Roncar a Chávez

En una oportunidad, el presidente Hugo Chávez insistió en la reducción de los escandalosos salarios que funcionarios de alto nivel ganan en la administración pública y muchas empresas del Estado, pero pese a la importancia de tal petición, cayó en el terreno fangoso del olvido y, que yo recuerde, no ocurrió algo realmente significativo que estremeciera a la población. Se continuaron cobrando los astronómicos sueldos.

Y quiero subrayar la relevancia de esta medida, porque estoy convencido de lo que dicen y escriben muchos expertos, quienes advierten que este tipo de acciones en una revolución pacífica contribuyen a blindar la autoridad moral de aquellos hombres y mujeres sobre los cuales recae el peso de conducir este proceso junto al Comandante, quien pide luchar contra la inmoralidad, la corrupción, acabar con los viejos vicios, para poder transformar la patria, como parte de la batalla de construcción del socialismo del siglo XXI

El ex presidente de la República, José Vicente Rangel, igualmente opina que el Proyecto de Ley para establecer topes de sueldos de altos jerarcas del Estado, propuesto por el Presidente, ayudará a ahorrar recursos y a moralizar la administración pública.

Creo así, que en aquel entonces, Chávez lanzó una bombita, pero ninguna de los funcionarios del Gobierno que ganan salarios exorbitantes, fue capaz de batear, y ahora tras la crisis financiera mundial, el tema vuelve al tapete con el añadido de que el Jefe de Estado firmó un decreto al respecto durante un discurso en el que advertía que “el ejemplo hay que darlo por casa”.

Luego, el alcalde del Municipio Libertador, Jorge Rodríguez, informó sobre la publicación de las normas tendentes a la eliminación de los gastos superfluos en la Alcaldía de Caracas ¡Como debe ser!

Pero dada la importancia de la moral para cualquier militante del proceso y observando la campaña de descrédito de los enemigos en contra de los altos empleados gubernamentales, ¿Por qué además de sincerarse los sueldos y los gastos, no hacen público una especie de declaración de bienes, un balance patrimonial detallado? ¿Qué tenían antes? ¿Qué tienen actualmente? ¿Cómo lo obtuvieron? ¿De dónde sacaron el dinero? Eso sería una manera de roncar al Comandante y al pueblo en cuanto a honestidad se refiere, y de hacer tragar las infamias a esta oposición que no cesa de echar a correr bolas y generalizar sobre una supuesta corrupción del entorno presidencial. Ahí les dejo eso, a ver quién lanza la primera piedra y da esa lección revolucionaria. Venezuela se sentiría muy orgullosa del que lo hiciera, de eso no tengo la menor duda.


(*) Periodista
albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2147 veces.



Alberto Morán (*)


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a75832.htmlCd0NV CAC = Y co = US