De Chicago a Singapur ¿Caminamos a la guerra?

Ustedes preguntaran a qué viene la interrogante; preguntarán cuál sería la relación con nuestro país; dudarían si, después de argumentar, estaríamos acercarnos a las preocupaciones del Comandante Fidel Castro; por último, quedaría en el aire la repetida pregunta: ¿qué hacer? Esa incómoda y no invitada pregunta cuando, como pequeño-burgueses, alterarían nuestras cómodas cuotas de capitalismo seudo-revolucionario porque, debemos aceptarlo, tanto “tirios como troyanos” sí estamos acomodados tratamos de “mirar al otro lado” para seguir disfrutando, a troche y moche, de nuestra Revolución Bolivariana. Ah! Debemos agradecerle al Comandante Chávez Frías que haya evitado una “guerra civil” (además del golpe de estado) de cualquiera intensidad que nos acomode. Lo expresamos porque consideramos que ya es hora de definiciones. Ello significa que debemos “apretar las tuercas” a actitudes acomodaticias, consumistas y de débiles conciencias. (Parecería que estamos algo ácidos en nuestros pensares pero lo trataremos de justificar. Por cierto, debemos reconocer que Walter Martínez ha venido enseñándonos los caminos hacia donde se dirigen Washington y sus pares)

Nos vemos obligados a exponer nuestras ácidas ideas porque la oposición y su “ungido” parecieran que estarían viviendo en ese mundo dantesco nacional que exponen, día a día, sin proponer soluciones, exponiendo “ideas vacuas” y no relacionadas, en objetividad, con nuestras realidades históricas, geográficas, económicas, antropológicas e, inclusivamente, en el marco del ideario bolivariano. Como nos comulgamos con las sugerencias de JVR de la necesidad de una oposición ya no con güaramo sino con alguna que otra propuesta y crítica que le permita a esa burguesía criolla creer en su futuro aún en el marco de los paradigmas socialistas. Lo expresamos porque nuestro destino (léase: Venezuela) está íntimamente ligado a los escenarios internacionales; sí ello es así, las propuestas políticas que se expongan en la actual campaña electoral no solo están contenidas en un sub-conjunto compuesto por las realidades estructurales internas sino que existe, demostrablemente, un sub-conjunto internacional que está, inevitablemente, relacionado con nuestro sub-conjunto interno e influyen, cotidianamente, en sus paradigmas por lo que obliga, necesariamente, a “elevar la calidad” del discurso político y asumir nuestras responsabilidades no solo nacionales sino, también, internacionales. Por ejemplo, nos podríamos preguntar porqué Arístides Calvani, Carlos Andrés Pérez y, particularmente, don Rómulo Betancourt (léase: Punta del Este) se involucraron en escenarios internacionales más cercanos a “arenas movedizas” que a propios intereses internos venezolanos. También podríamos inquirir los porqué de las presencias de los señores Embajadores de los EEUU de América y del Gobierno del Reino de España en el despacho donde, bien sentado, se encontraba Pedro Carmona quizás conversando sobre “cielos e infiernos”. Como los ejemplos anteriores en nuestra Historia hay varios que nos enseñan esas inevitables realidades que son nuestras responsabilidades internacionales y regionales. Pero debemos marcar la diferencia entre aquellas supuestas decisiones de política de Estado y las actuales praxis de nuestra política exterior, de Estado, revolucionaria y humanista. Por ejemplo, Petro-Caribe, el ALBA.

Podríamos elevar esta pregunta a sus consideraciones. ¿Por qué tanto interés por Venezuela? Ustedes conocen la respuesta pero, permítasenos, reiterarla. En primer lugar, posición geográfica seguida de los beneficios celestiales en materias primas, acuíferos, tierras labrables para finalizar con nuestra Historia. Antropológicamente, somos un país cuya población pre-colombina tenía sus importancias caribeñas. Con el proceso independentista, la corona británica vio sus oportunidades de “incorporarse” frente a frente a los borbones. Durante la 2da Guerra Mundial, se habló hasta de submarinos alemanes en costas venezolanas. Desde Juan Vicente Gómez hasta Hugo Rafael Chávez Frías (con contadas excepciones), Venezuela y su petróleo se convirtieron en “factor fundamental” para los aportes al PIB de los EEUU de América porque hay que comenzar no solo a decirlo y exponerlo sino investigarlo para conocer cómo han sido las relaciones binacionales entre ambos países y, sí usted desea ir mas allá, compararlas con las relaciones del Imperio con otros países cercanos y los aportes de dichos países al PIB estadounidense y si usted es más curioso, simplemente, trate de conocer cuáles han sido las relaciones culturales-binacionales, claro, aparte de MacDonald y asociados, entre los EEUU de América y Venezuela. A título de ejemplo, un político de la 4ta en alguna ocasión nos comentó sus alegrías porque frente al MacDonald del Rosal habían “abierto” una arepera aunque fuera de portugueses. Así estaba nuestro país antes de Chávez Frías.

No vamos a entrar en los parabienes alcanzados durante el ejercicio del Gobierno de esta, nuestra, 5ta República para darle aunque sea algún chancecito al “ungido” y “su programa de gobierno” (¿majunche?). Nuestra intención es exponer cómo se están moviendo los string a nivel internacional. Como son de sus conoceres de ustedes, algo estaría tramando el Imperio cuando anda moviéndose “entre sombras”. Se están construyendo barcos de guerra nuevecitos con las últimas tecnologías de ANT (aviones no tripulados) solo-mata-niños-niñas-mujeres; van a consolidar su presencia en la base naval Rota (España); los 2500 soldados estadounidenses están frente a la ex-colonia portuguesa de Timor Leste para controlar el estrecho de aguas profundas; el “camarada” Panetta y un poco de gente del Pentágono y del Departamento de Estado estadounidense están en Singapur conversando sobre “amistades y matrimonios bienavidos”. La “secre” Rodham Clinton está realizando todo un tour por las Europas, Medio Oriente y Asia Central para conversar sobre políticas de “medio ambiente” aunque las malas lenguas dicen que hablarán de Siria, Irán, estrecho de Ormuz, de la maluca Rusia y del imperialismo chino; si señor, del imperialismo chino porque a falta de pan (Guerra Fría) buenas son las tortas (China y su expansionismo-militarista como argumento imperialista yanqui). Claro todo ello en el marco de la reciente reunión de la OTAN en Chicago.

Ahora vamos a especular un ratillo para divertirnos en este “infierno” que nos tiene Chávez Frías (léase: “este comunismo nos está matando”). Según Moscú, Vladimir Putin (el dictador elegido, democráticamente, una vez más, como Presidente de la Madre Rusia; si está confundidos con nuestros pensares ustedes respondan sus propias contradicciones; si no logran una apropiada respuesta, simplemente, levanten el teléfono, llamen a Tal Cual, soliciten conversar con Oswaldo Barreto y les aseguro que les dará toda una charla sobre “imperialismos, dictaduras y Estado de Derecho”). Putin viajará, durante algún mes de este verano, a Israel. Lo curioso del tema es que Putin no fue a sacarse la foto a Chicago y se fue directo a Bielorrusia. Al día de hoy, las derechas más representativas del partido Republicano estadounidense están “haciendo campaña” para que le vayamos con todos los hierros e invadamos a Siria de una vez y por todas. Claro, para entrar a Siria hay que entrar primero a El Líbano. Y sí los camaradas estadounidenses le entran a la guerra contra Assad de segurito que Israel aprovecha para quedarse con el otro lado del Golán y de ahí a entrarle a Irán es solo “un pasito”. Mi madre! Parece que la cosa está “color de hormiga”. Ya lo dijo al Rey de Arabia Saudita que sí Irán tiene la bomba nuclear, ellos también la tendrán. Nos preguntamos: ¿hacia dónde caminamos y qué pasaría con el petróleo? ¿Cerrarían el estrecho de Ormuz? No se preocupen porque si “el ungido” (léase: Henrique Capriles Radonski) no está preocupado, porqué nosotros lo vamos a estar; si “el ungido” no habla de esas realidades “en pleno desarrollo” es porque sabe, conoce y está seguro que nosotros nada tenemos que ver con aquel berenjenal. Sí “el ungido” no nos da pauta sobre como debemos prepararnos por si acaso algún ANT se sale de su camino y nos deja caer alguna que otra bombita, ello solo será por “error humano”; porque “el ungido” sabe que la 4ta Flota ya está preparada para “salvarnos el pellejo”, es decir, nuestro petróleo, por si acaso algún submarino, esta vez no alemán, se pueda presentar en las costas de la isla de Margarita a comprar en el puerto libre.

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1130 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a144527.htmlCd0NV CAC = Y co = US