53 años de su caída en combate

Che...estas en todas partes hecho sueño

Han transcurrido 53 años del salto al futuro de Ernesto "Che" Guevara. El corazón de nuestra América lo despidió en aquellas desamparadas sierras bolivianas un 8 de octubre deb1967.

Ya decía nuestro Mario Benedetti en su poema "Che": "...han decidido usarlo como epílogo/como último thule de la inocencia vana/como añejo arquetipo de santa sotana...sin embargo los ojos incerrables del Che/ miran como si no pudieran mirar/ asombrados tal vez de que el mundo no entienda/ que treinta años (53) años después siga bregando/dulce y tenaz por la dicha del hombre."

A lo anterior agregamos lo que señala el Premio Nobel de Literatura, José Saramago: " Si hubo una persona en los tiempos recientes que ha dado al mundo un ejemplo de dignidad, un ideal realmente humano, ese ha sido el Che Guevara".

Hoy, con un mundo y de manera especial una América Latina, en constantes revueltas, amenazas, saltos, pasos adelante y hacia atrás, con payasos y maroneros a la orden del día, acudimos a la memoria libertaria y al combate sin ambages para rememorar la firmeza, el coraje y la especial condición humana del Che, para referirnos a quién actuó como pensó y murió como vivió.

De su tránsito heroico y su fuerza de batalla incesante nos ha quedado para siempre el recuerdo de una victoria espléndida, de un ánimo permanente de lucha, unas enseñanzas perdurables y, sobre todo, un ejemplo que brilla en el continente de los falsos profetas, de los políticos venales, de los demagogos pomposos que se juzgan importantes.

Hay horas oscuras y difíciles en la historia de los pueblos, son las horas en que aparecen los falsos luchadores, los que hacen del alarde y la mentira un oficio. En esas horas se reconcilian los pueblos con figuras como la de este hombre que lo dió todo, lo arriesgó todo, lo obtuvo todo nada más que para seguirlo arriesgando.

Hoy el "Che" , al decir, del Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén, está en todas partes, en el indio hecho de sueño y cobre y en el negro revuelto de espumosa muchedumbre. Y como tantos insignes referentes de su tránsito, Alejo Carpentier apunta: " El mito, la leyenda, la condena, la tradición trasmitida de boca en boca, lleva, a lo ancho de la tierras, en el lomo de las cordilleras, a lo largo de los ríos, el nombre del Che".

De Ernesto "Che" Guevara nos ha quedado su enseñanza perdurable: ser hombre de ideas y de acción. Que no hay fronteras en esta lucha a muerte. Qué no podemos ser indiferentes frente a lo que ocurre en cualquier parte del mundo porque una victoria nuestra, así como la derrota de una nación cualquiera, es una derrota para todos...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 461 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor