(AUDIO) Programa "Horror a la oligarquía": La gente se pregunta si Chávez se equivocó al dejar a Maduro

Por Toby Valderrama y Antonio Aponte
 
A estas alturas, la gente se pregunta si Chávez se equivocó al dejar a Maduro. Nosotros pensamos que no, estos cuatro años han demostrado que no había otro a quién dejar. Veamos.
Maduro ha puesto la torta, la puso desde el primer día, eso está a la vista. Es lícito pensar, dudar de la designación de Chávez. Pero si vemos la conducta del resto de sus hijos entenderemos el drama que vivió el Comandante cuando escogía al sucesor. 
Maduro tomó el camino equivocado, se desmarca de Chávez y ninguno de sus hijos disiente, ni siquiera ponen una mala cara, sólo atinan a la adulación, a la lisonja, a la aprobación de cualquier disparate. De ellos ninguno habla de Socialismo, del Plan de la Patria, y todos concuerdan en guillotinar a la Constitución que él tanto amó. Debemos concluir, la historia lo afirma: no tenía Chávez opción, el que escogiera haría lo mismo.
Es verdad que Chávez no podía adivinar quién era el líder que lo sustituiría. Ninguno de sus hijos estaba probado en el manejo del timón, en la soledad del liderazgo, todos eran expertos seguidores. El líder aparece al calor de las circunstancias adversas. En el momento definitorio se oye un grito, un gesto que identifica al líder, su coraje, su entrega, su valentía para ir más allá del rebaño, ser inédito. Así fue con aquel “haremos que nos obedezca” del Libertador, o “La historia me absolverá” de Fidel, o el “Por ahora” de Chávez. El grito, el gesto, anuncia valentía y sinceridad, transparencia. 
 ¿Significa lo anterior que todo está perdido, qué no hay futuro para el Chavismo, que se hunde junto a Maduro y sus iguales?. El Chavismo vive situación muy difícil, está en la orilla del abismo; pero ya lo dijimos, estas circunstancias complicadas son propicias para el surgir de los líderes verdaderos. Ya comienzan a brotar en medio de las dificultades, ya se oyen voces de valientes que los estultos confunden con división y deslealtad; al contrario, son muestras de la vitalidad del Chavismo, allí adentro hay mucha pasta para la conducción.
Puede ser, hay la posibilidad, aunque mínima, de que el Presidente Maduro deje de oír a escarrá y a serrano, que dé un golpe de timón; puede ser que oiga la improbable crítica del algún allegado y renuncie a ese esperpento que es la Constituyente y tome el camino de la rectificación, admita el rumbo que el Comandante le señaló, demuestre que Chávez no se equivocó, corrija y dirija de verdad a los hijos del Comandante, ojalá así sea, ojalá no sea tarde. Pero quizá insista en el camino al abismo, se engañe y engañe a la masa incauta. En esas circunstancias, tal vez se oiga un grito disidente que al principio la masa no comprenda, pase desapercibido, pero luego se yerga heredero, se identifique con la masa. Nadie sabe qué sucederá.
Hay la posibilidad de que el Chavismo no reaccione, entonces, la esperanza será el refugio de los humildes, habrá que esperar cien años cuando regrese el caballo blanco de Bolívar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9530 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US Y ab = '0' /medios-alternativos-y-comunitarios/n309464.htmlCd0NV CAC = , co = US