Primarias en Venezuela, sujetos sin ética

Limitados por la voracidad del poder no pueden encarar problemas como la ética, problemas de valores y derechos humanos desde el punto de vista de la explotación. La oposición son personas sin derechos en la perspectiva constitucional para una sociedad encaminada a igualar los derechos en salud, educación, vivienda, integridad, reconocimiento, logrados en el proceso bolivariano, indiscutiblemente falta mucho por hacer aun cuando existe una mejor participación en el sistema cultural, económico, étnico, político, es la participación de un pueblo mayoritario que apuesta por la defensa de una ética en la vida aquellos que con ustedes en el poder nunca pudieron vivir.

Sujetos de una voracidad sin límites, irremediablemente, insatisfechos e insaciables, son un grupo de políticos que no ayudan a la renovación de una gestión opositora por su torpeza de seguir alineados con un sistema en crisis, esquemas de consumo cuya satisfacción personal pone en peligro las posibilidades de crecimiento del resto de la sociedad que no tiene acceso y no quiere ese sistema.

No importa quién de ustedes Diego Arria, Henríquez Capriles, Leopoldo López, Pablo Pérez, María Machado, gane las primarias porque el pueblo está listo para la resistencia democrática, estamos mejor preparados desde el 2002 planteada por la felicidad por los logros sociales alcanzados, horizonte desde el cual el criterio de felicidad cobra sentido, lógica que la oposición ignora por el deseo de solo participar como candidato no por la vocación de servir al pueblo.

Además, es inofensiva la participación de Arria, Machado y Pérez, la voluntad de Washington esta con López y Capriles, este último distanciado de Pérez dividen a los dos estados en la intención de voto volviéndolos candidatos locales y por ser líderes cercanos de la oligarquía se dividen más aun por la abstención.

López en Chacao gana, el con Capriles luchan por ese 30% o más de abstencionistas, no tienen otra posibilidad ante el 50% de respaldo real al presidente Chávez, además, habría que ver el número de personas que participa en las primarias de esos 18 millones y más que conforman el padrón electoral venezolano.

El gasto social realizado por el gobierno más el respaldo del pueblo son los verdaderos protagonistas del proceso revolucionario; las declaraciones del general Henry Rangel “los militares venezolanos están casados con el proyecto del presidente Chávez” lo que pueda hacer el PSUV, son elementos ubicados dentro del protagonismo que tiene el pueblo y el camarada presidente, verdad practica que hoy por hoy tienen las elecciones en Venezuela.

La irracionalidad de la oposición no puede superar la racionalidad social del proyecto bolivariano, no tienen con qué y no me refiero al tema económico ni al asesoramiento pues tienen el apoyo financiero de Washington y de ex presidentes como Uribe, no tienen un proyecto país que supere el proyecto del gobierno según lo que se ha logrado escuchar de López y Capriles, son copias borrosas de lo ya realizado con el petróleo con unas flores aquí y otras allá nada nuevo ni novedoso, porque, el porcentaje de la clase media a la que pudieran llegar solo quieren “ascender” a la clase alta y esta no quiere perder lo robado, es decir, se encuentran dentro de un conglomerado selectivo limitado por su número.

Las relaciones de la oposición con diferentes protagonistas del terrorismo de Estado cuyo liderazgo esta en Washington, clasifican diferentes tipos de propietarios privados con relaciones entre sí y con gente representante a un nivel constituido para jugar con los poderes económicos-políticos desestabilizando a la sociedad comprometiendo su comunión con la libertad y la autonomía menospreciando que la ciudadana y el ciudadano son los representantes de un Estado político.

Al burgués no le interesa ser ciudadano o ciudadana esta contra ella por sus intereses privados solo ve los problemas comunitarios como ventajas u obstáculos, así, cambiar la sociedad para sus intereses implica un proceso radical partiendo de su eslogan vivir sin dejar vivir, eslogan oculto porque son deudores morales por ser propietarios de la ideología privada que no reconoce, obedece ni consagra nada que no sea el dinero convertido en poder de la violencia, situación que la oligarquía y sus representantes de la oposición no pueden prescindir.

Este grupo de burgueses o representantes de la oligarquía socializados como propietarios privados imponen sus intereses en el mercado sobre la comunidad. Las relaciones políticas son interpretadas, refuncionalizadas, subsumidas, por el capital que solo suma valores capaz de calcular al mundo como un objeto lo mismo que la capacidad productiva del trabajo, razón por la cual los candidatos de derecha miran desde arriba al pueblo teniéndolo como irracional y contradictorio, sin querer darse cuenta que son víctimas de la represión de ellos una vez en el poder.

Oposición política aliada con banqueros, industriales, extranjeros, su arma está comprometida con la violencia, su territorio es la inseguridad con la ayuda de la Iglesia, violencia que no se construye sola, se constituye a si misma precisa y exclusivamente para proteger y protegerse de la clase baja, así fundaron la violencia como única manera de sostener la desigualdad social, la violencia de la oposición garantiza el buen funcionamiento de su capital en el terreno de la lucha económica.

La oposición se esmera por plantearnos una especie de “política pura” construida por el conjunto de actividades propias de su clase política centrada en lo más alto de su institucionalidad social; individualismo, es la mayor fuerza de su cultura política defendida obstinadamente con un discurso hipócrita, dominante, sobre la puesta en práctica que lo político de su campaña no obedece al monopolio de la burguesía, del abuso para destruir lo alcanzado por la revolución.

Por otro lado, el pueblo no les va a dar la oportunidad de decidir sobre los asuntos de la sociedad para alterar la legalidad que hoy se tiene en la convivencia humana, socialidad de vida una sustancia a la que se le da forma política, social y cultural con la participación económica para reducir la inequidad permite que la masa se encuentre a sí misma, además, esta gente no puede llegar al poder porque alteran la actividad práctica de la convivencia, reconfigurando lo alcanzado para torcerlo, alterarlo, entrando en un conflicto insalvable haciendo de la cotidianidad del pueblo una supervivencia con estructuras algo publicas pero siempre serán más las privadas desde lo laboral, judicial, religioso, verdadera restricción de la ética en la participación política.

Raúl Crespo.
rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3376 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: