Usted me perdona, Don

Por si no lo sabe

De nuevo las maquinarias políticas de los feudos y comarcas se mueven para allanar el camino hacia la Asamblea Socialista Bolivariana. De nuevo manipulan y tergiversan información y directrices para colocar a su favor a las piaras políticas que se van tras ellos por mendrugos y promesitas, cual sardinas en pos de apetitosas migas; por supuesto, para caer luego en la red electoral que demasiados insensatos no reconocen sino cuando el ahogo deviene. Muchos ni siquiera intuyen que la conformación del PSUV y el proceso electoral que se avecina conforman una dualidad intrínsecamente ligadas al avance necesario con la velocidad requerida y en el sentido correcto, que requiere la revolución.

Con la premura del caso y con el desconcierto inserto en las filas de los delegados de las circunscripciones, se adelantan escogencia de los delegados y delegadas a la ASB, bajo la conocida estratagema de “rapidito antes de que amanezca” para escoger a personajes maleables y sujetos a los intereses de cada señor feudal.

Este es un momento crucial para las bases del aún no nacido partido. Si queremos que se levante fuerte no podemos permitir que en una escogencia tal crucial intervenga el poder constituido como río crecido. Hago un llamado de atención al Comité Nacional del PSUV para que se imponga del conocimiento de lo que ocurre o está por ocurrir en las regiones para que de una vez por todas abra un canal de comunicación directo con las bases y para que informe que tal escogencia debe darse en sus senos sin la maraña politiquera que intenta urdir nuevamente la derecha endógena.

Repito: Las salas situacionales deben ser permanentes, pero deben estar en manos de los delegados, con todos los elementos logísticos indispensables para coordinar las acciones. Tic tac, tic tac, el tiempo sigue su curso.

Harto conocido es que aquí cada conde y lord esta cuadrando sus cuentas para sacar el mayor provecho posible en los sufragios del próximo- muy próximo- Noviembre. ¿Es que acaso vamos a esperar como ovejas en un redil a que nos digan que hacer? ¿Será posible que las huestes de los barraganos pro imperialistas, de los seudo revolucionarios impongan una vez más delegados? ¿Es que no hubo suficientes ejemplos públicos y notorios en las recientes elecciones de delegados y delegadas de circunscripciones?

¡Las revoluciones que se desaceleran, se joden! Eso debe ser sabido por todos, pues el imperio solo teme a quien no le da tregua.

Solo el Pueblo salva al Pueblo. Solo el Pueblo salva a Chávez.

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1822 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas