Ahora anda patuleco y sin bitácora, custodiado por gorilones

Capriles es un diantre pero Chávez lo esguañingó con la “raboecochino” sobre la LOTTT

Los obreros tenemos un gran poder en las manos, en los dedos, y debemos ejercerlo pero, sin una ley que nos proteja del esclavismo, estamos jodidos.

Los trabajadores pero, especialmente los obreros, tenemos en la nueva Ley Orgánica del Trabajo, rubricada por Chávez -con su “raboecochino ZK”-, una sentida reivindicación tal que es algo así como meterle “medio chuzo” al feroz explotador chupasangre y, bambolearle el otro medio, pa´que respete.

Obvio, hablo en sentido figurado, es que nosotros no somos matones como el “empleador” sino, hombres de paz y de trabajo que cargamos el peso de la productividad y de la producción que empuja el desarrollo de la sociedad.

Empero, aquí el que trabaja ha vivido mal y el que no trabaja ha vivido bien y más, he ahí a Capriles “el empleador-chocolate nuevo” y, por si fuera poco, a los malacostumbrosos de la Conferencia Episcopal Venezolana, que se dan tremenda vidorria, comen sin trabajar, a costilla de nosotros y eso hay que acabarlo.

Hay que invertir las relaciones de trabajo para hacer justicia y, nada mejor que una Ley Orgánica del Trabajo, tal la que ahora.

Los relambeñemas escuálidos se han venido con todo contra el carácter orgánico de la Ley porque, de tratarse de una ley ordinaria ellos pudieran derogarla, de acceder al poder, caso negado; en cambio, la organicidad es un blindaje constitucional de generalizado cumplimiento público y privado y eso es lo que les da en la matadura a Fedecámaras y a los bolsas que desde la Asamblea Nacional, entrompan como fieras hambrientas contra los derechos del pueblo trabajador pero, ahí están los diputados de la revolución para pararle los mochos a esos carajos.

Una ley orgánica no podrá ser derogada así como así por ningún gobernante, ese es el quid.

¡El pueblo le dice a la LOTTT, TQQJ!

Mientras, Capriles anda como un diantre y hablando necedades; ¡claro, Chávez lo esguañingó cuando le zampó la “raboecochino” a la bicha, con su Zkonducta, y lo dejó aturulatado y patuleco!

Capriles sabe muy bien que el ejército de gorilas y gorilones que lo cuidan a él, no van a impedir que Chávez le zampe una paliza bestial el 7 de Octubre próximo- desde luego, hablo en sentido figurado-y esa es la mortificación que lo aqueja y lo tiene turulato.

¿De qué le vale?


oceanoatlanticoguillermo@gmail.com



oceanoatlanticoguillermo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1691 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a143128.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO