La carta de Magolla no es sola para Douglas Bravo

NO SÓLO ES PARA DOUGLAS…Quienes han tenido la oportunidad de leer en estos días la carta abierta de Helegido Sibada (Comandante Magolla), uno de los más importantes jefes guerrilleros de los años 60, a Douglas Bravo publicada en VEA el martes 21 de julio 2009, han podido apreciar la palabra sencilla, reflexiva y aleccionadora de un revolucionario que ofrece en estos importantes momentos que vive la Revolución Bolivariana su alerta ante las evidentes desviaciones presentes en algunos dirigentes del proceso y el permanente acecho de los desestabilizadores. Se trata de frenar las apetencias personales, desviaciones y el protagonismo individualista. En el caso concreto de la carta, Magolla no reprocha tanto el hecho de que Douglas Bravo, quien tuvo destacada participación en la lucha guerrillera de los años 60, expresara sus puntos de vista a través del canal Globovisión, sino que lamenta que éste se prestara para la manipulación y los objetivos de una canal definitivamente contrarevolucionario, “para beneficio de la más recalcitrante derecha que azotó y sigue azotando al pueblo humilde”. Reclama Magolla a Douglas sus falsas apreciaciones al calificar a este gobierno como un gobierno represor y violador de los derechos humanos. “Vaya ridícula mentira que sólo intenta ganar adeptos y aplausos del campo enemigo disociado”, apunta. Al referirse al Presidente Chávez le recuerda que “No nos tome por ingenuos aclamadores del comandante Chávez. Venimos como usted de la misma corriente histórica. Sabemos como usted lo que está en juego. Consciente estamos de los peligros que nos toca sortear. Pero sépalo, y no se llame a engaños. Creemos en la honestidad y capacidad orientadora del líder (más de una vez lo ha demostrado), por encima de imperfecciones y errores cometidos”.

SOBRE EL COMBATE POLÍTICO E IDEOLÓGICO… Es precisamente el presidente Chávez quien de manera reiterada insiste en la necesidad permanente de darle formación a los dirigentes de la revolución. Se ha dado cuenta y está consciente de los errores que cada día se cometen en detrimento del proceso, y que en vez de acelerarla lo que hacen es frenarla. Tan es así que el lanzamiento de las 3-R , reimpulso, revisión y rectificación, sigue siendo una propuesta diaria, que lamentablemente ha encontrado resistencia en una dirigencia que actúa muy lentamente en la asimilación de las urgentes necesidades de la revolución.

Tal como lo señala el comandante Magolla se trata de enfrentar la corrupción, el chavismo acomodaticio, el oportunismo político, el burocratismo funcional y los infiltrados del campo enemigo. Pero para hacerlo, le precisa a Douglas, no hay que estar del lado contrario al proceso. Y de eso se trata. Las dirigencias regionales y nacionales de las organizaciones que impulsan la Revolución Bolivariana tiene como inobjetable compromiso la formación político-ideológica para corresponder con el ímpetu del presidente Chávez y combatir las marcadas deficiencias y desviaciones que frenan el avance de la revolución.



juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4750 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI