Qué forma de engriparnos

Hay una forma perversa de hacer noticias, aquellas que las ponen a bailar junto a las medias mentiras y que aprovecha la inocencia de algunos voceros del Gobierno sobre del efecto mediático en informaciones por ejemplo sobre los casos de la gripe AH1N1, cuando todos los días amanece la alarma sobre un supuesto aumento de los casos. Eso a una empresa privada de comunicación casada con la oposición puede aceptársele, o aquellas que juegan con el amarillismo periodístico. Pero ¿a voceros del Gobierno Bolivariano?. No me parece. 

Lecturas como estas ocupan primeras planas de radio, tv y prensa escrita “…se incrementan a 52 los venezolanos contagiados con la nueva influenza.” “La viceministra de Redes de Salud Colectiva, Nancy Pérez, informó a la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) que de los nuevos casos, cuatro fueron ubicados en Aragua, de los cuales tres son por contacto, con los cuatro casos que ya habían sido confirmados y una persona con antecedentes de viaje a Miami, Estados Unidos.”…” se incrementan a 52 los venezolanos contagiados con la nueva influenza.” 

La realidad de facto no es que ha aumentado el número de  enfermos, es que han aparecido nuevos casos, porque los primeros casos fueron tratados y están fuera de peligro de contagio, pero la administración de la información por parte de los personeros e incluso por las agencias de noticias como ABN sorprende, coloca la información en grado de alerta de peligro de un aumento hacia  lo que supone un mal mayor. 

Desde el punto de vista estadístico esta información está correcta, pero desde el punto de vista informativo, deja dudas sobre el hecho de que no existen actualmente 52 enfermos porque los primeros casos ya superaron el contagio y no pueden contarse junto a los nuevos casos de contagio de ese flagelo mundial. 

Espero que los compañeros de la ABN o del MinCi puedan analizar la zozobra que causa el manejo de este tipo de información que para la oposición se abre con oportunidades de manipulación y perversidad que nos tienen “amarillos” de tantas mentiras o medias mentiras. Para uno, aunque no lo quiera, resulta someterse al tormento de la incertidumbre. 

Muy bien, que esta alerta es para que los distintos niveles de gobiernos y las comunidades tomen precauciones  y las comunas se alisten a limpiar los criaderos de mosquitos y que todos nos movilicemos para luchar contra la influenza, esta bien. Pero no me digan estadísticas que se asocian a incrementos de enfermos cuando la verdad es que somos estadísticamente uno de los países de menor grado de contagio en el Continente. 


venezuelared@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1842 veces.



Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor