Fuegos cotidianos

Candidato BlackBerry

Muchos juran que la adulancia sòlo està del lado del chavismo. Pues no, las manos en la soga o el mecate estàn donde quiera que haya una expectativa de poder, no importa sus posibilidades. Capriles Radonski no ganarà las elecciones –hasta Armando Briquet lo sabe-, pero hay criaturas convencidas de lo contrario. Esta fe las lleva a jalar con anticipación, como quien vende petróleo a futuro. Las mueve el miedo del ateo que, aunque no cree en Dios, nada pierde con rezarle porque, ¿y si existe? A otros adulantes anticipados los impulsa el oportunismo de los que juegan a todos los bandos –incluido el golpista- por aquello de que “hombre precavido vale por diez”.

Por estos dìas leì las declaraciones de un joven directivo nacional de la MUD, quien ve en su candidato una mezcla de Ròmulo Betancourt e Isaìas Medina Angarita. Es obvio, me dije, que este muchacho ignora quiènes fueron estos personajes, a los que la vida y la historia enfrentò. Deberìa preguntar a sus compañeros adecos de la Mesa de la Unidad què fue eso de la llamada “gloriosa revoluciòn de octubre”, quièn la dirigiò y contra quièn.

Sin embargo, en una entrevista realizada por el diario Ciudad Caracas, alguien no tan joven, Froilàn Barrios, repite parte de lo dicho por el mozo sin lectura de la MUD. Tambièn para el veterano Barrios, “Henrique Capriles se parece a Ròmulo Betancourt”. Lamentablemente, ni el muchacho del comando social de la Mesa de la Unidad ni Froilàn revelan en que se parecen el fundador de Acciòn Democràtica y el candidato de Primero Justicia. ¿En el verbo? ¿En el bagaje cultural? ¿En la sagacidad polìtica? ¿En la extracción social? ¿En què?

Por los mismos dìas leì un artìculo de Asdrúbal Aguiar, abogado, acadèmico y alto funcionario de la Cuarta Repùblica. El sexagenario catedràtico se burla de los que, por viejos, no entienden al joven candidato. Poseìdo por un juvenil espìritu burlòn, les explica a los “dinosaurios” que critican la cortedad del discurso caprilino, las claves y secretos del laconismo oratorio del genio precoz. Segùn el postmoderno Aguiar, Capriles pertenece a las generaciòn digiltal o Blackberry y, por eso, habla asì, en ese estilo blabuceante de mensaje de texto o de twitter de medianoche. ¿Entendieron o no?

Capriles anda por los 40 años. En el submundo de los pranes, vendrìa a ser lo que en el barrio llaman “un malandro viejo”, cruda evidencia de que la edad es algo tan relativo como el tiempo mismo. En el vertiginoso mundo digital que obnubila a Aguiar, el candidato de la MUD serìa algo asì como una “hacker provecto”, en esa autopista ciberespacial donde los pre-adolescentes se divierten penetrando el cerebro electrònico del Pentàgono o la Nasa antes de enviar una misiòn a Martes.

En su hiperbòlica jalada en lenguaje 2.0, el ex gobernador copeyano de Caracas acusa a sus contemporàneos de chochos “sin Pin” y les enrostra desconocer la excelencia oratoria de un aspirante a la presidencia perteneciente a la prometedora generaciòn BlackBerry. Se nos hace que el respetable doctor Aguiar y su cibernètico candidato, suerte de Ciceròn digital o Jòvito Villalba on line, tienen ganas de “irse demasiado” después del 7 de octubre, cuando sin la menor duda se quedaràn sin saldo, chamo.

earlejh@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4729 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor