La Rebelión Popular del 27 de febrero

El 27 de febrero de 1989 se inicia en Guarenas, primeramente, y en Caracas,  posteriormente, un amplio movimiento de rebelión popular que se manifiesta en contra del aumento desproporcionado de los pasajes de transporte público y de los precios de la gasolina, lo cual formaba parte del paquete de medidas económicas neoliberales recomendadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y anunciado al país el 16 de ese mismo mes por el entonces Presidente Carlos Andrés Pérez. Sin embargo, las causas de este estallido social espontáneo habría que rastrearlas en una multiplicidad de factores: políticos, sociales, económicos y culturales que, por sí solos, no serían determinantes o únicos a la hora de explicarlo, como lo han pretendido (y siguen pretendiendo) algunos estudiosos del tema. Hay sí una manifestación de rebeldía colectiva, contenida y reprimida durante un largo período por el sistema dominante, desde la caída de la última dictadura militar el 23 de enero de 1958, que terminó por deslegitimar el modelo político-económico de democracia representativa-populista, envuelto en una crisis de credibilidad y de apoyo popular desde hacía décadas, gracias a la deuda externa y a la corrupción impune, al igual que su modelo de capitalismo rentista. Así, pues, la democracia petrolizada, cuyos inmediatos beneficiarios siempre las elites empresariales, sindicales, partidistas, militares y eclesiásticas, venía arrastrando una enorme y creciente abstención electoral que la dejó, prácticamente, sin un fundamento social real, con una alta cifra de excluidos social y económicamente que aparentemente no existía para ningún gobierno, pero que era lícito maltratar, reprimir y asesinar en nombre de un orden democrático sólo existente en discursos sin conexión alguna con la realidad del país.

Según Manuel caballero, durante ese 27 de febrero, “como en 1936, como en 1945, como en 1958, dos actores se hicieron presentes en el escenario: la calle y el ejército. Apenas el año pasado (1988), nos era posible proponer la caracterización del actual sistema venezolano como un sistema político producto de un equilibrio entre el ejército y la calle, esta última a través, representada, por la mediación de los partidos políticos. En los sucesos del 27/2 esa mediación estaba ausente: de nuevo fueron dueños de la escena el pueblo (llámese como se quiera: la calle, la anarquía, la democracia) y el ejército”. Un punto de vista muy interesante que podría arrojar otras conclusiones igualmente interesantes e inquietantes sobre lo que ha sido la historia contemporánea de Venezuela, lo cual induce a este historiador a plantearse que “el 27 de febrero fue un 23 de enero social”, orientado a desahogar las frustraciones y las humillaciones que fueran acumulándose a través del tiempo mientras las capas dominantes se regodeaban en su burbuja de cristal, con sus privilegios y negocios, producto de la corrupción administrativa y de la impunidad que los amparaba sin recato alguno. Esta fecha evidencia el abismo que separaba a éstas del pueblo.

En palabras de Douglas Bravo, dirigente del PRV-Tercer Camino y ex guerrillero venezolano, “la revuelta de febrero impulsó las viejas contradicciones de la sociedad venezolana y, sin detenerse allí, creó otras; al mismo tiempo es el primer acontecimiento de carácter nacional de la nueva era de las luchas sociales con indudable alcance hacia el siglo XXI; hizo estallar fuerzas acumuladas en 31 años para dejar establecidos hechos, cuyas bases constituyen cambios sociales, militares, políticos, jurídicos, culturales y espirituales”. Sin duda, tal acontecimiento removió profundamente los cimientos de las estructuras montadas por el Pacto de Punto Fijo, marcando el comienzo de su fin, y le devolvió a las masas ese protagonismo y papel constituyente que le fuera usurpado tras el 23 de enero; cuestión que todavía no ha culminado, manteniéndose en un proceso de definiciones y avances que anuncia una revolución popular inédita, pero definitiva. Sin marcas del pasado.-             

¡¡¡REBELDE Y REVOLUCIONARIO!!!

 

¡¡Hasta la Victoria siempre!!

¡¡Luchar hasta vencer!!

 

mandingacaribe@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5681 veces.



Homar Garcés


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a73275.htmlCd0NV CAC = Y co = US