La formula de Venezuela

Poner en practica la formula venezolana es básicamente un proceso político que implica cambiar los patrones imperantes de autoridad y poder. La participación de la comunidad en la gestión y el control de los recursos a escala de la producción petrolera fue el mecanismo principal hasta garantizar al pueblo la seriedad de la revolución. Las intervenciones del pueblo son el punto de partida de la formula de Venezuela por su inclusión y participación en la toma de decisiones.

La formula permite aumentar a lo largo del tiempo su extensión y participación con el apoyo de todos los poderes sobre el terreno con los hechos existentes. Hace hincapié en la participación de toda la sociedad en sus intervenciones electorales. Las iniciativas basadas en la comunidad, en las instalaciones construidas para entregar al pueblo salud y educación o los servicios de extensión para la industrialización y la soberanía alimentaria son las prioridades de la nación abordando la masificación del transporte ferroviario para facilitar y abaratar costos sobre la autonomía de la financiación interna paliando la crisis financiera global, permitiendo con mucha profundidad que el desarrollo humano siempre sea una prioridad con nueva moralidad entre el pueblo y los militares para que estos últimos con el respaldo de toda la nación resguarden la soberanía territorial.

Entre los años 2005 y 2009, Venezuela logro implementar de mejor manera su formula, los países se interesan y ya forman parte de la integración bolivariana cuya escala se amplio a todos los países del mundo entre ellos Rusia, China, Irán, Bielorrusia, abarca Asia, África, Europa y América Latina, La formula de Venezuela es respetada en todo el mundo por la amplísima aceptación del pueblo medida por organismos internacionales que comprueban la inversión social, masa encargada de las metas y su cumplimiento optimizando recursos. Se considera que la iniciativa distribuye mejor los recursos y la ampliación de los servicios existentes 700 módulos de salud y más de 3000 centros educativos nuevos mas un sinfín de obras pequeñas, medianas y grandes, en manos del pueblo, incrementa su capacidad quien administra su poder y desarrollo.

La formula de Venezuela esta diseñada a mejorar continuamente porque las necesidades sociales no se detienen, la atención básica aumenta la eficiencia y esta necesita continuidad, viabilidad económica y equidad a fin de responder a las necesidades adoptando un plan de cobertura integral enfocada primordialmente en el acceso a la salud con medicamento y educación gratuita. La preparación de nuevos profesionales de la salud se esta dando de apoco contrarrestando el negocio de la salud que invadía Venezuela antes de la revolución, médicos con otra vocación de servicio. El medico de ayer hoy, participando desde las comunidades directamente, fortaleciendo el proceso revolucionario.

La financiación de los programas sociales basados en la autonomía y la autofinanciación le permite a Venezuela ser un modelo a seguir y solventar la reseción por un tiempo sin que se afecte la inversión social, gracias al buen manejo económico sobre las reservas internacionales de mas de 31 mil millones de dólares fuera de los EEUU, mas un crecimiento sostenido del PIB que le permite la equidad y la igualdad social. A partir de este año la formula de Venezuela se empeña en la ampliación del proceso, etapa fundamental para su despegue definitivo.

El ejemplo venezolano de llevar constantemente al pueblo a las urnas para que apruebe o desapruebe democráticamente todo lo que se le propone, causo una grata impresión imitada de inmediato por otras naciones cambiando su constitución, para sobre una base legal empezar a construir su futuro sobre los resultados presentes. A este programa se le atribuye el cambio fundamental para el sostenimiento de un gobierno en América Latina específicamente. La integración de las fuerzas militares con el pueblo rompe todo esquema sostenido por los EEUU para golpear gobiernos que no le eran favorables. La introducción de medidas completas como la reserva o las milicias populares acercaron a los militares al pueblo superando el prejuicio de castas imperante en todo el continente promovido desde la Escuela de las Américas. Los niveles de cobertura social alcanzados tras esta iniciativa no tienen parangón pues no solo abarca obras sociales, sino el control de la soberanía y la amplitud democrática, ya que los militares también votan, convirtiendo a Venezuela en una de las naciones más democráticas del mundo.

El resultado de las investigaciones sobre el terreno basado en la experiencia y su desarrollo soberano es una respuesta práctica a la creciente complejidad de construir un socialismo científico debido a la prolongada guerra sucia desde adentro y fuera por intereses del capital que desean afectar la formula de Venezuela sin lograrlo. La supervivencia de Venezuela depende de su propio pueblo y eso le da posibilidades de triunfo infinitas para conquistar su alternativa bolivariana de las Américas, ALBA, objetivo social en el siglo XXI.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12533 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular