En la cola del PSUV

Este fin de semana, tuve la oportunidad al igual que muchos venezolanos, de aportar mis datos personales, para ser registrado como futuro militante del nuevo partido político, propuesto por el presidente Chávez. Viéndolo bien, este acto no tendría nada de novedoso, sobre todo en mí caso que vengo batallando con la militancia partidista por encima de tres décadas; pero resulta que por primera vez tuve que hacer mi colita y conversar con los nuevos camaradas que apenas estaba conociendo, y en menos de lo que canta un gallo y no un gallito rojo, me cosieron a preguntas como estas: ¿compañero usted tiene claro lo de la moral revolucionaria?, ¿ cámara, ya usted sabe lo del socialismo, patria o muerte?, ¿que van a decir ahora los del PPT, PODEMOS y PCV?. Y les advierto una cosa, no estaba en la cola con los cuadros, líderes y mucho menos con los flamantes diputados, o con los otrora jefes del MVR y los recién renunciantes de última hora de los partidos “aliados”. ¡No!, ellos estaban muy ocupados y angustiados en la guerra mediática, que quieren seguir librando en el nuevo partido para poder figurar como los sempiternos jefes de esta revolución y sus atesoradas comisiones del 30%.

Mientras la cola avanzaba, las respuestas a las preguntas de los aspirantes a militantes honestos y revolucionarios, revoleteaban y chocaban con un toldo blanco, colocado a trescientos metros de distancias, de nuestras mesitas de inscripción, que parapeteado con un enjambre de micrófonos y acordonados por policías, militares y hombres fuertemente armados, no permitían que los nuevos militantes tuvieran acceso al privilegiado sitio, donde se inscribían las ya viejas roscas, que están cambiando de partido para que todo siga igual.

De todos modos y por respeto a quienes hacíamos la cola no tuve el coraje de responderle a quienes me habían cocido a preguntas, con estas otras preguntas:

¿Y porque los altos burócratas, alcaldes, diputados y cuanto director de algún organismo público, se inscribían en aquella mesa? , ¿Será que, no todos somos militantes rasos?, ¿Será que, una vaina piensa Chávez, y otra estos intocables dirigentes?

Así las cosas, di mis datos y quedé registrado como futuro militante del que aspira ser el partido mas democrático de la bolita el mundo; claro está, si no se siguen instalando mesas aparte, donde se inscriben los militantes de primera y no nosotros, que como diría el camarada Douglas Bravos, pertenecemos a la mayoría; pero a la mayoría del GPR; es decir, al “Grupo de los Pendejos Revolucionarios”.

douglas.zabala@corpomaracaibo.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3348 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas