados.

Por otro lado tendrían que demostrar que tienen autoridad y pueden controlar a los violentos exigiéndoles parar sus acciones destructivas, es algo que bien sabemos, no va a tener respuesta, porque no quieren pasar por la vergüenza de que todo el mundo se dé cuenta que las llamadas guarimbas, ahora convertidas en acciones de comandos encapuchados y demás formas de violencia se les fueron de las manos y que los delincuentes que las manejan se le van a reír en la cara, con lo que quedaría demostrado que el sector violento no los reconoce y que es un monstruo que después de ser creado en sus laboratorios, se vuelve contra ellos.

Así pues que es muy difícil continuar un diálogo con una gente que prácticamente no representa a nadie, a no ser intereses foráneos como ha quedado demostrado fehacientemente al cruzarlas declaraciones de altas autoridades gringas con las que ellos han dado aquí.

Por ello lo que queda es dejarle como se les ha dejado la mesa servida, para que vayan a degustar el menú cuando quieran y estén dispuestos a dejar los condicionamientos y las exigencias anti natura, eso sí deslindándose ante el país de los terroristas, sus financistas, los conspiradores, las pretensiones gringas porque de lo contrario no nos queda otro camino que señalarles como factores que juegan a la “salida” que fue por donde comenzó todo esto que hemos vivido desde el 12 de febrero, todo sin parar los verdaderos diálogos con sectores económicos, productivos, religiosos, trabajadores, estudiantes etc., que es donde está la gente que siente y padece y no ha sido presa fácil de proyectos foráneos para ponerle la mano al poder como sea.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1398 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas