Ofrezco trabajo a Carla Angola como mi jefa de prensa, ella podría, además de ostentar tal honor, servirle a la Patria

Amo a Venezuela con tal fuerza que ni la fuerza de un loco, simplemente la amo, ignoro de donde emana e inclusive donde de mí reside mi amor patrio pero, estoy convicto y confeso y, si eso es pecado, al menos ya me confesé.

Creo no ir -cuando me toque estirar la pata- a la quinta paila donde seguro están los cardenales Ignacio Velasco (alias zamuro negro) y Rosalio Castillo Lara, por infames.

Amo a mi patria, amo a Venezuela, es por lo que me da asco contemplar el triste papel de algunos venezolanos tales la periodista Carla Angola, su par Kiko y, el otro (un tal carreño), sendos irresponsables, enemigos del pueblo trabajador.

Embusteras que perviertan informaciones que han de ir al pueblo, merecen es el repudio general, no otra cosa, y es el caso.

Globovision puso en marcha otra estrategia del mismo plan conspirativo en contra de Venezuela, movió sus peones, he ahí que Carla Angola el Kiko y el otro (mismo diablo con diferente cachimbo) andan jugando rol de dárselas de víctimas.

Sigue cuidadosamente que harán en breve tres muñequitas con hilos -Carla es una de ellas- pero, le ofrezco a la Carla (no al Kiko ni al etc), no obstante, un trabajito, ella ser mi jefa de prensa, quiero decir, cuidar la prensa que yo tengo en mi improvisado taller en el garaje.

Carla Angola podría, eventualmente, ayudarme a trabajar de vez en cuando en mis cuestiones caseras porque, a decir verdad, a veces tengo que soldar una vaina o acaso cortar un tubo, serruchar un pedazo de madera y otras vainas por el estilo y lo que suelo usar generalmente, para ayudarme, es un sargento, que en cierta manera hace de prensa -lo sabe el que es obrero- pero, prensa prensa realmente un sargento no sirve para todo, así que ya adquirí una buena prensa y, además, una nueva máquina de soldar, para los efectos.

Carla Angola podría ayudarme a hacer esos trabajos caseros, yo le asignaría solamente atender la prensa, lo único que ella debería hacer sería enroscar o desenroscar el bicho, el problema sería que ella se acostumbrase y, luego que yo me vaya cada par de semanas, a pescar, entonces, ella se haga triste y se ponga a llorar a moco suelto.

Pero, ella, Carla Angola, no parece ser sino una muñeca con hilos; ya vendrá con sus agresiones pervertidas contra la patria que tal vez la vio nacer.

Pero, bien ella podría servirle a la patria, he aquí un chance.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2767 veces.



Guillermo Guzman


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a166993.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO