La ultraderecha made in USA

La rueda de prensa dada en Washington por los responsables de la seguridad en los Estados Unidos, donde hicieron del conocimiento público una nueva estrategia para combatir el crimen organizado transnacional, bajo la quimérica premisa de su amenaza a la economía mundial y el impacto futuro a los sistemas financieros, previendo la adopción de medidas duras contra dichas organizaciones, cuando en el fondo se dejan ver la costura anunciando supuestas responsabilidades sobre países y gobiernos que se caracterizan por ser de corte progresista y poseer inmensas riquezas naturales y minerales. El anuncio pasaba como un hecho de rutina si no estuviera antecedido por dos acontecimientos que a la luz de cualquier análisis político vale la pena resaltar. El primero de ellos fue la mención hecha por la OPEP donde certifica a Venezuela como primer país en el mundo en reservas petroleras probadas y el segundo hecho, viene determinado por el debate y cabildeo que se genera entre republicanos y demócratas en ambas cámaras del congreso nacional de los Estados Unidos, buscando acuerdo para incrementar en 2,1 billones de dólares el techo de la deuda externa de ese país, que necesita oxigeno financiero para ver cómo llega al 2013 ante el fracaso de la sistemática implementación del más recalcitrante capitalismo y sus nefastas políticas neoliberales.

Como se puede observar esta acción injerencista de la ultra derecha mide in usa, que acusa a Venezuela de ser un país que genera un ambiente permisivo para las organizaciones terroristas y narcotraficantes, además de acusarnos como un gran puerto de salida para el tráfico de cocaína desde Sudamérica a Estados Unidos, Europa y África occidental, contraviniendo en su totalidad lo establecido por la Oficina Contra las Drogas y el Delito de Naciones Unidas, quien en su Informe Mundial sobre las Drogas 2010, resalta los avances que ha tenido Venezuela y entre otros podemos resaltar: 5 años consecutivos en los primeros lugares en incautaciones de drogas, 6 años consecutivos siendo declarado territorio libre de cultivos ilícitos y quinto país en el mundo en políticas efectivas, tanto para reducir el consumo interno como para combatir el tráfico.

Las temerarias declaraciones del gabinete de seguridad del presidente Obama, representan una nueva afrenta a la soberanía y dignidad de pueblos libres que luchan por su emancipación, constituyéndose en un perverso mecanismo para tratar de engañar a la humanidad sobre las verdaderas razones de la crisis sistémica y fracaso que atraviesa el capitalismo mundial a la par de pretender sensibilizar a la opinión pública internacional sobre futuras acciones que pudieran implementar ante el “default” y la posibilidad de que EEUU entre en un proceso de cesación de pagos a partir del 1 de Agosto.



Pedro Carreño
@pedrocarreno_e


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1649 veces.



Pedro Carreño


Visite el perfil de Pedro Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Carreño

Pedro Carreño

Más artículos de este autor