La oposición y sus trilemas

El lunes 25 de febrero del año en curso escribí un artículo cuyo título fue “Los dilemas de la oposición”, el cual fue publicado por este mismo diario. Dije en ese entonces que “en medio de sus dilemas, la oposición venezolana cada dia se hunde en los abismos de los desaciertos políticos”. Cuatro meses después la situación ha empeorado enormemente porque ahora no sólo son desaciertos en su conducta política, sino que perdieron la brújula de la racionalidad y algunos sufren el síndrome HCR, cuyos principales síntomas son la aterosclerosis mental.

Con esos síntomas diagnosticados y no tratados, se lanzaron por los caminos del infierno, esos que están más allá de los abismos, donde se encuentra enterrada la Cuarta República, ese nefasto modelo político donde la guanábana se pudrió por dentro. Así, con ese cuadro clínico de pronóstico reservado e igual que lo hizo Satanás, el asistente de Lucifer, quien bajó de esos infiernos para darle instrucciones a Caligastia, asimismo bajaron los justicieros fascistas para sembrar la muerte en los predios de esta tierra revolucionaria.

A pesar de todas las advertencias y los llamados de alerta que nos hizo el Comandante Eterno, las balas asesinas de esa cohorte fascista de mariposas amarillas, acabaron con la vida de varios compatriotas, entre los cuales cayeron dos niños, que bien pudieron ser nuestros hijos e hijas. Pero asi es el fascismo, que no respeta edades ni el color de la piel, ni mucho menos el dolor del ser humano. Pero más que esa generalidad, sin importancia para el pensamiento de la derecha, el fascismo mutante en Venezuela es intensamente peligroso, inclusive más que las cepas de la peste verde, la peste bubónica, la gripe AH1N1, la H7N9 y la H9N2”. La aterosclerosis mental los convierte en asesinos en potencia y hasta se atreven a desafiar el Reino de Dios.

Por eso hablo de los trilemas de la oposición, ahora atrapada en esa nube cósmica de la violencia. Nada les sale bien, nada les cuadra. Su odio les cubre la capa de la piel y cada acción que realizan los aleja más del amor del pueblo. Estas últimas acciones de comando ejecutadas por orden de Caligastia, en vez de sumarle adeptos, le han restado respaldo y esos muertos se los vamos a cobrar, bien sea por la vía electoral o bien por otras vías, a veces necesarias para tranquilidad del palpitar de la patria. Bajo ninguna circunstancia se puede permitir la impunidad ni mucho menos que los justicieros diablos fascistas quieran hacer aquí lo que les venga en gana.

Ahora no saben como salirse de ese esquema de las bajas pasiones políticas, donde los lazos son de odio más que de amor. Primer dilema: No saben si seguir o no seguir a Caligastia en sus locuras y rabietas políticas, que encima de los tacones quiere montarse en el poder. Segundo dilema: No saben si quedarse callados o proponerle a Lucifer (Imperio) sustituir a Caligastia por una fémina de verdad o un diablo viejo, de esos que saben más por diablo que por viejo. Tercer dilema: No saben si realmente quieren llorar a moco tendido o seguir tocando las cacerolas hasta el amanecer de los tiempos y ya no se escuchen los cantos de la patria. Esos son los trilemas de la oposición y asi van hacia la gran derrotad del 8-D. Otra vez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1679 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a168104.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO