Barack Obama, Nobel inmerecido

Ciertamente que el señor Presidente civil de los Estados Unidos Barack Obama, ha despertado entre los pueblos cierta esperanza pero al mismo tiempo un cierto estado de frustracion. Entre simpático y repungnante se mueve la vida del primer presidente afrodescendiente de la nación más poderosa del planeta en cuanto al aspecto bélico.

Como un milagro de la humanidad fue vista su elección como presidente gringo, por eso quizás en los corazones sinceros de los pueblos del mundo afloró la idea de que tal vez había llegado los tiempos de paz para este planeta conbulcionado por invasiones y guerras propulsadas por el gobierno militar de los Estados Unidos de Norte América.

Su estilo y discurso un tanto cercano a la terrible realidad por la que atraviesa la humanidad, ha hecho que en él y su gobierno civil, podría estar la solución de tantos problemas que padece el planeta tierra: como el hambre, la contaminación del medio ambiente global y las guerras fracticidas que humillan, someten y aniquilan pueblos bien podrían llegar a su fín; más sin embargo a casi un año de su acensión al podium del gobierno más poderoso del mundo, a la fecha nada de eso ha comenzado a a suceder y por el contrario hallamos que la ocupación y guerras en pueblos como Afganistan e Irak se han recrudecido y como si fuera poco el gobierno cívico-militar de la gran nación del norte ha anunciado que en convenio con su socio del sur (léase gobierno Colombiano), han decidido instalar siete (7) bases militares en territorio neogranadino; lo que contradice a todas luces el discurso del Obama esperanzador y pacifista; ya que la presencia de dichas bases militares gringas en territorio Colombiano, son a todas luces una brovocación bélica contra las naciones y pueblos de América latina, pero muy particularmente contra las Repúblicas que son dueñas de grandes riquezas minerales y acuiferas de la amazonía y guarani que están en el sur.

Dentro de esta gran contradicción volvemos a encontrar al Obama que de palabra dice una cosa, pero que en los hechos hace otra; me refiero al caso patético del Golpe de Estados Militar contra el gobierno legítimo de la República de Honduras, donde el gobierno militar de los Estados Unidos coadyuvó en la planificación y concresión de aquella azonada gorilesca que fuera monitoreada desde la base militar “Soto Cano” que desde hace décadas tienen instalada en territorio hondureño los marines gringos. Al respecto, el Obama con cara de bueno ha condenado el Golpe de Estado propinado contra el Presidente Manuel Zelaya; pero por otro lado, su canciller Hiraly Clintón, ha sido blanda y complaciente con el gobierno de facto, que a ésta hora se siente practicamente consolidado y en desacato a las resoluciones de las entelequías conocidas como OEA y ONU, las cuales se convirtieron para el gobierno golpista de Honduras, en menos que un rollo de papel higiénico.

Por eso la reacción y sorpresa de gran parte de los pueblos del mundo, que no ven cual pudo haber sido las razones de sentido racional y lógico que pudiera haber incidido en el jurado del Premio Nobel de la Paz, para que éste fuese asignado a esta espacie da camaleón en que se ha convertido el señor Baracko Obama Presidente de la Gran Confederación de los Estados Unidos de Norte América, si hasta ahora en hechos reales, hasta donde sabemos, nada se ha visto en concreto que podamos catalogar como un gestó de Paz; muy por el contrario, se ha hecho el vista gorda con el ascedio y genocidio cometido por el gobierno Israelita contra el valeroso pueblo Palestino de Gaza , amen de andar amenazando al gobierno y pueblo Irani, en caso que se negare a la observación de sus planes de energía nuclear.

Bueno en todo caso, no es la primera vez que los Suizos, entregan el Premio Nobel de La Paz, a alguien que no se lo merecen, sino veamo lo siguiente. En el año 1973, este galardón fue impuesto nada menos que a uno de los autores intelectualesa del Golpe de Estado contra el gobierno legitimo de la República de Chile y asesinato del presidemnte Socialista Salvador Allende aquel infacto 11 de septiembre. El inefable Herry Kissinger canciller de los Estados Unidos en aquel entonces.

…………………………….

(*) Miembro del Buró Político del PSUV-Táchira.









BARACKO OBAMA, NOBEL INMERECIDO.

Macario Sandoval (*)

Ciertamente que el señor Presidente civil de los Estados Unidos Baracko Obama, ha despertado entre los pueblos cierta esperanza pero al mismo tiempo un cierto estado de frustracion. Entre agrio y dulce se mueve la vida del primer presidente afrodescendiente de la nación más poderosa del planeta en cuanto al aspecto bélico.

Como un milagro de la humanidad fue vista su elección como presidente gringo, por eso quizás en los corazones sinceros de los pueblos del mundo afloró la idea de que tal vez había llegado los tiempos de paz para este planeta conbulcionado por invasiones y guerras propulsadas por el gobierno militar de los Estados Unidos de Norte América.

Su estilo y discurso un tanto cercano a la terrible realidad por la que atraviesa la humanidad, ha hecho que en él y su gobierno civil, podría estar la solución de tantos problemas que padece el planeta tierra: como el hambre, la contaminación del medio ambiente global y las guerras fracticidas que humillan, someten y aniquilan pueblos bien podrían llegar a su fín; más sin embargo a casi un año de su acensión al podium del gobierno más poderoso del mundo, a la fecha nada de eso ha comenzado a a suceder y por el contrario hallamos que la ocupación y guerras en pueblos como Afganistan e Irak se han recrudecido y como si fuera poco el gobierno cívico-militar de la gran nación del norte ha anunciado que en convenio con su socio del sur (léase gobierno Colombiano), han decidido instalar siete (7) bases militares en territorio neogranadino; lo que contradice a todas luces el discurso del Obama esperanzador y pacifista; ya que la presencia de dichas bases militares gringas en territorio Colombiano, son a todas luces una brovocación bélica contra las naciones y pueblos de América latina, pero muy particularmente contra las Repúblicas que son dueñas de grandes riquezas minerales y acuiferas de la amazonía y guarani que están en el sur.

Dentro de esta gran contradicción volvemos a encontrar al Obama que de palabra dice una cosa, pero que en los hechos hace otra; me refiero al caso patético del Golpe de Estados Militar contra el gobierno legítimo de la República de Honduras, donde el gobierno militar de los Estados Unidos coadyuvó en la planificación y concresión de aquella azonada gorilesca que fuera monitoreada desde la base militar “Soto Cano” que desde hace décadas tienen instalada en territorio hondureño los marines gringos. Al respecto, el Obama con cara de bueno ha condenado el Golpe de Estado propinado contra el Presidente Manuel Zelaya; pero por otro lado, su canciller Hiraly Clintón, ha sido blanda y complaciente con el gobierno de facto, que a ésta hora se siente practicamente consolidado y en desacato a las resoluciones de las entelequías conocidas como OEA y ONU, las cuales se convirtieron para el gobierno golpista de Honduras, en menos que un rollo de papel higiénico.

Por eso la reacción y sorpresa de gran parte de los pueblos del mundo, que no ven cual pudo haber sido las razones de sentido racional y lógico que pudiera haber incidido en el jurado del Premio Nobel de la Paz, para que éste fuese asignado a esta espacie da camaleón en que se ha convertido el señor Baracko Obama Presidente de la Gran Confederación de los Estados Unidos de Norte América, si hasta ahora en hechos reales, hasta donde sabemos, nada se ha visto en concreto que podamos catalogar como un gestó de Paz; muy por el contrario, se ha hecho el vista gorda con el ascedio y genocidio cometido por el gobierno Israelita contra el valeroso pueblo Palestino de Gaza , amen de andar amenazando al gobierno y pueblo Irani, en caso que se negare a la observación de sus planes de energía nuclear.

Bueno en todo caso, no es la primera vez que los Suizos, entregan el Premio Nobel de La Paz, a alguien que no se lo merecen, sino veamo lo siguiente. En el año 1973, este galardón fue impuesto nada menos que a uno de los autores intelectualesa del Golpe de Estado contra el gobierno legitimo de la República de Chile y asesinato del presidemnte Socialista Salvador Allende aquel infacto 11 de septiembre. El inefable Herry Kissinger canciller de los Estados Unidos en aquel entonces.

…………………………….

(*) Miembro del Buró Político del PSUV-Táchira.
macariosandoval@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1478 veces.



Macario Sandoval (*)

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor