Lilian Tintori acosa a Rodríguez Torres

Así no se gobierna. ¿Qué es eso de intimidar a una mujer
psicológicamente? No puede ser así -señor, ministro de interiores y
justicia.

Todo viene al caso por la denuncia, bien argumentada y con pruebas al
caliente, presentada por Lilian Tintori, contra ese ministro ante la
Fiscalía de Protección a la Mujer, ahora mismo, por nada más y nada
menos que, la esposa de ese gran líder del fascismo como lo es
Leopoldo López. Pues el ministro Rodríguez Torres, no le da a ella
respiro de alivio, ni la puede ver ni en foto, para que ella como debe
ser moverse en paz en el guarimbeo de frente como subalterna. Además
eso es feo, bien feo y repudiable como lo cree la MUD que, un
caballero de cuatro soles, espíe a una dama que no se mete con
"nadie".

Así fue como ella, esposa de un líder que, mantiene por más de tres
meses y los que faltan al Gobierno Nacional en jaque sin poderle dar
jaque mate todavía como esperaban.

Señor, ministro Rodríguez Torres, eso no se hace, por más que se
justifique no tiene justificación posible que ella como una Magdalena
que suelta sus lágrimas tibias de acoso latente, tiene que, ayudar a
cargarle la cruz a su marido con toda la buena intención de que no lo
crucifiquen sin delito alguno, que él de fariseo no tiene nada y, de
otras es posible, ya que es muy dormilón y ronca mucho, además, le
incomoda, lo que usted hace -señor, ministro de fastidiarla que, eso
le pone los pelos de la política del abuso de punta y, no puede como
desea y quiere, soltar unas canitas al aire sin ser expiada y, lo que
más le incomoda es que hasta a Aruba la siguieron cuando se tomó unos
días de descanso en sus playas botando el mal sufrir de unos días
agónicos que la pusieron en presión abusiva y, eso no es normal que,
no pudo saborear a gusto como a ella le gusta, lambucear un piñita
colada que eso le lubrica la paz a sus neuronas cuando están
afligidas.

Además de colocar la denuncia en el Ministerio Público del que espera
le den las medidas de protección que la alejen del ministro Rodríguez
Torres que, la fastidia sin descanso, se irá pronto a EEUU a
plantearle su caso a, Roberta S. Jacobson, como secretaria de Estado
y, además como jefa implícita de los venezolanos con la finalidad y la
firme intención que le dé una manito e intervenga como sólo ella sabe
hacerlo contra Venezuela y sus personeros, ya que María Corina,
declinó atender su caso en la OEA por estar en veremos su cargo por el
gobierno de Panamá que lo más posible que, en lo adelante sea la
representante alterna de Canadá en la OEA.

Son tantas las angustias acumuladas por, Lilian Tintori, que se siente
angustiada que hasta todo lo que piensa le sale al revés y el ajedrez
de su suerte se le ha perdido que no alcanza a ver hasta cuando será
eso que, ella como exponente y diligente del acontecer interno de su
marido tiene que dar la cara y batallar como una posible líder que
será en cuanto Leopoldo López sea juzgado y sentenciado que, aunque
eso está por verse, no le preocupa como sí el ministro Rodríguez
Torres como su sombra oculta, por lo que se siente pasmada de
incentivos inciertos que la mantienen en un sigilo de perturbación
esporádica con un resfrío lejano.

Antes de ella dirigirse a la Fiscalía de Protección a la Mujer
consultó a muchos especialistas y, la solución más inmediata y posible
fue la tomada, por lo que su vida depende de esa cortina de auxilio
que puede sacarla de ese calvario visible que le atormenta el juicio
de su libertad.

Nosotros con toda la responsabilidad de consentimiento le rogamos al
Señor que no deje de acompañar a la señora Tintori en sus ruegos
piadosos de lograr acosar con esmero ella a quien le venga en ganas
sin maltratarnos con actos violentos en que ella y su esposo y muchos
más de Voluntad Popular y, otros, han estado involucrados en contra de
la paz de los venezolanos y que tire bastante piedras sin esconder la
mano y sin dañar a nadie y, que saque el mejor provecho que por la
metida de pata e inclusión fascista sin ocultamiento ninguno de su
marido todavía, nos tiene al borde de una insurrección vandálica con
apoyo de todo tipo por entes extranjeros que ella, bien lo sabe.
¿Verdad que sí -señora, Lilian Tintori? Y, entonces, de qué se queja.
Aguante como nosotros hemos aguantado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4541 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a187901.htmlCd0NV CAC = Y co = US