Terremoto, neoliberalismo y hambre…

www.larrymarquezperalta.nieblog.com

Recientemente Latinoamérica sufrió dos grandes regaños de la naturaleza, el primero, con un terremoto de 7.2 grados en la escala de Ritcher que devastó la hermana isla de Haití dejando más de 220.000 muertos, miles de heridos, mutilados, niños huérfanos y millones de damnificados. Pasado poco más de un mes, le tocó el triste turno a la hermana Chile, con un terremoto de los más fuertes en todos los tiempos en el planeta con 8.8 grados en la escala de Ritcher y un Tsunami de grandes dimensiones que también arrojó miles de víctimas y millones de damnificados. Frente a estos acontecimientos, habría que hacer unos análisis y reflexiones serias pues, más que el castigo de la madre tierra o “pacha mama”, la irracionalidad consumista del hombre (sobre todo países desarrollados) y la pruebas nucleares de las potencias que ponen en un hilo el equilibrio de la naturaleza con la desaparición de la flora y fauna, está en juego también la desaparición de la misma especie humana.

Después de los terremotos en ambos países, han ocurrido otros hechos similares, pero que parten de la mano del hombre, me refiero a los saqueos por comida y medicinas. Aunque siendo Haití el pueblo más pobre de América, es lógica la desesperación por agua, comida y medicina en una población cargada en la miseria y pobreza, pero en contraste, se ha colocado a Chile como un país de economía avanzada y de gran nivel cultural, sin embargo, el saqueo que mucho se parece al “Caracazo” del 27-28 de febrero de 1.989 en Venezuela (coincidencia con la misma fecha en Chile 21 años después), nos permite confirmar, que el monstruo del neoliberalismo puede ser tan salvaje y fatal como un terremoto o Tsunami. Por cierto, en ambos países la presencia de los “Clinton´s” hace lobbies en medio de esas mismas tragedias.

En Haití, las fuerzas militares armadas de EEUU arrojaban la comida al pueblo como para animales salvajes, “so pretexto” de intervenir con 20.000 marines una nación en “pillaje” y “desorden” según lo que apostaban en sus imágenes editadas las noticias de los medios de comunicación pro-yanquis. Sin embargo, en Chile ocurre lo contrario, pues tratan de ocultar una realidad palpable con un pueblo saqueando comida y cuanto artefacto o electrodoméstico consiga a su paso, y esto, por causa del consumismo que vende publicidad para un pueblo pobre, que luego cree con derecho merecerlo, aunque equivocadamente sea en el pillaje. Igual se oculta la falta de información del Tsunami en desarrollo que causó muchas muertes, mientras Hawaii lo esperaba en Chile lo descartaban (y ocurrió lo contrario).

Hace años, Alí Primera hizo un recorrido con su canto, denunciando la miseria que promueven aún como sueño los capitalistas en el siglo XXI como sueño los capitalistas. El desempleado Ruperto, fue ejemplo de los muchos “Rupertos” que recorren la miseria en la América Latina bajo el yugo del capitalismo perverso y salvaje…así le cantaba Alí: ¡Ruperto vivía en su campo!…su mujer y tres muchachos, la yerba su medicina y el brujo Antonio su médico, y un día miró a Caracas, en la pulpería del pueblo, en un almanaque de esos de la Creole Petroleum Corporation, quiso venir a Caracas, vino a Caracas Ruperto, lo ayudo el capitalismo, lo ayudó a construir su rancho, con latas vacías de Pepsi Cola, con latas de Mobil Exxo y le puso como techo, un afiche de la Ford Company, “¡es fácil tener un Mustang!…”…y seguía diciendo Alí: ¡la policía, siempre es eficiente cuando se trata de los pobres!...Luego del terremoto en Chile, los carabineros tumbaron con agua a un pueblo sediento…a muchos “Rupertos”, víctimas de un terremoto y peor aún, de un capitalismo salvaje…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1312 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a96341.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO