Chávez y la Revolución Bolivariana

¿DETALLES Y PEQUEÑECES?…Cada vez que el Presidente hace llamados, casi suplicas, sobre el trato que hay que darle al pueblo, apunta las características de un sistema social en el cual lo prioritario es el ser humano. ¿Cuál es tu nombre y apellido?, ¿Dónde y cómo vives?, ¿A qué te dedicas?, ¿Eres casado o casada?, ¿Tienes hijos?, etc. Ustedes se han dado cuenta de las conversaciones de Chávez cada vez que tiene la oportunidad de entrevistarse con la gente ya sea por la entrega de un crédito, una vivienda o por otro motivo. Aunque son pocas las oportunidades que se les presentan a nuestros ciudadanos, no dudamos que en esos momentos hay una relación de transparencia y sinceridad. Chávez no permite la duda, menos la demagogia, tan sembrada y cultivada en la política latinoamericana.

A propósito del comienzo de un nuevo año es propicio el momento para revisar el comportamiento de los funcionarios públicos y de manera muy especial para quienes militan en las filas de los partidos de la Revolución, quienes deben estar convencidos del carácter socialista de este proceso. Por tanto, la exigencia y la entrega no deben escatimarse. Si es verdad que hay convencimiento de lo que se quiere, no debe existir ningún tipo de duda que el eje central de esta Revolución es el ciudadano. El venezolano y la venezolana común y corriente. Aquellos y aquellas que durante décadas fueron relegados de los servicios fundamentales que un estado debe ofrecerles. Hablamos de educación, salud, trabajo, recreación, vivienda y alimentación. Todo enmarcado en una relación de respeto a la dignidad de cada quien.

¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?...El mensaje es sencillo y directo. No hay razón para que el Presidente se la pasara todo el año hablando de las tres erres (3-R) y pocos tomaran en serio sus sugerencias. Llamémoslas más bien imploraciones. Como dicen, el tipo es chévere pero no le paran. Y aunque muchos tratan de imitar a Chávez, hacen alarde de sus propios estilos. Lo malo es que muchos de esos estilos son los que se pretenden cambiar, predominando el comportamiento y las malas costumbres de los “servidores públicos” de la cuarta república, que se reproducen con una vitalidad sorprendente.

Es el momento para retomar la mirada y la atención en el principal protagonista de todo proceso de cambios como es el pueblo. Asumir el compromiso de todo revolucionario, y el caso concreto de Venezuela redoblar y afianzar el exitoso trabajo de las misiones para ser consecuente con la propuesta humanitaria que caracteriza la Revolución Bolivariana y con el Presidente Chávez, como guía de este proceso. A todos los lectores, mil felicidades en este nuevo año.


juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2728 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a92994.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO