Vientos de guerra…

Parece cada día se hace mas imprescindible para el capitalismo
imperial el inicio de una nueva conflagración mundial, a pesar de
estar en estos momentos involucradas en guerras sectoriales , en
Irak, en Afganistán , una no declarada en Paquistán y otras en el
cuerno de áfricas …. El problema fundamental es que con estas
guerras, el imperialismo norteamericano no ha podido lograr los
propósitos intrínsecos de toda guerra como es impulsar su economía y
tampoco lograr entusiasmar a otros países a participar de estas
masacres por el alto costo socio político que representa por la
provisión de hombres que llevar a esas carnicerías.

Ya España, cual monarquía bananera ha decidido retirar sus
aviones de la fuerza aéreas sobre Trípoli, donde por cierto fueron
los europeos que con la ayuda del imperialismo norteño llevaron la
voz cantante en materia de genocidios y que aun no han podido
consolidar el gobierno títere.

Todas estas guerras sectoriales le han traído al gobierno
norteamericano un desgaste considerablemente importante de lo que
suponía como gastos calculados en sus fuerzas de ocupación y de
material bélico que reponer. De allí se deduce del porque obligaron
a su monigote que tiene de presidente a tomar la decisión de
continuar con un presupuesto de guerra inmenso. Es la única manera de
mantener a esos perros de la guerra con su corporación industrial
militar con la arepa segura por los momentos, pero ellos saben que
tarde o temprano esa fluidez en dólares tiene que parar, sobre ahora
que están más devaluados para mantener ese monstruo creado en el
Pentágono. ¿De dónde sacamos esas ideas de nuevas incursiones
genocidas? Porque creemos que las movilizaciones que ya se realizan en
EEUU terminaran por concluir que la única forma de que ese estado
plutocrático pueda sumir los derechos sociales de los norteamericanos
es deteniendo esas guerras.

Lo grave es que también ellos, los jefes corporativos han llegado a
esta conclusión. Los tanques pensantes de esas corporaciones deben
proponer aligerar los acontecimientos, por lo tanto les queda
apelar nuevamente al nacionalismo ramplón y al orgullo patriotero con
una nueva afrenta mejor elaborada que la de las torres gemelas que
justifique la guerra sin fin. Ya comienzan a tejerse la nueva madeja
de complot, de atentados absurdos como el caso que actualmente está
en desarrolla sobre Irán, el narcotráfico y el asesinato del
embajador saudita. Una verdadera obra de Hollywood en materia de
conspiración. Ya se inicio una gran movilización de ejercicios
militares en medio oriente

Por otra parte, la candidatura de Obama para la reelección que está
tan de capa caída que propiciaría un posible pacto para llamar la
atención y levantarla. Indistintamente que la percepción que tienen
los intereses israelitas sobre la administración de Obama y la
situación palestina (que cada día se les hace más insostenible).
Ese sometimiento y atropello al pueblo palestino no puede ser
eterno. Ellos, la camarilla fascista que gobierna Israel saben que en
un segundo mandato de Obama, el morenito se les puede volcar en otros
objetivos y como ya tiene la experiencia del ex presidente Carter
cuando los obligo a los acuerdos de camp Davies. Esa experiencia no la
quieren repetir, por ellos desean firmemente una provocación a Irán,
que obligué a EEUU tener que asumir el conflicto con su aliado. Por
último, tampoco puede dejarse de lado en estos análisis sobre los
vientos de guerra, la presión sobre Paquistán para quedarse con su
arsenal nuclear.

Ojala que las predicciones del comandante Fidel Castro no se
impongan al final.

Sería una desgracia de la humanidad.

delfin191@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1479 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a131887.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO