Fedecámaras asume el discurso del gobierno. Ella y el gobierno, dos versiones del rentismo

En el programa de Carlos Croes, periodista siempre taimado, quien publicitó la mentira del "milagro agrícola" del gobierno de Lusinchi, siendo entonces su Director de Información, muy ligado a la "Presidenta alterna", a quien Luis Piñerúa llamó con una palabra casi soez, aquella misma señora que habló de sus "gastos cubridos", fue entrevistado hoy domingo, 23-09-18, el presidente de Fedecámaras, o para mejor decirlo, de la organización que representa a un sector del empresariado nacional, el de la clase parasitaria, según estimación de los propios adecos. Para ilustrar esto basta un dato. El 95 por ciento de las divisas que entran al país, corresponden al petróleo, es decir al Estado y del otro cinco por ciento más de la mitad también corresponde al Estado por otros rubros. La burguesía nacional, el empresariado, no ha dejado de ser lo que los gobernantes de la cuarta república, antes de Chávez, no dudaban en llamar parasitaria. No sólo nunca ha arrimado dólares a las arcas nacionales, sino que ha usado los derivados del ingreso petrolero y del Estado en general para comprar mercancías en el exterior, venderlas en Venezuela y de paso dejar allá parte de esas divisas. Y lo que es peor todavía insisten en eso.

Sobre esa organización el historiador y Académico, profesor de UDO, de origen norteamericano, Steve Ellner, aparte de lo anterior, dijo lo que sigue: "Desde su fundación en 1944 FEDECAMARAS alegaba que no podía asumir posiciones políticas, y por eso se negó a defender al gobierno de Rómulo Gallegos en 1948 (como Samuel Moncada demuestra en su libro Los huevos de la serpiente) y se negó a oponerse al gobierno dictatorial de Marcos Pérez Jiménez casi hasta al final de su régimen. Pero durante la campaña electoral de 1998, los portavoces de la organización empresarial se opusieron abiertamente a la candidatura de Chávez. Pedro Carmona, por ejemplo, advirtió que si Chávez ganaba en diciembre, liquidaría el sistema democrático, al mismo tiempo que alabó a sus contrincantes (ver El Universal, 15 de agosto de 1998, página 2-2). Luego en 2002 FEDECAMARAS – más que los partidos políticos y la dirigencia sindical anti-chavista – fue el actor principal en los dos esfuerzos de derrocar al gobierno democrático. https://www.aporrea.org/ideologia/n277089.html

A lo anterior, lo que menciona Ellner y lo que acota éste de Samuel Moncada, yo recordaría que, el gabinete de la Junta de gobierno que sustituyó a Pérez Jiménez, presidida por un hombre como Wolfgang Larrazábal, quien se había mantenido hasta el momento mismo que le escogieron para aquel cargo como indiferente a lo que ocurría, estuvo controlado por gente de Fedecámaras. Quien se tome el trabajo de inventariar la composición del mismo se percatará que la mayoría de los cargos o por lo menos los claves estuvieron en manos de personas afines e integrantes del gremio empresarial. Como también puede asegurarse que en los gobiernos del puntofijismo, hombres de Fedecámaras, siempre estuvieron al frente de los ministerios a cargo de la economía. Incluso, Gustavo Rossen, fue nombrado Ministro de Educación, siendo el primero de ellos que llegaba a ese cargo, siempre reservado a educadores insignes, con el sólo propósito de acelerar la privatización de la educación, de acuerdo a un plan implementado desde el FMI. Por cierto, como he escrito tantas veces, algunos educadores y dirigentes gremiales, le vendieron a Chávez la falsa idea que la acelerada transferencia de la matrícula escolar pública hacia la privada se debía a la existencia de los "Comunidades Educativas" y el cobro de una pequeña contribución a los padres y representantes, tesis que he intentado desmontar varias veces. Por eso, cuando se intente determinar quién fue nuestro peor Ministro de Educación, desde la perspectiva de los intereses populares y la educación pública y gratuita el primero en la lista debe ser el mencionado personaje.

Como dije al principio, el Presidente de Fedecámaras, entrevistado por Croes dijo que estaban contra el rentismo y en consecuencia con una nueva política. Es decir, dijo exactamente lo que ha dicho en este país desde siempre el sector progresista y ahora repite el gobierno de Maduro como si se tratase para éste y el líder empresarial una consigna novedosa. Pero por lo menos Maduro y muchos de quienes le acompañan, por ellos y por el discurso de Chávez, han estado comprometidos desde antes con esa meta, sólo que no han "podido con la múcura" y se les ha convertido como en una tarea como que más difícil. Chávez pensó que para lograr generar una nueva economía, el desarrollo de áreas que nos independizasen del petróleo, era indispensable una nueva clase, pues la que forma Fedecámaras, sólo ha servido para pedirle dólares al Estado sin crear nada que rompiese las ataduras o la dependencia, motivo fundamental, aparte de otros, como la ineficiencia del gobierno, de lo que ahora padecemos. Eso lo supo Chávez desde los primeros días de presidente.

Uno se asombra, como hay gente que cree a los venezolanos de este tiempo tontos en demasía para soportar escuchar a gente del viejo sector empresarial, ese de Fedecámaras, pronunciándose contra el rentismo, cuando este ha tenido en ellos sus aliados, constructores, soportes y chulos. Es verdad, pudieran decir todo cuanto se les ocurra en relación con los errores del gobierno, el asunto es que también hay que tener autoridad moral para eso. Los males del rentismo son de vieja data. Vienen desde el mismo momento que aquí se inició la explotación petrolera. Fedecámaras, para no ir más atrás, como se dijo arriba, nació en 1944 y desde ese tiempo, los empresarios que en ella se albergan han vivido por y para el rentismo. Y si hemos vivido por tanto tiempo las causas deplorables del rentismo, ha sido por gobiernos que, por cierto, han cambiado, como que tuvimos el Medina, Junta de gobierno presidida por Betancourt después del golpe contra el primero en 1945, Gallegos, Pérez Jiménez, otra vez Betancourt y luego los diferentes del puntofijismo y desde Chávez hasta ahorita, pero Fedecámaras ha sido la misma que controló y dispuso del ingreso en dólares por la vía del rentismo petrolero y plegados sus hombres al mercado internacional sólo como importadores de la producción de aquél. ¿Entonces cómo viene el presidente de Fedecámaras a ofrecer a su gente como alternativa frente al rentismo si Chávez les abrió esa oportunidad y nunca estuvieron dispuestos, pues era más fácil seguir como venían? Tienen el capital dentro y en mayor medida afuera, si en verdad quieren desarrollar una política contraria al rentismo, pasen a los hechos, sin duda que Maduro, pese todo lo que ellos y nosotros podemos criticarle y los errores por endosarle, no tendrá dudas en recibirles con los brazos abiertos. Lo que pasa es que el hombre de Fedecámaras miente, tanto que repite una consigna que también usa Maduro, aunque cuando éste habla de sus planes sólo se acuerda del rentismo, antes petróleo y ahora agrega el oro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 797 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a269740.htmlCd0NV CAC = Y co = US