Con pétalos de rosa

Lo que el Che Guevara llamó “Ministerio de Colonias” no ha cambiado mucho desde entonces, sólo que ahora en América Latina, hay un resurgir de los nacionalismos más sinceros, es decir no pringados de populismos patrioteros, sino más bien insuflados de un profundo amor a la tierra, al producto de los sudores de la clase trabajadora y a la soberanía de los Pueblos que descubrieron a Cristoforo Colón, y a sus tres Carabelas, donde venían la Cruz y la Espada de la religión protectora de la Monarquía, que se dijo dueña de la riqueza, de tierra misma, y de nuestros ancestros. Preludio que avisora la acometida de un proceso de construcción socialista en en el sur de nuestro Continente

La OEA sigue en su triste papel de Mamotreto aprobador de los caprichos, de los desmanes, y de los actos más genocidas del Imperialismo, su amo de pacotilla. Más de catorce horas de intenso debate, sirvieron para demostrar que En América Latina hay6 Gobiernos que se niegan a seguirle el juego al neocolonialismo, y más allá a triste haciendización de las naciones que algún día tuvieron visos de soberanía. Cómo el infausto caso de Colombia.

A pesar de que EEUU se quedó sólo a la hora de la votación, tragándose a duras penas la rabia que le produce el hecho de que los países latinoamericanos y del Caribe le salieron respondones; terminaron imponiendo su lógica imperialista al ordenar a la OEA el cambio de la palabra condena por la de rechazo. La diferencia etimológica entre estos dos vocablos es abismal. Sin embargo, mas allá de la Condena, que es el fallo definitivo en torno a la comisión de un delito, o de una violación de la ley, está la pena, que entraña el consecuente castigo que se debería aplicar a los criminales, como el capo Uribe.

Con la palabra rechazo en lugar de Condena, la OEA utiliza para el gobierno genocida y narcoparamilitar del capito Uribe y su perversa cofradía de los Santos, un tratamiento ultra suave como de Pétalos de Rosa. Olvida la OEA en su incondicional entrega a los propósitos del Imperialismo, que han asesinado al comandante Raúl Reyes, uno de los hijos más heroicos y revolucionarios que haya parido Colombia, además del crimen con bombardeo de una veintena de seres humanos entre los que estaban militantes de la FARC-EP y estudiantes de la UNAM. Esta masacre no significa nada más allá de una llamada de atención, para la OEA, triste celestina de los EEUU, ese crimen que debería tener ya sus presos, Uribe y su Santo ministro entre otros responsables directos, y colaboradores que siguen órdenes directas del Imperialismo; está pasando por debajo de la mesa, como tapado con el vocablo desmandibulado de “Rechazo”.

tutas13@yahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1186 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a53413.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO