Los pobres diablos que solo queremos expresarnos

Al principio dios creo al; ¡ah! No, me equivoqué, disculpen esta distracción; pero es que, la vaina se presta, porque para una persona como yo; que toda su HIDEPU vida solo conoció, los alaridos desesperados de sus progenitores, es decir, papa y mama, en los momentos cuando nos llamaban a uno, para caernos a coñazo, por algunas de esas travesuras de niños que solemos cometer en nuestras infancias, resulta todo un éxtasis y una masturbación cibernética, el tan solo poder manejar un aparato, por el cual poderme comunicar con buena parte del mundo, tan solo con un clic, cuando que antes, me costaba, casi cuatro meses y hasta un año poder ver a mi abuela PANCHA, que vivía, en el pueblo de "MANGO DE OCOITA"…para los que no lo conocen este es un pueblo del estado Miranda, enclavado en la mitad del centro sur este de BARLOVENTO…en una modesta casita o choza porque para cuando yo nací, a los pobres diablos, solo le quedaba sobre vivir.

Ahora resulta que tengo toda esta tecnología…por cierto, y para que nos enteremos; la tecnología no es más que; el conocimiento aplicado…algunos cuantos conocimientos de algunas realidades, y cuando trato de expresarlas o darlas conocer al mundo, resulta que; por no tener, un formalismos técnico, en cuanto a la manera y forma de expresar las ideas, resulta que, los encargados de dar a conocer a mis iguales, la manera en que nos debemos expresar, estamos siendo, de manera muy sutil y subliminal, silenciados, por algunos medios cibernéticos alternativo. Si esta guebonada estuviera pasando hacen unos 25 años atrás, cuando los pobres diablos, no teníamos ni siquiera la posibilidad, de que supieran de su existencia, a lo mejor me quedaría con la lengua metida en aquel lugar secreto a donde no nos llega el sol, por mas desnudos que estemos ¿Pero en pleno siglo XXI, donde la tecnología y la necesidad de expresarse libremente, están declarado como un derecho humano universal? Esa sí que no la entiendo.

A los señores que tienen la hegemonía, la autoridad y el monopolio de las redes de las comunicaciones alternativas; y en sus páginas web, tienen la posibilidad de; quitar, poner, excluir y determinar ¿Qué cosa es buena y que cosa es mala? Para poderla publicar en sus páginas web, creo que se deben enterar hermanitos, que, en Venezuela, ya no somos tan salvajes, ni tan ignorantes como hace 25 años atrás, hoy en día, hay…a pesar del sabotaje que le tienen a nuestro comandante en jefe HUGO RAFEL CHÁVEZ FRIAS, para que su proceso político de cambios profundo, no se consolide…una enorme cantidad de pobres diablos, que dejamos de ser tan ignorante como en el pasado y que tenemos los conocimientos prácticos, aunque no los técnicos, para saber, como expresarnos y que se nos oiga, como solos los pobres diablos, sabemos hacerlos y que no somos intelectuales, para estar filosofando guebonas en estos espacios creado, supuestamente para el debate plural, pero con nuestras propias formas y manera de expresarnos.

¿Que mis escritos no son bonitos, ni derrochen virtudes? Esa guebonada me tiene sin cuidado, pero si me da mucha arrechera, que personas, que no mas ayer se decían defensores de la verdad, hoy porque un pobre diablo como yo, no esté a la altura de intelectualidad, que hoy dicen tener algunos, se me pretenda callar. A lavarse ese QLO.


MARGINALES AL PODER de las painas de comunicación alternativa. CABACOTE.

Hasta la victoria; siempre

PATRIA SOCIALISTA O MUERTE

¡VENCEREMOS!

cabacote@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2279 veces.



Jesús Chúa Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: