Revolución, Propuesta y Transformación

Pero ¿para quién es ya una noticia las dificultades, las verdaderas resistencias que los cuerpos legales, que las autoridades constituidas, que los intereses creados y el capital, oponen a la Revolución en todos los sectores? En efecto, la administración, vinculada a los partidos políticos adeco-copeyanos y a la oligarquía, oponen una resistencia violenta e inmoral al Proceso Revolucionario. Ignorando toda autoridad que no sea la de los cogollos partidistas y la de los grandes Intereses Económicos. En realidad, en diciembre de 1998, el punto fijismo había quedado deshecho y el poder de las calles pasó al lado de la Revolución. Por primera vez se expresa una conciencia nacional que no está reducida a una minoría de clases, de casta, o de oficio, que crea las bases de un nuevo Estado, de un nuevo poder. Después de pasados los primeros meses, las anteriores clases dirigentes están intentando de volver al Gobierno y hacerse con la situación, en ese sentido vienen actuando los partidos del Punto Fijismo y la Oligarquía con el apoyo del Imperialismo.

Ahora bien; esa conciencia y esa acción espontánea no están tejidas uniformemente en el mismo cañamazo ideológico. Una minoría responde a la politiquería del punto fijismo, otra a la Oligarquía aliada con la Conferencia Episcopal: En ella desempeñan papel primordial las ideas de defensa de los intereses de las clases dominantes y opresoras. Otra, las mayorías, en cambio, actúan inspiradas por ideas revolucionarias y quieren transformar el país, por medio de la democracia participativa y protagónica, eliminando la exclusión y la miseria; en busca de la igualdad para todos. La primera se desarrolla sobre todo bajo la protección del Imperialismo, que pretende apoderarse de de la economía y nuestra riqueza. La segunda opción está apoyada por las clases pobres de las ciudades y del campo. Pero sólo en las clases pobres predomina el sentimiento de Construir una Nación Soberana e Independiente. El Presidente Chávez Líder de La Revolución y que tan importante papel desempeña en todo este período histórico, enjuicia el fenómeno así: “acompaño el sentimiento unánime de mejora del pueblo, por tal motivo, voy a convocar una Reforma Constitucional”. Este sentimiento iba a quedar como rasgo esencial, porque ratificaría los logros alcanzados en la Constitución de 1999, y que, sigue siendo Bandera de Acción y Renovación a lo largo de estos últimos nueve años.

Vemos, pues, que desde el comienzo de la Revolución Bolivariana se perfilan estos fenómenos: ausencia del poder real de los partidos del punto fijismo, cuyo liderazgo es reemplazado por los medios de difusión mediática, a la cabeza de los cuales está el canal golpista Globovisión, que es el que se hace cargo de las directrices y del financiamiento según las ordenes que le llegan del Gobierno de los Estados Unidos. La Oligarquía a través de sus empresas; (acaparadoras de alimentos) la Banca tanto la nacional, como la transnacional, también forman parte de este financiamiento de forma espontánea; todos se en compincharon y conspiran para impedir el triunfo de la Revolución y la continuidad de Chávez en el Gobierno. Todo esto motivado por la fragmentación y multiformidad de las reacciones que son generadas, como consecuencia de la dispersión real en las filas de los partidos del punto fijismo y de los grupúsculos oposicionistas, que tratan de recomponer esos fragmentos sin éxito en una unidad. Lo que continúan intentando desde el descalabro que sufrieron en los comicios electorales de 1998; por carecer de un programa de gobierno con el cual competir en igualdad de condiciones con la Revolución. Estos diversos grupos, están tratando de ponerse de acuerdo para crear una dirección única, con un anhelo de profundo sentimiento de unión; pero está mezclado de prejuicios insalvables.

Los hombres surgidos del pueblo militantes de la Revolución, que dirigen una acción basada en el apoyo ideológico, tienen la necesidad de buscar formas de organización política que contribuya a crear un sector mayoritario de la población interesada por la participación en los asuntos públicos. Por eso, la creación de nuevas Universidades y aumentar la capacidad de cupo en las ya existentes, la recuperación de las Escuelas Técnicas y la construcción de otras, para formar nuevos cuadros de profesionales y técnicos que necesita el País. La creación de las Misiones y los Consejos Comunales, empiezan a cumplir esa función al asignarles partidas económicas según proyectos presentados y con asesoría del Estado. Grande e inmensa es, sin duda, la gloriosa iniciativa que tomaron los venezolanos revolucionarios, levantando ante Latinoamérica la bandera de la libertad democrática y para que no sucumbiese, están detrás del Presidente Chávez y la Revolución las mayorías del país; ya que, se ha producido un cambio positivo en el bienestar del pueblo, realizando mejoras tan palpables que benefician a las clases más necesitadas. Por tal motivo crearon un precedente a seguir por los países hermanos, al darles el ejemplo y las políticas que deben utilizar para construir un nuevo modelo de país.

Por todos estos motivos es que Chávez nos convoca a los venezolanos y de forma muy especial a los Bolivarianos Revolucionarios, y nos presenta la Propuesta para la Reforma de la Constitución, ya que será la única forma de consolidar todos estos logros alcanzados y marchar a la busca de otros nuevos para el bien de nuestras familias y nuestra Patria. Nos inscribimos más de 5 millones en el PSUV, somos socialistas o NO somos socialistas. ¿Qué nos pasó, “ganó el NO” a que estamos apostando y para quien? Dejamos pasar el Autobús por la puerta de la casa sin montarnos en él ¿Cuáles fueron las causas para no concurrir a esa Cita con la Historia, se tuvo miedo a qué? El socialismo nos dará mucho sin quitarnos nada: Educación gratuita para todos, un servicio de Salud y medicinas sin costo alguno, acceso a la Vivienda subsidiada con intereses bajos, alimentos a bajo costo en los Mercal, todo esto se pierde si los Punto Fijistas llegan al poder nuevamente. Socialmente es preferible, en todos respectos (incluso el del adelanto en cultura), que mejore la vida de la generalidad, que aumente el número de los alimentados, abrigados y domiciliados humanamente, aunque se tengan que privar otros de lujos, suntuosidades y estúpidos derroches; pero si esto es socialmente mejor y más progresivo hasta económicamente, no sucede así burguesamente. Eso es lo que busca el socialismo del siglo XXI. Pregunto, no será que queremos regresar al pasado reciente, donde imperaban la persecución, las desapariciones de personas, los asesinatos, la exclusión y la miseria, “háganse esa pregunta”.

Hablan de Reconciliación y Paz, pero todavía no se han arrepentido de nada. Yo no creo en eso del “chavismo” sin Chávez. Sí Chávez se va, la Revolución no dura lo que tarda cura loco para despabilar, no entienden que lo que ellos buscan es la defenestración total del Chavismo y sus cuadros, política y físicamente.

Con Chávez todo, sin Chávez nada.

Hasta la Victoria Siempre.

Patria. Socialismo o Muerte.

Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2334 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a47428.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO