División social del trabajo gran brecha clasista. El salario y sus contradicciones de clase en la Campaña Admirable

Revolución fragmentada

La Campaña Admirable, como la propuesta de una cruzada inmersa en  cultura socialista critica,  no fragmentada  en antisocialismo dividido, superar las contradicciones,  voluntad de razón como producto de una filosofía estructurada en  lógica-analítica, que cohabita  transitando actualmente en el flujo dialéctico  de teoría y praxis efectiva de la revolución venezolana, con el  decisivo poder político-económico. El poder cognitivo de asalariados orgánicos, diría Gramsci. Mimetizados.

Pronto ¿procederá el salario socialista?, pues mientras las divisiones abismales del trabajo persistan, los salarios desproporciónales e injustos prevalezcan junto a desempleo aunque poco, esto será un remedo de socialismo vulgar. Hablando marxistamente y tratando de no ser absolutista, pues no poseo la verdad, nadie.

Accionando desde los sistemas estructuralistas, funcionalistas positivistas o marxistamente variando las derechas y escalas de izquierda, desde  los antagonismos y contradicciones comunales, hasta los  criollismos marxistas y la violencia del fascismo puro venezolano. El fascismo es la lujuria de la violencia contra el bien ecológico-humano… Por eso la transformadora revolución de la ciencia. 

Existencialismos en  ideas y relaciones de producción, de trabajo-salario-valor-cambio-uso, consumo, como agregado marxista doctrinal  filosófico de estética social critica a las estructuras del Capital en crisis. 

Inconsciente conciencia de clase suprimida, el socialismo es la vacuna para no perecer.

Una moral mercantilista,  entre otras, -que no tiene patria-   que deviene básicamente de la base de producción  conocida como estética de la diversidad cultural positivista. Mal aprovechada de ontica  pseudo-capitalista.

Trabajo codificado en intelectual-mercantil que se ha clasificado positivista, “dinero” comercialista, liberal, pues proviene de modos y relaciones de producción empresarial  pseudo capitalistas. Con inducción al consumo y su producción, adiestrando para el trabajo capitalista moderno a lo Taylor.

Propiciando con este divisionismo laboral intrincar  diferencias conceptuales de base filosófica liberal en los reglamentos jurídico que actualmente se  gestan desde las orgánicas leyes educación,  y consejos comunales. Confundir al pueblo.

Produciéndose con esta dialéctica negativa “contradicciones burocráticas” propia del capital, trabas de relaciones jurídicas laborales. Impidiendo la construcción del  autentico socialismo científico, el de investigación, acción, participación y transformación  IAPT, perenne.

Manteniendo oscuras prácticas que perjudican la transición 21, como Proyecto Nacional Simón Bolívar. PNSB.

Simplificado, parcelando  -cursos-  supuestas capacitaciones en el saber, enajenando al trabajador a expensas privadas,  fragmentando y dictando la producción como mercancía pura.

El conocimiento en función  solo de lo adecuadamente rentable. Capital por interés por tiempo.

Certificando y descertificando modos de productividad,  -relaciones-culturales,- autóctonas y autónomas.

Liberalmente o creando secciones especialistas  a ultranzas del monopolio del saber, que dicen poseer absolutamente.

Fascismo ilustrado.

Áreas especializadas sobre la cuales dicen tener un proyecto con su correspondiente y justificada teoría en cuestión.  O, si no, crean una ciencia a su medida y, la institucionalizan con presupuesto y todo.

Ciclo de banalización  de la  educación integradora, que debe ser advertido como vulnerable para el socialismo constructivista, concreto- real.

La experto-especialización,  no es prioridad in extenso, sólo divide más y más el trabajo. Aumentando los salarios de la desigualdad sustancial.

Crea mas burocracia injustificada en la producción nacional exportable de más mínima  manufactura de techne social venezolana,  interpretando un poco  a --La ciencia su método y su filosofía, de M Bunge-- 

Burocracia inédita en praxis, con una teoría para exportar, de modo tal que  aseguren  culturalmente el  desarrollo en dominio  sobre la ciencia socialista y sus múltiples tareas o atribuciones. La ciencia es poder. Político económico en toda geografía y clima.

De transferencias tecnológicas  de técnicas y  métodos,  moral y tecnología socialista, casi que intransferible por las exigencias ético-morales que implican y demanda.

Allí esta nuestra parcelación-especialización para el desarrollo autosostenible dentro de la no división del trabajo y sus desajustes desestabilizadores.

Instrucción integradora para el desarrollo de las fuerzas de producción.

Con un plan de ley distributivo socialista del bienestar. El contrato social socialista.

Obligarnos a capacitarnos y actuar en el imperativo categórico de las  voluntades, ¿la pregunta del por qué de la cosa? fenomenológica imprescindible en la consecución de la estética del bien colectivo, como lo es, la socialización del trabajo en común. Ética del Socialismo21 trascendentemente progresista.

arteawao2003ayahoo.es

Bibliografía

Proyecto Nacional Simón Bolívar.

Misión y Visión de la Universidad Bolivariana de Venezuela.

Misión Alma Mater.

Misiones, Rivas y Sucre.

Proyecto de Ley Orgánica de la Cultura

Calculo Diferencial  e Integral,   Louis Leithol.

La Fenomenologia del Espíritu…  Hegel GFW.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2330 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a97991.htmlCd0NV CAC = Y co = US