El cinismo en las declaraciones de Alvarito Uribe Vélez, en la plenaria de UNASUR, en Bariloche

Una vez terminada las declaraciones del Presidente colombiano Alvarito Uribe Vélez, en la plenaria de UNASUR, me dispuse insofacto a escribir este breve análisis de esta bazofia manifestada por este imitador de Shakespeare.

Alvarito, me permito de llamarlo así en diminutivo, por lo servil, lo entregado, que está al imperio del norte, denota en su rostro que está preso y no puede salirse de un libreto preparado por los emperadores del mundo, y de no cumplir este niño mandadero lo ordenado…, él y todos sabemos cual será el desenlace final.

Alvarito, se esconde detrás de sus gafas con su rostro impávido, impenetrable, con un dramatismo para hacer llorar, además de un cinismo e hipocresía abismante, ¿será que Alvarito, piensa que está engañando a los mandatarios allí reunidos, o a todos los televidentes que seguimos su alocución?

Alvarito, se centró en hablar del narcotráfico, de los paramilitares, de los terroristas, y tiene la santa voluntad de hablar de ser un incondicional en la defensa de la soberanía, si este muñequito de ventrílocuo, hace tiempo entregó Colombia a los hambreadores del norte, solo que hoy remachó esta entrega con las siete o más bases militares que instalarán los gringos. Además habló más de lo mismo, que las fuerzas gringas lucharán contra el narcotráfico, el terrorismo, en ayuda humanitaria, y tienen años con el famoso Plan Colombia y no se ha hecho casi nada al respecto, más bien a crecido el narcotráfico, los desplazados son cada día más hacia Ecuador, y Venezuela.

Alvarito, mencionó el artículo 3 del tratado con los gringos sobre las bases militares, que no serán utilizadas en contra de otros Estados del Continente, pero quién nos asegura eso, el papel aguanta todo, debemos recordar la incursión en territorio ecuatoriano de Colombia que fue con ayuda gringa. Mencionó la situación de los pobres en Colombia, este Alvarito es bien caradura, si su gobierno es de un sistema capitalista, neoliberal y expoliador, para nada le interesa la justicia social, la igualdad, o equidad.

Resumiendo, Alvarito, a pesar de su cara de niño regañado, de su teatro, del dramatismo en su exposición, de la hipocresía y cinismo, no convenció a nadie, ni a moros, ni cristianos, es decir una vez más salió con las tablas en la cabeza.

elchilenodearagua@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1978 veces.



Miguel Ángel Maregatti


Visite el perfil de Miguel Angel Maregatti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: