Yon – el mundo es muy pequeño. ¡Ojo!

Hace tiempo que guardo esta joya en mi bolsillo.

Yon Goicoechea, un traidor venezolano, supuesto líder juvenil político venezolano, miembro de la rancia oposición venezolana, que se la pasa fuera de Venezuela, hijo de mamá, ricachon, con un padrastro que se la pasa en su Ferrari, y primo de “Mimi” (solo Yon sabe de quien hablo – el mundo es muy pequeño Yon) es un pedazo de basura quien se cree verdaderamente importante, pero que es en realidad un psicópata – el que dijo hace unos años atrás que hay que “incendiar Caracas” porque este hijo de mamá odia a Chávez y trabaja para el imperio estadounidense. No le importa nada el Pueblo. No le importa nada Venezuela. Solo vive por su gloria personal y su prepotencia.

En 2008, Goicoechea, el arrogante, recibió el premio gringo Milton Friedman ($500,000) por ser un líder venezolano quien “representa la libertad y la democracia” frente a los “atropellos” de Chávez. Poco después de haber recibido este “premio” gringo, se fue de Venezuela.

¿Por donde anda Goicoechea?

El mundo es muy pequeño, Yon. Muy pequeño, y se lo voy a demostrar, hijo de mamá.

A mi no me gusta hablar de la vida personal de la gente, pero aquí lo voy hacer porque Yon, el salvaje, ahora lo amerita, hijo de mamá. (Deberías quedarte quieto y callado, hijo de mamá.)

De acuerdo con un articulo en Aporrea, hace poco Yon dijo, “El fraude no es gratis … Chávez tiene pueblo y Capriles tiene más pueblo. Los efectos políticos de la elección del 7 de octubre no estarán determinados por el hecho, hoy conocido, de que Henrique ganará esta contienda. Lo que habrá esa noche será una decisión militar que, de ser equivocada, generará una masacre. La oposición saldrá a la calle si la atropellan, pero ese no será el fin sino el comienzo de la jornada".

Yon siempre ha buscado la violencia, y todavía la busca. Incita a la violencia, incita al mal, incita a la sedición y a la traición – es una basura humana aunque sea un hijo de mamá

Ahora, este ricachon prepotente necesita una dosis de humildad, y se la voy a dar, frente a todos.

Uno se imagina que los hijos de mamá andan siempre en carros de lujo, rodeados de escoltas armados, protegidos, paseando de club en club, etc. … pero … Yon, el que anda en el autobús de Capriles, también anda a veces en autobús publico, rodeado, no de escoltas, pero de obreros, y “cachifas,” y “negros sudados,” y cualquier otra “basura humana.”

El mundo es muy pequeño Yon, hijo de mamá.

Muchos hijos de mamá creen que porque son hijos de mamá, y porque tienen licencia de conducir venezolana, pueden conducir un carro en cualquier parte del mundo, porque son hijos de mamá, pero en Canadá, si tu manejas un carro sin licencia canadiense, te meten preso, hijo de mamá – y Yon, el vendepatria, lo aprendió, allí en Canadá.

Yon, creo que no te recuerdas de mi, porque yo soy pueblo, común y corriente, pero sí te diste cuenta que te miraba, y bajaste la vista, porque no sabias porque yo te miraba - pero yo si me acuerdo muy bien de ti, y muy claramente, porque nadie tiene esa cara torcida combinada con esa boca chueca y esos ojos de psicópata, como tú.

¿Te acuerdas, Yon?

Poco después que recibiste el “premio” gringo de traicionero, te vi dos veces, sentado allí, con tu cara de culo, sentado en el autobús entre nosotros, el Pueblo – no en el autobús de Capriles, sino en el autobús numero 26 de la STL (Societé de Transport de Laval), via Laval Ouest, un sector de ricachones al norte-oeste de Montreal, Canadá.

¿Qué hacias tu, un hijo de mamá, sentado allí en el autobús numero 26 de la STL?

¿Te acuerdas, Yon?

Yon – el mundo es muy pequeño. ¡Ojo!

oscarheck111@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1969 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a151135.htmlCd0NV CAC = Y co = US