Filosofía i Política

El respeto a los simbolos patrios, desagravio a la bandera i delitos sancionables

“Negar un hecho es lo más fácil del mundo.

Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue

 

siendo un hecho”

 

  Isaac Asimov

Esta irracionalidad i estupidez de la oposición venezolana, ha llegado al como de no respetar ni siquiera las verdades de la ciencia, de las matemáticas i de la lógica. Sería largo contar las veces que con sus estadísticas, sus mentiras i sus estupideces, dejan de lado toda ciencia i toda filosofía; empero, es perdonable porque son campos del conocimiento científico que parece estarles vedados por sus limitaciones cerebrales; niegan los hechos más evidentes i notorios o, peor aún, lo que concierne a las ciencias sociales, la psicología, la urbanidad i por consiguiente, más difícil de alcanzar todavía, la filosofía o siquiera una weltansschaunng o filosofía de la vida.

Así, los sentimientos de amor i respeto a los padres, a todos los ascendientes i descendientes, no viene en los genes, sino que, como el lenguaje mismo, el habla, es una adquisición cultural, lo mismo que la educación, la moral, la ética, la estética i todos los valores que hacen a las personas seres civilizados. Somos simples animales biológicos, personalizados por la cultura e integrados a la vida gregaria, que por las leyes o el Derecho, nos transformamos en sociedad. Todo, sin embargo, es tan complejo, producto de una evolución de siglos de progreso, al punto que a muchos les cuesta entender qué son los valores o los principios que rigen la vida civilizada. I quien no ha aprendido a amar a sus seres queridos (los ponen a veces en una balanza donde el contrapeso es el dinero o el capital) tampoco casi nunca han aprendido a amar a su patria, al suelo que los vio nacer i formarse, al espacio planetario que le ofreció una historia, una geografía, un paisaje con cielos, mares, ríos i montañas, por donde nuestros libertadores le dieron identidad i nombre a lo que bautizamos patria, madre patria, que nos donó el gentilicio. I en esa evolución que se siembra en mente i corazón para siempre, creamos símbolos que identificando nuestros más puros o sagrados sentimientos, constituyen los símbolos de la patria: bandera, escudo e himno que, trasmitido de generación en generación, parecen haber nacido con nosotros. Por eso los pueblos, no son nunca masa sino individuos unidos por lo más nobles sentimientos i situado en una comunidad que tiene millones de factores de relación, Cada cabeza es un mundo, pero entre un mundo inteligente de relaciones i valores humanos que casi rayan en lo que algunos llaman lo divino. Nacieron los símbolos en los tiempos de roma i los hizo identidad de los pueblos la Revolución Francesa. Otros, posiblemente no nacieron para la cultura que amalgama o une a la gran mayoría, i cuando encuentran un fetiche material que está hasta por encima de los distintos dioses que exponen las religiones, ya no existen ni los valores ni los símbolos. Es el materialismo salvaje del capitalismo inhumano, un vicio de acumulación de riquezas tan feroz i agresivo que, se olvidan de la más elemental premisa que nos da la filosofía i la vida: todos los hombres son mortales.¿Se llevarán, acaso, esas riquezas al más allá si lo hubiese?

Sin embargo, jamás pensé que jóvenes venezolanos en la carrera universitaria, llegaran un día profanar con tanta desvergüenza o brutalidad, a los símbolos de la patria. Primero, por instigación de tantos politiqueros analfabetos culturales, que no reconocen los cambios realizados en el escudo i el agregado de la octava estrella de cinco picos que propuso El Libertador, i siguen usando los anteriores símbolos; mas, lo verdaderamente intolerable i que constituye un delito con su respectiva pena, es la modalidad que han sacado de la cartilla subversiva de Gene Sharp, (un miserable sicario pseudo intelectual) de las insurrecciones blandas o de otra manera llamadas por este delincuente imperialista del cual se creen discípulos de pacotilla. Entonces profanan la Bandera Nacional, presentándola invertida: rojo, azul i amarillo, con las estrella en arco invertido también, i como una protesta ridícula, una gracia o una burla. ¡Verdaderos delincuentes! Porque quien comete delitos, es delincuente. Existe o existía una Ley de Bandera aprobada en 1954 en los tiempos de Pérez Jiménez, un dictador de verdad que, a pesar de todo respetaba más que los hombres opositores de hoi, estos símbolos. Después de señalarlos en el Capítulo I, artículo único, en el Capitulo II i mediante siete artículos (del 2º al 8º) ya señalaba el respeto i los honores de nuestra bandera, venida desde la Independencia i derivada de la inspiración de Francisco de Miranda el Precursor. Esa Ley de bandera fue perfeccionada i promulgada de nuevo el año pasado (2006) i es inconcebible que venezolanos universitarios, especialmente de Universidades Privadas i Cristianas (lo de cristianas es una careta) desconozcan las leyes de su país (porque no hai que sabérselas de memoria, sino saber cuando se deben consultar, si es que por casualidad las tienen entre sus libros).

Veamos lo que este delito que algunos minimizan como “faltas”, puede significar en la vida social de un país que se estime civilizado o con estado de derecho. La Ley de Bandera, promulgada en 1954 por Pérez Jiménez como ya lo expuse, i reformada el año pasado por la Asamblea Nacional a partir del 17-1-06 hasta el 7-3-07, fue sancionada en esa fecha, llevada al Ejecutivo el 10-3-07 i aparecida en la gaceta Oficial Nº 38.394 del 9-8-06, datos que aporto, pues seguro estoi que ni los políticos de oposición i los estudiantes manipulados lo saben. En el Capítulo I se consagra lo de rigor en dos artículos i en el Art. 3 dice de la inspiración de dicho símbolo en el Congreso de la República en 1811, sus características, etc., destaco algo que me entusiasma: tiene iguales los tres colores primarios del Círculo Cromático en el arte. En el Art. 4 dice cuando debe izarse o enarbolarse, los sitios donde flamea, los días patrios i otros detalles, entre ellos cuándo los venezolanos i venezolanas, extranjeros i extranjeras, cómo deben usarla i el lugar que deben tener en las marchas. Luego sigue en otros capítulos hablando del Escudo i el Himno, hasta que llegamos a lo que nos interesa aquí: Cap.V De las Sanciones. I se señalas diversos casos sancionables. El Art. 17 dice textualmente: “EL QUE DE CULQUIER MANERA Y DE FORMA PREMEDITADA, IRRESPETE O DE USO INDEBIDO A LOS SÍMBOLOS PATRIOS, SERÁ SANCIONADO DE LA MANERA SIGUIENTE”. Entonces especifica que de 20 a 40 U.T. (unidades tributarias) si son destruidos parcial o totalmente. Deberíamos investigar si en los incendios de guarimberos no la han quemado. De 10 a 20 U.T. si SON IRRESPETADOS (Casos demostrables evidentemente, por definición ostensiva, aunque siguiendo la “filosofía” del señorito Marcel Granier, lo que hai que hacer es negarlo, como negó estar en Miraflores apoyando el Golpe de Estado. Debe estar en desacuerdo con Isaac Asimov; los hechos, hechos son i no pueden desaparecer. Son delitos de lo que en Sociología denominamos “delito agotado” i “delito organizado”. I por último, de 5 a 10 U.T. si son utilizados indebidamente. Si tomamos videos i fotos i comprobamos o demostramos las personas o estudiantes que IRRESPETARON I USARON INDEBIDAMENTE la bandera invertida i mancillada (¿O la quemaron?) deberían sancionarse, aunque la oposición tendría suficientes dólares para pagar esas las sanciones, ya que es parte del plan desestabilizador i al Imperio i la CIA le sobran recursos. Sin embargo creo que deberían hacerse modificaciones pertinentes a la Ley de Banderas, i aplicar detenciones aun que sean de días, semanas o meses. En París, por una infracción de tránsito grave, la actriz París Hilton está en prisión i muchos lo celebran. ¿No deberíamos celebrar la detención de quien irrespete los símbolos de la patria? ¿No es acaso una confesión de decir, soi un apátrida o me importa un bledo ese trapo, esa insignia o ese cántico? Se debía inclusive mostrar públicamente el nombre, apellido i condición social, para que sepamos cuantas sabandijas sociales tenemos. Necesitamos un desagravio a la bandera o a todos los símbolos patrios. La patria i la Historia lo exige.

En este artículo, para finalizar quiero hacerle honor a un compañero socialista i revolucionario, el Sr. José Varela, quien me ha enviado sus reflexiones i sentimientos poéticos al respecto, con una inspiración hermosa de hombre de pueblo i hombre de honor patriótico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 29113 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /medios/a36076.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO