"A propósito del que se va y el que se queda….."

A mi edad he vivido dictaduras y he salido airoso, he vivido el hambre y la miseria y he salido airoso, he enfrentado sectarismos y he salido airoso, he vivido las colas, la falta de artículos de primera necesidad, he criado a mis retoños sin carne y sin leche, he soportado la corrupción y el desempleo, he sobrevivido a la delincuencia y he visto morir a miles de compatriotas y si amigos….he salido airoso. En mi juventud tuve la oportunidad de estudiar en el extranjero, pero mi corazón aventurero estaba demasiado amarrado a mis raíces, a mi pueblecito, a mi Venezuela, y desistí, aun a sabiendas, de que mi futuro hubiese sido otro. A lo largo de mi vida como profesional, las ofertas de vivir en el extranjero no han cesado, pero mi corazón más viejo y más cansado solo quiere palpitar en suelo patrio y ahora entiendo porqué tanta gente que admiro dejó bienes, riquezas y su tranquilidad por mi hermosa Venezuela, y decidieron morir en estas sagradas riberas del Arauca vibrador.

Esta situación en Venezuela, no es nueva y no va a ser seguramente la última. Lo que pasa en Venezuela es cíclico, somos un país mono productor y dependemos del barril del petróleo lamentablemente, en vez de ser una bendición, ha sido a lo largo de la historia una maldición, porque se abandonó el agro, y dejamos a unos pocos, nuestra alimentación y nuestro bienestar común y nos dedicamos a disfrutar de los beneficios que nos ofrecían los gobiernos de turno, conformándonos con dádivas los menos afortunados, y con la mejor mascada los mas enchufados . A diferencia de esta constante histórica, el fenómeno sociocultural actual comienza con la era chavista, donde se le quita al rico para darle al pobre, se le expropia al Terrateniente para darle al campesino, se le quitan los silos y las empresas al sector privado y se les cede a los trabajadores. ¿Y eso es malo?...No hubiese sido malo si primero educamos a ese pueblo, pero no la educación de los número y las letras, sino la educación de la Moral y las luces, la del amor por el otro como enseña la Biblia, porque pasa lo que pasó, ese pueblo noble se corrompió al verse empoderado, porque sus valores y su amor plasmados en la biblia y los libros de matemática, geografía e historia fueron superados por la vorágine de la revolución, que como tal, se disparó por sobre velocidad, dejando regado los pensamientos de solidaridad mas elementales del ser humano y como siempre los vivos de siempre, pescarán en rio revuelto. Yo creo en este proyecto revolucionario chavista y se que mas temprano que tarde volverán las aguas a su cause y retornarán como anhelo, los que se han ido buscando una mejor vida, y respeto su decisión como espero respeten la mía.

A los que partieron, aquí les esperamos con los brazos abiertos…y recuerden no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista y para el que tenga oído que oiga: "El que nunca ha tenido y llega a tener, loco se quiere volver"

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2578 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición