Capo de la Federación de Matasanos de Venezuela

El luchador Douglas León Natera o “Médico Asesino” dio de alta a “La Pelona” pero Chávez le dio de baja

Carlos Ortega y Manuel Cova de la CTV, nada envidian al sempiterno profesional de la reposería o del reposerismo IV republicano que, nadie mejor que Douglas León Natera, encarnó y encarna como expresión  del reposero profesional por excelencia.

El señor León  Natera debe tener una hernia en el cerebro de tanto reposar. Primero durante 40 años-en la IV-y ahora en la V y no hubo quien le parase los mochos.

Los matasanos agrupados en el sindicato del referido truhán no hacen más que dar de alta a la pelona, sea que trabajen, ora que cesen. Total, es que sin ética, valga más que no trabajen, los sinvergüenzas.

Pero, la vaina es que les pagan, sea cual sea el caso y a eso hay que ponerle un parao.

Cada vez que Chávez hace sacrificios para darle de baja a la pelona, el tal capo de matasanos decreta de alta a la misma y, ese tira y encoge debe tener un final.

¡Chávez derrota a la pelona!

Clínicas criminales alardean de tener el sartén por el mango porque todavía chupan del gobierno, su estrategia es sabotear el trabajo de los hospitales públicos. 

Un compañero de mi patrulla tiene a su hija trabajando en el SENIAT y hace poco él tuvo que ir a hacerse un chequeo, en virtud de su seguro médico; pues bien, para hacerle el referido chequeo la clínica pretendió obligarle a internarse dos días a un costo de 3000 Bs diarios, lo que obviamente él rechazó y entonces asistió a un CDI y obtuvo un satisfactorio resultado sin necesidad de despilfarrar tanto dinero.

Las clínicas privadas mantienen una ofensiva de atracos contra el pueblo y eso hay que pararlo. Hay que certificar con nuestros verdaderos médicos, la justificación de ingresar a una clínica privada, en caso de emergencia.

Tú  llevas a la clínica a un mocoso que tiene fiebre y eso se traduce en una estafa millonaria; sí a ese mocoso lo cubre un seguro, te sacan fácilmente veinte millones de bolívares, siendo que con una aspirina pudiese curarse.

Y, si se trata de un anciano, entonces te exprimen el seguro hasta la raspadura- ahí pasa el anciano, apenas, los días que le cubre el seguro y, cuando éste se agota-luego el matasanos te dice, ya este seguro no te cubre, vamos a llevarlo a terapia del hospital tal o cual donde yo mismo soy internista.

Cuando el amo de la clínica estafadora sea llevado a Rodeo I ó II, se acabará  la vaina.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3477 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a126429.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO