Chávez: El alma de las cumbres

Todos recordamos la primera visita del comandante Chávez a tierras árabes y las famosas premoniciones hechas por el mandatario venezolano en materia energética y la necesidad de unirse en estrategias fortalecedoras, la particular comparación de los precios bajos del petróleo para aquel entonces, con el costo de un barril de champú, también vaticinaba la necesidad impostergable de mudar las reservas internacionales desde el norte de EE.UU hacia bancos regionales o fondos monetarios propios de los países emergentes y la creación de mecanismos comunes de desarrollo. También colocaba por primera en la palestra arábiga, la creación de un exclusivo banco de la OPEP, cuyas ganancias fuesen traducidas en tecnologías e inversión en nuevas plantas de refinación y exploración de plataformas gasiferas.

Ahora varios años después, vuelve el integrador por excelencia, a la mágica tierra de las mil y una noches, a la Cumbre de Doha , pero ahora con un panorama mundial matizado por todas las predicciones cumplidas, amenazas en ciernes, profecías vaticinadas en pleno desarrollo y toda la estela de descalabro económico dejado por las grandes potencias y sus aliados. Sin embargo en algunas de sus intervenciones el líder venezolano exhortó a los mandatarios árabes y sudamericanos a retomar algunas propuestas de integración, que desviaran la atención mundial hacia ese eje de poder con más simetrías que asimetrías, con un gran parecido geográfico y climático, con grandes recursos y potencialidades complementarias.

Hoy el mundo se mueve buscando salidas, y el escenario de estrategias políticas, económicas y sociales acapara los titulares de los periódicos, al resaltar reuniones como la del G8 en Roma, el G20 en Londres, de donde sabemos nunca han salido soluciones contundentes que favorezcan los intereses latinoamericanos, con el respeto que se merecen Chile, Argentina y Brasil, integrantes de estas reuniones, cuyas sedes normalmente son incendiadas por protestantes que nunca han perdonado las políticas neoliberales, capitalistas, violadoras de los derechos humanos y destructoras del ambiente que destacan en las declaraciones finales estos depredadores de oficio.

Por el contrario se abre un compás mundial, un abanico de posibilidades, una búsqueda de otros horizontes no hegemónicos, progresistas, socialistas, anti neoliberales que pongan en primer lugar al hombre y luego al ambiente. Es por ello que el mundo exige otros derroteros, un cambio de brújula, pero radical hacia el Sur. El presidente Hugo Chávez es uno de los lideres mundiales que ha comenzado hace rato a girar el timón de la nave y busca afanosamente en estas cumbres el modelo alternativo perfecto, el de la integración, el del sueño de Bolívar, el humanista, el de la vida.


Patria, Socialismo o Muerte……….Venceremos

eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2332 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad