Entrampados por el pragmatismo: La tercerización al galope

Los ataques de la canalla internacional y de sus marionetas en Venezuela, el oportunismo y la deserción de la 5ta columna, el saboteo y la ineficiencia de algunos son el karma que enfrenta todas las revoluciones. La maliciosa propaganda orquestada por la canalla burguesía contra el gobierno revolucionario encuentra "justificación" gracias a la irresponsabilidad de algunos quienes fueron designados para dirigir puestos claves dentro del Estado. Pero también gracias a la irresponsabilidad de algunos ministros a quienes, muchas veces, la carencia de ideas, la comodidad, el sectarismo, el amiguismo, el burocratismo y el pragmatismo han sabido envolver.

La canalla burguesía ha repetido hasta la saciedad que "las empresas que son manejadas por el Estado se caracterizan por la ineficiencia y corrupción". Ellos ahora intentan manipular al pueblo con falsos juicios que persiguen asociar las fallas que se presentan en algunas de las empresas o instituciones del Estado al propio modelo socialista que se intenta construir en Venezuela.

Gracias a la irresponsabilidad de muchos, o mejor dicho, la responsabilidad de algunos, la canalla no tiene que esforzarse mucho para manipular y demostrar la supuesta "veracidad" de sus planteamientos, pues, nuestros siempre complacientes e ineptos burócratas les ahorran el trabajo. Hoy nuestros complacientes tecnócratas, cónsonos con las ideas de la burguesía, continúan y profundizan la tercerización operativa de las industrias más importantes del país, disfrazando el engaño con medidas que –dicen: “persiguen rescatar la rentabilidad y eficiencia de las empresas del Estado”, mientras que, por otro lado, continúan marginalizando la participación de su personal fijo (el funcionario público) de las actividades medulares de la industria relegándolo a simples tareas administrativas y burocráticas. Saben que con ello contribuyen en engordar sus bolsillos con jugosas comisiones que devienen de las licitaciones. Algunas de las más grandes empresas del Estados se han transformado en grandes empresas financieras de las contratistas privadas.

Mientras sigamos teniendo "dioses" por ministros aturdidos por numerosas responsabilidades, y entrampados por el pragmatismo y la comodidad de sus despachos. Mientras continuemos careciendo de un Partido (PSUV) consolidado que pueda velar por la función del Estado. Mientras tanto, la revolución seguirá estando entrampada por el pragmatismo y nuestros tecnócratas continuarán mellando el discurso revolucionario del Comandante Chávez.


basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2599 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: