Diosdado, Aporrea y un portal del PSUV

Desde hace unos 25 años soy columnista del diario "Sol de Margarita" en Nueva Esparta, donde además he tenido suplementos o espacios culturales. Los dueños del periódico han mantenido su postura política y yo la mía, al igual que Eleazar Díaz Rangel y Roberto Malaver, también columnistas en el mencionado medio. Nunca mi posición ideológica (marxista-leninista, ortodoxo, dogmático, pro-soviétivo y sectario) ha sido condicionada por los dueños. Incluso, en tiempos pasados, algunos integrantes de la intelectualidad margariteña solicitaron mi salida del "Sol de Margarita", pero la solicitud se quedó en estudio. Como fue verbal y muy elegante, no pasó de allí.

Mi "Palabreo" hizo agarrar más de una calentera a Morel Rodríguez y a Fucho Tovar, los más sonados políticos de la derecha de los últimos años del puntofijismo en Nueva Esparta. Un diputado copeyano me demandó por difamación e injuria en una oportunidad. Fui a un tribunal. Nunca me enteré de la decisión del juez. Supongo que me favoreció porque no me encanaron. En esos tiempos muchos de los dirigentes del PSUV de hoy andaban muy tranquilos con los dirigentes de AD y Copei.

Hago esta introducción (larga, para mi gusto) a fin de aclararle al camarada Diosdado que si él considera que Aporrea es antichavista no todos quienes escribimos en este portal lo somos; aunque, a decir verdad, hasta el momento en que escribo, a pesar de algunos de sus colaboradores, no creo que Aporrea pueda igualarse a El Nacional y La Patilla. Claro, tanto Diosdado como Aristóbulo, pueden tener su propia opinión.

Considero que cada quien aporta a este proceso desde sus saberes, experiencias y debilidades. Diosdado, por ejemplo, me parece un camarada dispuesto a asumir su papel en el lugar que se le ordene. Fue jefe de Conatel (en tempos en que se dieron varias concesiones a grupos económicos importantes), Vicepresidente, ministro del Interior y Justicia, gobernador, ministro de Infraestructura (creo que se le decía así), superministro (en tiempos en que Chávez le encomendó revocar los permisos que el propio Diosdado había dado en sus tiempos en Conatel); también ha sido parlamentario, Presidente de la Asamblea Nacional y algún otro cargo, todos asumidos con la debida responsabilidad. Tal como su esposa ejerce el cargo de ministra de Turismo. En el PSUV siempre ha sido dirigente; de tal confianza para el Comandante Chávez que en las primeras elecciones internas (con participación de las bases) para elegir la Dirección Nacional de vanita quedó de último entre los principales, pero Chávez lo encaramó bien arriba. Nosotros, en la base, asumimos que éramos hombres de poca fe, por eso no le dimos el apoyo que Diosdado merecía. Recuerdo bien que en el 2008, el camarada Chávez dijo que candidato a gobernador del chavismo que perdiese las alecciones iría a sembrar. Diosdado perdió, pero era tal la confianza que le tenía el Presidente que le dio un superministerio, hasta para hacer casas. No sabemos cuántas hizo porque no había Gran Misión Vivienda para la época. Ahora Diosdado, suma a su condición de alto dirigente del PSUV y de parlamentario, su mazo. Poco lo veo, no es su culpa, es que ladilla ver VTV, ladilla enterarme que vivo en el País de las Maravillas y de eso no me entero en la realidad. En una de las pocas veces que lo vi estuvo quince minutos llamando a la unidad, unidad, por encima de todo la unidad y más unidad; los siguientes quince minutos se dedicó a insular, llamar contrarrevolucionarios, a algunos compañeros -entre ellos el respetable Jorge Giordani, que expresaron sus diferencias con la dirigencia del PSUV. Uno ante un camarada como Diosdado, que ha cumplido y cumple con tan difíciles tareas, mantiene el respeto. Por eso tomamos sus palabras sobre Aporrea con la seriedad correspondiente. No es cualquiera quien acusa.

Ah, pero que respete el trabajo de los demás, que respete mi opción de escribir en Aporrea. Sin ser un experto en números, puedo asegurar que por causa de mis artículos se han perdido menos votos que los extraviados en la confusión y el desengaño por los errores que el camarada puede haber cometido en sus funciones.

En cuanto a un artículo del camarada Franco Vielma donde, palabras menos, palabras más, señala que colaborar con Aporrea es colaborar con Marea Socialista, creo que es una afirmación exagerada y me remito a la introducción de este artículo. Además, puedo afirmar que es evidente que Marea Socialista ocupa un lugar privilegiado en Aporrea, pero no me siento colaborador de este movimiento, sobre el cual escribí un artículo titulado "Ni con el pétalo de una rosa a Marea Socialista", que envié a Aporrea, pero se quedó varado en algún lugar y no ha sido publicado en este portal (me niego a pensar en una censura).

Finalizo con una propuesta al camarada Diosdado Cabello, si es que llega a leer esta nota: abran un portal del PSUV para debatir libremente, sin tapujos, sin temores, sin personalidades intocables. Podremos escribir allí, sin abandonar otros espacios por que no sabremos cómo se reaccione cuando escribamos en el portal del PSUV nuestra absoluta desconfianza ante el General Osorio. Digo, es un ejemplo.

Camarada Diosdado, usted dirá.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1448 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a241141.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO