Las hojas y el bosque



LAS HOJAS Y EL BOSQUE.

Hace tiempo el PSUV viene actuando bajo esquemas parecidos a los del MVR. No en balde nace de este y como consecuencia heredó sus contradicciones. De no haber una reflexión y una autocrítica profunda pudiera sufrir la misma suerte que su predecesor. Es momento para tomar decisiones claves, como por ejemplo, lo que expresó Mario Silva anoche en La Hojilla sobre una ley que expulse de la Asamblea a quienes una llevados allí por el voto del partido, traicionen sus principios.

Ahora, luego de la brincada de baranda de Henry Falcon Crest, saltan de sus curules Pastor Pausides González y Rafael Escalona para caer en el micromundo de Polar Para Todos. Es decir, ya en esta Asamblea tenemos al segundo vicepresidente y a dos diputados – seguro hay otros- que junto a Podemos conforman una corriente contrarrevolucionaria. Inoculados por la derecha pretenderán fortalecerse para confeccionarle una mortaja al proceso, pintarrajeados de democracia. Creo que eso es notorio, suficientemente notorio.

Entre mayo y junio del 2008, en una serie de cinco artículos llamados “Batallón Adentro”, señalaba cómo las maquinarias políticas regionales formadas al calor del proceso, asfixiaban a las bases, impidiendo que se desarrollaran foros y discusiones, tanto para la planificación de las políticas públicas como para la profundización ideológica ¿Es acaso desproporcionado decir, en vista de los hechos, que esto sigue sucediendo? ¿Cuántos micro partidos existen ahora en gobernaciones y alcaldías a nombre de quienes detentan el poder y que sabemos, por sus actos, que son leves camaradas?

Los alacranes están alborotados. Es cierto que es bueno que pase, pero mejor sería que atajáramos al perro antes de la meada. Yo no se si pueda aprobarse una ley de esa naturaleza, pero pienso que si puede aprobarse dentro de los estatutos del partido o dentro de las normas electorales internas que se impida que esas perniciosas maquinarias, comandadas por gobernadores y alcaldes, quienes a su vez son en su mayoría directores regionales del partido, impongan candidaturas. Son innumerables las denuncias al respecto.

Ciertamente, los delegados y delegadas conforman un grupo con fuertes capacidades revolucionarias y son expresión de una escogencia de las bases. Sin embargo allí se colaron oportunistas y funcionarios que deberían estar ejerciendo sus funciones. El Líder Comandante se los dijo clarito. Sin embargo sus operadores políticos están dentro.

Si no se impide expresamente que estas maquinarias arranquen, si no se prohíbe – suena fuerte pero es necesario- que funcionarios se postulen, no estamos espantando al perro. Asistiremos a episódicas maromas de talanquera ante nuestra inercia.

Se siente en el ambiente lo que dice Marciano; es algo subterráneo que está por asomarse. Pero su olorcito ya lo conocemos: Es la oligarquía que está a punto de sacar de nuevo las garras.

Las hojas son estos capítulos de saltadores de talanquera; el bosque sigue siendo un golpe de estado. Ojo pelao.

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2857 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas